publicidad
Un vehículo de la policía panameña ante la sede de la firma Mossak Fonseca mientras su sede es registrada

#PanamaPapers: La fiscalía no halla elementos "contundentes" contra Mossack Foseca aunque seguirá investigando

#PanamaPapers: La fiscalía no halla elementos "contundentes" contra Mossack Foseca aunque seguirá investigando

El fiscal Javier Caraballo anunció que se han requisado unos 100 servidores y emplazó al análisis de la información para tomar alguna decisión.

Un vehículo de la policía panameña ante la sede de la firma Mossak Fonse...
Un vehículo de la policía panameña ante la sede de la firma Mossak Fonseca mientras su sede es registrada

La Fiscalía de Panamá no encontró evidencias "contundentes" de delitos tras registrar por 27 horas las instalaciones del polémico bufete de abogados Mossack Fonseca, la firma de la que se filtraron millones de documentos conocidos como los Papeles de Panamá.

La Fiscalía Segunda Especializada de Panamá realizó el allanamiento para saber si Mossack Fonseka ayudó a " encubrir o promover actividades ilícitas". En el registro, que comenzó el a las 3.00 pm del martes, se aseguró la información contenida en más de 100 servidores virtuales y otros físicos del bufete, informó el fiscal Javier Caraballo.

publicidad

Durante un encentro con periodistas, Caraballo sostuvo que toda la información recabada será analizada por las autoridades para establecer si se cometió algún delito. "El hecho de asegurar los datos obtenidos permitirá a la fiscalía analizarlos, ordenarlos y verificar si alguna de las informaciones dadas por los medios de comunicación nacionales e internacionales tiene alguna veracidad", explicó el fiscal.

Sin embargo, reconoció que, por ahora, " no tenemos elementos contundentes que nos permitan tomar algún tipo de decisión". Caraballo basó su declaración en el hecho de que " la mayoría de los archivos de la compañía son virtuales, casi no tienen archivos físicos".

El fiscal Javier Caraballo habla con la prensa a la entrada de la sede d...
El fiscal Javier Caraballo habla con la prensa a la entrada de la sede de Mossack Fonseca


Caraballo también anunció que tampoco se ha ordenado la detención de ninguno de los socios o miembros del bufete. Un paso en este sentido, aclaró, dependerá nuevamente del análisis de toda la información requisada.

El asalto a las oficinas se produjo casi 10 días después de que saltara a los medios la filtración de sus documentos. Este retraso, criticado desde diversos sectores de la sociedad (como los sindicatos), fue justificado por el fiscal al considerar que la planificación del registro debía ser lo más detallado posible para que pudiera realizarse de una manera eficiente.

Sin embargo, otros países en los que actuó Mossack Fonseca mostraron una mayor celeridad. El Salvador entró en las oficinas que tiene el bufete en su territorio solo cinco días después de conocerse la trama. Perú hizo lo mismo el lunes.

publicidad

El fiscal, escudándose en la complejidad del proceso, fue incapaz de precisar cuánto tiempo tardarán las autoridades panameñas en analizar la información requisada.

Desde que explotó el caso de Mossack Fonseca, la empresa ha defendido su inocencia y la legalidad de todos los negocios que ha realizado, incluso el hecho de haber utilizado el nombre de ONG sin que estas lo supieran. El bufete sostiene que la única ilegalidad que se ha producido ha sido la sustración de los 11.5 millones de documentos sustraídos.

Ayuda internacional

Dentro de las investigaciones que varios países están realizando contra Mossack Fonseca, la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell anunció que fiscales de diferentes países se han puesto en contacto con Panamá para obtener información del bufete, informó La Prensa.

Porcell confirmó contactos con autoridades de Perú, Venezuela, Guatemala, El Salvador y Costa Rica aunque especificó que no se han recibido asistencias judiciales de una manera formal.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad