publicidad

Pareja hispana de Georgia quedó varada en México

Pareja hispana de Georgia quedó varada en México

Ramón Gonzales y Angélica Carranza, un matrimonio hispano de Georgia, enfrentan una batalla migratoria para regresar a Estados Unidos.

ATLANTA, Georgia " La historia de amor de Ramón Gonzales y su esposa Angélica Carranza se ha visto complicada luego de que las autoridades migratorias les negaran el retorno a Estados Unidos.

Familiares de la pareja informaron que los jóvenes regresaron a México con el fin de agilizar la residencia legal de Angélica en Georgia.

La joven llegó a Estados Unidos ilegalmente cuando tenía 5 años de edad, mientras que su esposo nació en el país y cuenta con la ciudadanía estadounidense.

Tras contraer nupcias en el 2011, la pareja inició preparativos para viajar a México y solicitar una visa para Carranza.

Sin embargo, autoridades en la embajada estadounidense le informaron a la pareja que no calificaban para una visa y que Angélica no tendría acceso a retornar a Georgia.

Martha Gonzalez, la madre de Ramón, habló con la cadena WSB-TV sobre la odisea de su hijo.

Ella detalló que su primogénito, a pesar de ser ciudadano americano, ha declarado que no abandonará a su esposa en México.

La pareja se mantiene en contacto con su familia en Dalton, Georgia y mantiene en pie su lucha por regresar a Estados Unidos, el país que ambos consideran su verdadero hogar.

Sin embargo, la posibilidad de retornar a casa es una meta bastante complicada debido al estatus migratorio de Angélica Carranza.

La joven tampoco califica para una visa bajo las nuevas normas adoptadas por la administración del Presidente Obama, las cuales le han ofrecido un camino a la legalización a muchos jóvenes inmigrantes en el país.

publicidad

Angélica perdió la posibilidad de solicitar una visa bajo dichas medidas cuando salió de Estados Unidos en abril.

Por el momento, la pareja permanece en México mientras buscan como resolver su encrucijada migratoria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad