publicidad
El paciente había sido ingresado en la clínica especializada de los NIH en el suburbio de Washington.

Paciente internado con ébola en Washington abandonó el hospital

Paciente internado con ébola en Washington abandonó el hospital

A mediados de marzo ingreso a un hospital en Washington tras haberse infectado con el virus en Sierra Leona.

El paciente había sido ingresado en la clínica especializada de los NIH...
El paciente había sido ingresado en la clínica especializada de los NIH en el suburbio de Washington.

Un paciente estadounidense infectado con el virus del ébola en Sierra Leona e internado en estado grave a mediados de marzo cerca de Washington abandonó el hospital y está bien, dijeron este jueves los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

publicidad

El paciente "fue autorizado a abandonar el centro hoy en buen estado de salud tras ser diagnosticado satisfactoriamente", precisaron los NIH en un comunicado en el que agregaron que "esta persona no es más contagiosa".

Esta persona trabaja en el sector médico y ni la identidad ni el sexo fueron revelados. Vio su estado de salud deteriorarse y fue considerado crítico el 16 de marzo antes de exhibir una lenta mejoría.

Lea: El primer caso de ébola en EEUU

El hombre había sido evacuado de Sierra Leona por un avión ambulancia privado e ingresado en la clínica especializada de los NIH en el suburbio de Washington.

Los luchadores contra el ébola son reconocidos por la revista TIME Univision

Una enfermera estadounidense, Nina Pham, infectada por el virus cuando atendía a un paciente liberiano en un hospital de Texas donde éste fue ingresado y finalmente murió, fue tratada en la misma institución y acabó siendo declarada curada el 24 de octubre.

Lea: Nina Pham, la enfermera de Texas contagiada con ébola

Sierra Leona tiene la mayor cantidad de casos de ébola, seguido de Liberia y Guinea, los otros dos países mayormente afectados por la epidemia de África Occidental.

Esa epidemia, la más grande desde la identificación del virus en África Central en 1976, comenzó en diciembre de 2013 en el sur de Guinea y ha dejado ya más de 10.500 muertos de unos 25.000 casos identificados, una estimación significativamente infravalorada, según la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre más de un 99% en estos tres países.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad