publicidad
José Manuel Soria, ex ministro de Industria de España

Ministro español salpicado por los Papeles de Panamá dimite y se hace el harakiri político

Ministro español salpicado por los Papeles de Panamá dimite y se hace el harakiri político

José Manuel Soria aparece vinculado como administrador de varias empresas registradas en Panamá, Bahamas y Jersey, durante la década de los 90. No ha podido dar explicaciones convincentes.

José Manuel Soria, ex ministro de Industria de España
José Manuel Soria, ex ministro de Industria de España

No solo renuncia a su cargo como ministro de Industria del gobierno en funciones del conservador Mariano Rajoy, sino que abandona de un tajo toda su carrera política. José Manuel Soria, mencionado en los "Papeles de Panamá", ha puesto todos sus cargos sobre la mesa, según lo planteó en un comunicado difundido este viernes,

En el sangrante texto, el ministro admite haber cometido "una sucesión de errores" durante esta semana al tratar de explicar por qué aparece su nombre en la documentación de la firma panameña Mossack Fonseca, dada a conocer en un amplio trabajo de investigación periodística hace una semana, en el que participó Univision Noticias.

publicidad

"En relación a mis explicaciones de mis actividades empresariales (...) le he trasladado [a Rajoy] mi decisión irrevocable de presentar mi renuncia", dijo en su breve texto Soria, quien también se da de baja como diputado y presidente del Partido Popular en Canarias.

"A partir de hoy dejo toda actividad política", completó.

El político (¿expolítico?) canario intentó escudarse en la "falta de información precisa sobre hechos que ocurrieron hace más de 20 años", pero admite "el daño evidente que esta situación le ha causado al Gobierno de España y al Partido Popular".

El comunicado de Soria remata con un explícito mea culpa: "La política es una actividad que debe ser en todo momento ejemplar también en la pedagogía y en las explicaciones. Cuando así no ocurre, deben asumirse las responsabilidades correspondientes".


El daño que alude ha sido una lluvia de quejas y señalamientos que ha caído sobre él -y también sobre el presidente de gobierno y su partido- toda esta semana al no poder explicar con claridad cómo su nombre aparece en empresas registradas en paraísos fiscales de Panamá, Bahamas y Jersey en la década de los 90 del siglo pasado.

De los negocios familiares de Soria algunos opositores habían hablado en el pasado, pero sin ninguna prueba contundente. Era un tema que gravitaba y del que poco de tenía seguridad, pero tras una investigación de los medios españoles La Sexta y El Confidencial se sabe que Soria figuraba como uno de los administradores de una compañía disuelta en marzo de 1995.

La empresa llamada UK Lines Limited se registró en septiembre de 1992 en Bahamas.

publicidad

De acuerdo con la investigación de El Confidencial, UK Lines Limited operaba a traves de un intermediario, Canal Trust Company Limited, que junto con Mossack Fonseca creó hasta 251 firmas offshore.

La entidad de la que Soria fue uno de los tres administradores "aparece mencionada decenas de veces en la documentación judicial del entramado financiero del BBV en el exterior, una investigación arrancada por el juez Baltasar Garzón en el año 2002", según el diario.

Dos meses después del registro de la empresa en Bahamas, Soria dirige una carta al despacho para que cambien su nombre en los estatutos de la compañía por el de su hermano Luis Alberto Soria.


El problema, aunque el ahora exministro, a principios de esta semana quiso desvincularse del escándalo es que aparecieron nuevos papeles en que se le vinculó a una empresa británica, con nombre similar, en la que Soría figuraba como secretario, desde 1991 hasta 1997.

Este jueves se han publicado nueva documentación sobre otras empresas que administraban Soria y su hermano, algunas de ellas registradas en paraísos fiscales, como la Mechanical Trading Limited, ubicada en la isla británica de Jersey.

El terremoto político que ha estremecido a las filas de su partido ocurre en un momento delicado en el que en España no hay gobierno y, a falta de un acuerdo de última hora (poco probable) podrían venir nuevas elecciones en junio.

publicidad

El secretario de comunicación del PP, Javier Maroto, un díscolo con la línea de pavisidad de Rajoy, intentó apagar fuegos al declarar la mañana de este viernes a Radio Nacional de España que "la credibilidad del ministro ha quedado en entredicho" y "la decisión tomada ha sido contundente y rápida".

Los partidos opositores han pedido la comparecencia del presidente de gobierno en funciones y algunos exigen su inmediata dimisión.

Lea más:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad