publicidad
.

Participan unos 7,300 atletas logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc...

Participan unos 7,300 atletas

Participan unos 7,300 atletas

El gobernador de California Arnold Schwarzenegger protagonizó la apertura de los Juegos Olímpicos Especiales en China junto a 7,300 atletas.

Participan más de 7,300 atletas

SHANGHAI, China - Numerosas personalidades internacionales del espectáculo, la política y el deporte acudieron el martes a China para apoyar, con su presencia en la ceremonia de apertura, los duodécimos Juegos Olímpicos Especiales, en que 7,300 atletas con discapacidades psíquicas competirán entre el 3 y el 11 de octubre.

Cerca de 80 mil personas asistieron en la noche a la gala inaugural de estos Juegos creados en Estados Unidos, que se celebran por segunda vez fuera de ese país, independientemente del Comité Olímpico Internacional y de los Juegos Paralímpicos, para atletas con minusvalías físicas, que se disputarán en Pekín en 2008.

En presencia del presidente chino, Hu Jintao, y de sus homólogos de Filipinas e Islandia (Gloria Macapagal Arroyo y "lafur Ragnar Grímsson, respectivamente), el evento fue introducido sobre todo por el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y por el baloncestista chino Yao Ming, considerado prácticamente un héroe en su país.

Schwarzenegger, que dijo que le encanta "inspirar a la gente", se sumó a la delegación de atletas estadounidenses junto a su esposa Maria Owings Shriver, cuya familia está detrás de la creación de estos Juegos, ya que fue su madre, Eunice Kennedy Shriver, quien los fundó en 1968, mientras su hermano Timothy Perry Shiver los preside.

publicidad

Por su parte, el pívot chino de los Houston Rockets de la NBA, pagó una multa de $27,500 dólares por saltarse la sesión de entrenamiento de pretemporada de su equipo y encabezar el martes en Shanghai la numerosa delegación china.

La ceremonia, de casi cuatro horas, movilizó a casi 10 mil personas de 163 países, así como a 5,800 actores e intérpretes, por la inmensa plataforma en forma de X, con dos escenarios, dispuesta en el Estadio de Shanghai.

Tras un momento en que todo el estadio se puso en pie para saludar la llegada del presidente Hu, se sucedió un espectáculo con incontables percusionistas chinos y enormes tambores tradicionales en escena, para dar paso a continuación al desfile de 7,291 atletas.

La ceremonia pretendía subrayar "la dignidad de la vida humana y la belleza de su alma", y transformar el estadio "en un lugar donde las diferencias serán apreciadas y celebradas", según su creador, el estadounidense Don Mischer.

En calidad de embajadores internacionales de los Juegos, participaron en la ceremonia Yao Ming, la actriz china Zhang Ziyi, acompañada del productor estadounidense Quincy Jones, y el actor irlandés Colin Farell.

Este último decidió convertirse en embajador de estos Juegos después de colaborar con ellos cuando se celebraron en su Dublín natal, en 2003.

Coraje, habilidad y disfrute deportivo

Entre los presentes destacan además celebridades como Bruce Willis, Jackie Chan, y Vanessa Williams, y músicos como el pianista chino Lang Lang o el violonchelista estadounidense Yo-Yo Ma, que actuará en la ceremonia con su grupo de cámara The Silk Road Ensemble.

publicidad

También asistieron estrellas asiáticas como David Wu Dawei, Karen Mok, Vicky Zhao y Angela Cho, e incluso Bianca Jagger, la hija del "Rolling Stone" Mick Jagger.

El espectáculo se dividió en tres partes, basadas en las ideas de "coraje", "habilidad" y "disfrute" del deporte.

En la primera, una niña viajaba sobre un verdadero mar humano, a bordo de una barca de un solo remo típica del este de China.

Tras cruzarse con un junco chino con sus velas desplegadas, la niña sufrió una tormenta, hasta que un dragón dorado -tradicionalmente relacionado con el agua- apareció, la rodeó para protegerla y premió su valentía entregándole la perla luminosa que llevaba en la boca.

En la segunda parte ("habilidad"), se evocó un bosque con altas ramas de bambú, donde compitieron un anciano vestido de blanco y una joven de negro, ambos practicando "taiqi".

El escenario pronto se llenó de jóvenes vestidos de negro y blanco que, desde lo alto del estadio, giraban como el símbolo taoísta del "yin" y el "yang" en movimiento, para dar paso a todo un ejército de jóvenes acróbatas con bastones, que hicieron gala de su dominio del "kung-fu" al más puro estilo del templo de Shaolin.

Los acróbatas formaron un castillo de tres alturas de hombres, por donde escalaron dos atletas con discapacidad psíquica.

publicidad

En la tercera parte el compositor chino Tan Dun y el violonchelista estadounidense Yo-Yo Ma interpretaron música compuesta para la ocasión, inspirada en el disfrute del deporte y de la vida.

Los medallistas olímpicos y saltadores de vallas Liu Xiang, por China, y Edwin Moses, por Estados Unidos, presentaron la antorcha al atleta brasileño Michael Riveira, que corrió por el estadio para que, tras varios relevos, acabara en manos del chino Chen Feng, que prendió la llama sobre un anillo de varios metros de alto.

La apertura culminó al estilo chino, con los 5,800 artistas en escena cantando el himno "ni xing, wo ye xing" ("si tú eres capaz, yo también"), y un espectacular despliegue de fuegos artificiales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad