publicidad

Otra vez en el hospital

Otra vez en el hospital

La actriz no da para sustos: justo cuando deja el alcohol su apéndice se inflama. Tuvieron que operarla.

"Se le extraerá el apéndice", señaló Leslie Sloane-Zelnick, sin proporcionar otros detalles de la intervención quirúrgica.

Sin embargo, el portal en internet TMZ.com informó de que la actriz de "Mean Girls" acudió el miércoles de urgencia a una consulta médica por fuertes dolores de estómaago.

Allí le dijeron que debía quedarse, ya que se le diagnosticó una apendicitis.

Esta no es la primera vez que la joven estrella pisa un hospital por malestar. El año pasado Lohan, de 20 años, fue ingresada en un hospital de Miami (Florida) después de sufrir un ataque de asma.

Con ataque y todo, Lohan sigue encendiendo de vez en cuando un cigarro, a pesar de las advertencias de los médicos.

Al parecer, no cuida demasiado su salud. Luego del asma se pasó con el bronceado, y los médicos la vieron llegar nuevamente para que le curaran un problema de deshidratación e insolación.

A pesar de su juventud, el cuerpo le pasa factura por sus conocidas parrandas.

En octubre de 2004, la actriz fue ingresada en un hospital debido a un problema de "cansancio", según el anuncio oficial.

Lo que no es oficial y es bien sabido por todos los medios del corazón es que a Lindsay le encanta la noche y no lleva una vida precisamente austera.

Pero ahora, ella parece estar encaminada, aunque el apéndice le haya jugado una mala pasada.

publicidad

Medios informativos han citado declaraciones de su agente quien señaló que desde hace un tiempo la actriz asiste a reuniones de Alcohólicos Anónimos.

Aunque su agente no da más detalles, seguramente Lindsay sufrió dolores de estómago poco habituales. Este es el primer síntoma de alerta que indica que el apéndice puede estar inflamado.

Esta afección es una de las causas cirugía abdominal más comunes en Estados Unidos y no hay edad para que suceda.

Tampoco se puede prevenir: el apéndice se le inflama a cualquiera y la mejor defensa es tratar el cuadro a tiempo.

Generalmente aparece después de una obstrucción del apéndice por heces, por un cuerpo extraño o y en muy raras ocasiones por tumores. Además de dolor, el afectado tiene vómitos, siente náuseas y puede tener fiebre.

Es importante tratarla y operar a tiempo, ya que de lo contrario el apéndice se rompe y se puede desarrollar una peritonitis, una inflamación de las paredes de la cavidad abdominal.

En ese caso, la operación es más complicada y la recuperación mucho más lenta.

Es muy difícil de diagnosticar en niños, ya que puede pasar por una descompostura o una intoxicación.

Ante la duda, los padres deben preguntar si duele del lado derecho del abdomen, o probar levantando la pierna derecha. Si duele más, hay que correr al hospital.

publicidad

En adultos como Lindsay hay que estar atentos a los dolores alrededor del ombligo. Si no pasa y la descompostura sigue, hay que consultar al médico.

Presumiblemente la actriz se recuperará en pocos días, ya que le alcanzaron a extraer el apéndice y no sufrirá efectos secundarios por peritonitis.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad