publicidad
Foto cortesía familia Buchholz-Sánchez. Buchholz con su pequeño "Scotty" entre los brazos.

Padre del bebé de Texas pide explicación

Padre del bebé de Texas pide explicación

El padre del bebé asesinado y mutilado por Otty Sánchez desea la pena máxima para ella y quiere verla cara a cara para pedirle una explicación.

Foto cortesía familia Buchholz-Sánchez. Buchholz con su pequeño "Scotty"...
Foto cortesía familia Buchholz-Sánchez. Buchholz con su pequeño "Scotty" entre los brazos.

Su condición mental, no provoca en Scott W. Bucholz ningún indicio para perdonar a su pareja; por el contrario, quiere que sea castigada con todo el peso de la ley. En entrevista con el San Antonio

Express-News, Scott W. Buchholz dijo que Sánchez "era una persona dulce

que todavía amaba". No obstante, añadió: "Pero ella necesita pagar el precio

máximo por lo que ha hecho".

Desconsolado, asegura que le arrancaron a su "Scotty" de la manera más terrible que un padre puede perder a un hijo.Lo

contradictorio de la situación es que "ella quería ser madre desde hace

5 años, quiero verla cara a cara para que me de una explicación",

comentó confundido el padre de la víctima."No entiendo porqué no se tomaba las medicinas para la depresión que le dieron después del parto", dijo Bucholz a Noticias 41, mientras recordaba sus momentos increíbles, de felicidad al arrullar al bebé, al compás de la música.

publicidad

Ante semejante drama, los allegados y vecinos del sector alarmados por

este hecho abominable comentaron lo sorprendidos que están "por las

cosas que se están viendo en estos días". Javier Cortés dijo "lo más

grande, lo más sublime es el amor de una madre".El macabro

hecho trajo como consecuencia otro tipo de asistencia colateral. Los

policías que estuvieron en la escena del crimen recopilando la

secuencia y los restos del bebé, incluyendo al Jefe del Departamento de

Policía, Mc Mannus reciben ayuda psicológica, pues presenciaron "el

peor crimen ocurrido en toda su carrera", admitieron.La mujer el pasado domingo esperó a la policía en su residencia del noreste de

San Antonio, sentada en un sillón, envuelta en sábanas teñidas de

sangre y gritando que había matado a su bebé supuestamente porque el "diablo" se lo había

ordenado.

Sánchez confesó haber descuartizado a su pequeño, identificado como

Scott Wesley Buchholz Sánchez, con un cuchillo para carne, un sable y

un machete. Luego, según la policía, dijo que comió partes de su

publicidad

cuerpo, incluyendo el cerebro, la nariz y los dedos de los pies.Otty Sánchez enfrenta cargos por asesinato capital y está tras las

rejas bajo una fianza de un millón de dólares, a pesar de sufrir una

enfermedad mental como lo es la esquizofrenia y la depresión posparto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad