publicidad

Padre demando a escuela por violacion de su hija de siete a?os.

Padre demando a escuela por violacion de su hija de siete a?os.

Una niña de siete años fue violada dos veces por un compañero de clases y la escuela falló en darle seguridad a la menor

Padre demando a escuela por violacion de su hija de siete a?os. 6c7c08c3...

Agresiones a menor

NUEVA YORK – Una demanda millonaria presentó un padre de familia contra la ciudad de Nueva York y el Departamento de Educación después que denunciara que su hija fuera violada por un compañero de clase y la escuela no hicieran nada para protegerla.

El reclamo fue por la falta de atención de la Escuela Pública 106 en Far Rockaway entre noviembre de 2005 y septiembre de 2007, fechas en las que la menor de siete años recibió las agresiones, las cuales denunció su padre Andrés Oyola y no fueron atendidas.

"Esto lo hago para que se corrija lo que pasa en las escuelas", mencionó en una conferencia de prensa Oyola, quien no sabe cómo explicar a su hija lo sucedido.

"Ella no quiere ir a la escuela, tampoco a la biblioteca dentro de la escuela donde todo sucedió", dijo.

publicidad

Adam Thompson abogado de la familia informó en los papeles presentados ante la corte que la menor fue atacada y violada.

Según Thompson los incidentes violentos ocurrieron en el 2007, pero la menor también era víctima de golpes propinados por compañeros y compañeras de clase.

La demanda acusa a la ciudad, al Departamento de Educación y a la escuela por fallar en proporcionar seguridad para el libre aprendizaje de su hija, a la vez que acusa a la escuela por no denunciar los incidentes ante la policía.

Por su parte el Departamento de Policía de Nueva York dijo que no existían reportes de la escuela con respecto a este incidente.

Quien sí denunció ante la policía lo ocurrido fue Oyola, y una copia de esta denuncia le sirvió para defenderse cuando funcionarios de la Agencia de Servicios del Menor  (ACS) fue a su casa por su hija y lo acusaron de negligencia.

Ante la falta de respuesta de la escuela, Oyola decidió dejar a su hija en casa mientras encontraba ayuda. "Eso fue casi un mes y a la casa llegaron del ACS. Les mostré los papeles que tenía y les dije que fueran a investigar la escuela".

Oyola tuvo que mudarse de vecindario para poder trasladar a su pequeña a otro centro educativo, mientras espera que su denuncia sirva de ejemplo y protección para otros niños.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad