publicidad

Padre hispano pasará 20 años en la cárcel por envenenar a su hijo de cinco años

Padre hispano pasará 20 años en la cárcel por envenenar a su hijo de cinco años

Leonardo Espinal dio a sus dos hijos pizza con veneno en 2012; el pequeño Steward, de cinco años, murió.

Un hombre de Nueva York fue sentenciado a un mínimo de 20 años de cárcel por matar a su hijo de cinco años con pizza envenenada y hacer enfermar a su hija de siete.

Después de enterarse de que su exesposa estaba viendo a otro hombre, Leonardo Espinal se vengó con sus hijos en noviembre de 2012 dándoles pizza rociada con veneno para ratas, dijo el fiscal del Bronx Robert Johnson el jueves después de la sentencia.

Espinal, de 49 años, se había declarado culpable el pasado mes de los cargos de asesinato e intento de asesinato de sus hijos en 2012, y el jueves escuchó su sentencia en la Corte Suprema de El Bronx.

También fue sentenciado a otros 15 años, que cumplirá de forma concurrente, más cinco años bajo supervisión, cuando salga de la cárcel, por las lesiones causadas a su hija Mia.

Mia, vomitó después de comer la pizza. Cuando su hermano Steward se hizo encima, su padre lo llevó al baño.

La madrastra de Espinal llamó a la policía. Los agentes derribaron la puerta del baño. El niño estaba inerte en la bañera, muerto por una combinación del veneno y de ser sumergido en agua.

"Mi angelito", exclamó en español la madre de los niños, Rosaura Abreu, según el testimonio escrito y leído por un fiscal. "Nunca olvidaré la última vez que vi a mi hijito. Estaba radiante, feliz, contento y me seguía por toda la casa".

publicidad

"Cuando me llegó la hora de irme me siguió hasta la puerta y me arrodillé para hablarle", agregó. "Es como si mi corazón hubiera sabido que sería la última vez que lo vería con vida".

Steward le dijo a su madre que la amaba. Se abrazaron y ella le dijo "que lo amaba con todo mi corazón, más que mi propia vida".

Después del incidente, Mia padeció ataques de ansiedad ante la mera mención de regresar al departamento. "Nunca deseó dormir en la misma cama donde dormía con Steward, protegiéndolo de los monstruos", dijo la madre.

Espinal se declaró culpable el mes pasado de asesinato e intento de asesinato.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad