publicidad

Padres que permiten a sus hijos beber alcohol podrían ser multados en Florida

Padres que permiten a sus hijos beber alcohol podrían ser multados en Florida

Las autoridades de Coral Springs debaten una medida que multaría a los padres que permitan el consumo de bebidas alcohólicas de menores en casa.

CORAL SPRINGS, Florida - Las autoridades de la localidad de Coral Springs están considerando una ordenanza municipal que, de ser aprobada, impondría multas a aquellos padres que permitan que sus hijos menores de edad consuman bebidas alcohólicas en casa.

La ciudad, ubicada a unas 40 millas al norte de Miami, quiere unirse a una tendencia nacional de municipalidades que están utilizando ordenanzas civiles para hacer responsables a los padres del consumo de alcohol de sus hijos.

A pesar de que en Florida, el código criminal tiene leyes que prohíben el consumo del alcohol de menores de edad, las autoridades de Coral Springs insisten que la medida local es necesaria porque las autoridades estatales simplemente no están aplicando las leyes existentes.

"Mi miedo es que los policías lleguen a un lugar y todos se vayan, y que Dios no lo quiera, algún joven ebrio se vea involucrado en un accidente", comentó el comisionado municipal Tom Powers, quien tienen una hija en la secundaria.

El funcionario electo opinó que la medida era innovadora para los estándares del sur de Florida.

David Pinsker, director ejecutivo de MADD (Madres en Contra Conductores Ebrios), dijo que la agencia respalda la propuesta de Coral Springs, que está considerando multar a los padres hasta $500 dólares que permitan que sus hijos consuman bebidas alcohólicas en casa.

"Apoyamos cualquier esfuerzo que se haga en los gobiernos municipales que traten de reducir el consumo de alcohol porque es extremadamente peligroso", comentó el activista.

publicidad

El jefe de la Policía de Coral Springs, Duncan Foster, apuntó que los fiscales a veces tratan de presentar cargos criminales contra menores que consumen alcohol, pero que la mayoría de estos casos al final son desestimados por faltas de pruebas.

El estado debe comprobar que un adulto sabía que menores de edad estaban consumiendo bebidas alcohólicas en su casa y que no hicieron nada para prevenirlo.

El año pasado en la localidad de Boca Ratón, las autoridades arrestaron a dos parejas en dos fiestas de graduación de sus respectivos hijos adolescentes. Bebidas alcohólicas fueron halladas en ambas localidades y algunos menores fueron arrestados junto con los adultos anfitriones, que dijeron que no sabían o que no podían controlar el consumo de bebidas en su residencia.

Los acusados alegaron que muchos de los asistentes, que no habían sido invitados a las fiestas, se presentaron al lugar con bebidas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad