publicidad

Otorgan permiso humanitario a mexicano enfermo para viajar a EEUU

Otorgan permiso humanitario a mexicano enfermo para viajar a EEUU

José Chúa, un joven mexicano que necesita un doble tratamiento de corazón e hígado obtuvo un permiso por 90 días.

El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos concedió este lunes un permiso humanitario de viaje al país válido por 90 días a un joven mexicano que necesita un doble tratamiento de corazón e hígado.

El documento, cuya copia fue obtenida por AP, otorga el permiso de ingreso a José Chúa, a quien se le había negado visa en dos ocasiones desde enero pese a que ese es el visado que concede habitualmente el Departamento de Estado a los extranjeros en busca de tratamiento médico.

El joven de 20 años que nació con un solo ventrículo en el corazón y ha sido sometido a varias cirugías previas por su dolencia, acudirá a una clínica en los Estados Unidos para que se le diagnostique allí como paso previo al doble trasplante.

El presidente de la fundación Latinos Unidos, Kevin Forbes, indicó que luego de que la solicitud del joven fuera rechazada por el Consulado la semana pasada, se logró finalmente que se le autorizara, ante el caso de emergencia.

"Nuestra labor es ayudar a gente que no tiene conocimiento del sistema en Estados Unidos. Cada día estamos ayudando gente. Yo estoy muy optimista y feliz de que Dios me puso a José en mi camino y poder ayudar a este joven", expresó Forbes.

Por su parte la mamá de José, Mayra López, señaló que no creerá en la noticia hasta no tener la identificación en sus manos, lo cual podría quedar listo entre hoy y mañana.

publicidad

"Realmente uno dice pues es un hecho, pero hasta no tenerlo en las manos entonces hay que decir que sí ya la tenemos, pero si ojalá que hoy, si no hasta mañana martes a más tardar", indicó.

Además explicó que mediante un WhatsApp, Kevin Forbes le reveló que se comunicaron con él para informarle que la visa quedaría lista este lunes o mañana martes 31 de marzo.

José Chúa acudiría a Rochester, Minnesota, a una valoración médica con un costo de 15 mil dólares.

En una entrevista previa el joven manifestó: "Necesito el trasplante desde hace tres años. No puedo caminar dos calles, tengo que dormir casi sentado porque no puedo respirar, como muy poco porque el líquido del hígado me comprime el estómago, y para todo eso tomo 23 pastillas diarias".

Pese a esto explicó que se considera una persona normal, que no se ha excluido de hacer diversas actividades, hasta donde le sean posibles. Sus anhelos son estudiar la carrera de medicina con especialidad en cardiología y ayudar a otras personas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad