publicidad

Ordenanza para Venice Beach

Ordenanza para Venice Beach

Una nueva ordenanza regulará la actividad comercial y artística en el paseo marítimo de la famosa playa californiana.

Entretenedores requerirán permisos

LOS ÁNGELES, California – Los artistas y comerciantes que a diario dan colorido al famoso paseo marítimo de Venice Beach ahora tendrán que obtener un permiso para ocupar espacios designados, según una ordenanza aprobada unánimemente por el concejo angelino.

La ordenanza, reportó City News Service, creará dos áreas en el paseo marítimo: la zona P para los músicos, bailadores y otros entretenedores; y la zona I para los comerciantes.

“¿Cómo protegemos la libertad de expresión en el paseo marítimo al mismo tiempo de restringir la actividad comercial no deseada?”, preguntó el concejal Bill Rosendahl, representante de la comunidad playera.

En el lado oeste del paseo se establecerán 105 zonas P en donde también se permitirá la distribución de periódicos, panfletos, calcas y prendedores. Del 26 de mayo al 1 de noviembre, los entretenedores tendrán que obtener un permiso para trabajar en estos espacios.

Para los 100 espacios de las zonas I que serán creados se requerirá un permiso anual para vender artículos creados por los vendedores o que están “inextricablemente entrelazados con el mensaje de las personas vendiendo los artículos”, según la oficina del fiscal de la ciudad.

Cuestión de presupuesto

Las solicitudes de permiso estarán disponibles en el centro recreativo de Venice Beach localizado en 1800 Ocean Front Walk.

publicidad

El sonido también será restringido bajo la ordenanza. Estará prohibido emitir sonido que rebase los 75 decibeles cuando la medición se realice a 25 pies de la fuente y el que rebase los 96 decibeles cuando sea medido a un pie de la fuente.

El Departamento de Recreación y Parques será el responsable de hace cumplir la ordenanza. Sophia Pina-Cortez, la superintendente del departamento, dijo a CNS que supervisar las nuevas restricciones costará cerca de $104 mil anuales.

El departamento requerirá $22 mil para implementar el programa este año fiscal, que termina en junio 30.

“No tenemos los fondos y recursos adecuados, y esta ordenanza no puede hacerse cumplir si no recibimos los fondos adecuados”, dijo Pina-Cortez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad