publicidad

Otra vez Farmers Branch

Otra vez Farmers Branch

La juez federal, Jane Boyle, detuvo la ley que el concejo de esta ciudad había planeado que entraría en vigor este mismo sábado.

Otra vez Farmers Branch a808467c3c6142419d9b3e3c9b92a37d.jpg

Entraba hoy en vigor

FARMERS BRANCH, Texas.- La juez federal, Jane Boyle, detuvo la ley que el concejo de esta ciudad había planeado que entraría en vigor este mismo sábado para negar vivienda a los indocumentados.

Prácticamente, el concejo de Farmers Branch se quedó "vestido y alborotado", pues su ley 2952 quedó frenada por la autoridad federal y gracias a la protesta de organizaciones ciudadanas y propietarios de departamentos que consideran estas medidas como discriminatorias y anticonstitucionales.

El reglamento hubiera obligado a los aspirantes a rentar una vivienda a tramitar una licencia con la ciudad. Las autoridades de Farmers Branch pedirían entonces al gobierno federal que verifique el estatus del solicitante antes de aprobar la licencia.

publicidad

Esta nueva medida, estipulaba que a quienes deseen rentar apartamentos o casas en Farmers Branch, pagarían 5 dólares por una licencia de ocupación de vivienda por parte de la municipalidad.

Además, tenían que presentar una solicitud, su información personal y otros datos. Este documento será revisado por el gobierno federal para determinar su status migratorio.

Michael Joung, abogado de la ciudad, mostraba confianza hace un par de semanas que sería respaldada por la autoridad federal, pero no, la juez falló en contra.

"Creemos que finalmente será aprobada por la corte como parte del proceso legítimo de Farmers Branch para mantener a los indocumentados fuera de esta ciudad", precisó hace algunos días el abogado Joung.

El alcalde de Farmers Branch, Tim O'Hare, únicamente se concretó a decir que la jueza se equivocó y mencionó que este asunto terminará en la Corte Suprema de la Nación.

Para Juan Carlos Montez, residente de esta ciudad y quien se ha mantenido viviendo con su familia aún cuando la polémica de querer "correr" prácticamente a los indocumentados inició hace dos años, ahora está pensando seriamente en irse a otra ciudad.

Ningún funcionario del concejo de Farmers Branch quiere dar entrevistas, pero aseguran fuera de cámaras que estas medidas no son racistas y no están enfocadas solamente a los hispanos, sino a todos lso residentes por igual.

publicidad

Cabe recordar que Tim O´Hare, actual alcalde de Farmers Branch, tiene el respaldo y la alianza del alcalde de Carrollton, ciudad vecina de Farmers Branch y quien tiene las mismas ideas contra los indocumentados.

Historia de la polémica

El pasado 23 de enero, el concejo de Farmers Branch aprobó una nueva ordenanza la 2952, que de manera inicial no funcionaría, argumentaron los líderes hispanos, ya que se requiere de una base de datos de indocumentados , la cual no existe.

Anteriormente, aprobaron por primera vez una prohibición a la renta de apartamentos a indocumentados en noviembre del 2006 ( la ordenanza 2903 ) sin someterla a un análisis.

Posteriormente revisaron la ordenanza con el fin de incluir excepciones para menores, adultos mayores y algunas familias con estatus migratorio mixto, y la autorizaron en enero del 2007. Los residentes aprobaron la norma en una votación efectuada en mayo.

Sin embargo, un juez federal impidió que Farmers Branch implementara la ordenanza tras hallar que las autoridades municipales intentaban regular la inmigración en forma distinta a como lo hace el gobierno federal y la suspendió indefinidamente.

Insisten en "sacar" a los indocumentados

Ahora, un año y medio después de los debates, manifestaciones y demandas contra el concejo y la aptitud antiindocumentados por parte de muchos residentes de Farmers Branch, el entonces concejal Tim O´hare, planeó una nueva ordenanza, que en el fondo se trata de lo mismo. Que no haya presencia de indocumentados en esta ciudad y que obviamente ya fue anulada.

publicidad

En todo el país más de 100 ciudades o condados han propuesto, aprobado o rechazado leyes que le prohiben a los caseros rentarle a inmigrantes ilegales, penalizando a los negocios que le den empleo a los indocumentados o entrenando a policías para que hagan respetar las leyes de inmigración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad