publicidad
salud california hispanos

Vanessa Cárdenas: Para los latinos la Cumbre de París es de vital importancia

Vanessa Cárdenas: Para los latinos la Cumbre de París es de vital importancia

La autora señala la gravedad de desmantelar o frenar el Plan de Energía Limpia en EEUU

salud california hispanos
salud california hispanos


Por Vanessa Cárdenas, directora de proyecto Climático, Asociación para la Defensa de la Naturaleza (WWF)

El liderazgo mundial está en París para negociar un acuerdo internacional que frene el cambio climático.

La evidencia es clara y urgente. Los niveles del mar están aumentando. Las sequías y las tormentas son más severas y nuestra subsistencia, sobre todo la de las personas mas pobres y vulnerables, peligra.

Para los latinos en los Estados Unidos, la Cumbre de París sobre el cambio climático es de vital importancia. Los devastadores efectos que causan sus fuentes, como la contaminación, envenenan nuestro aire y nos hacen mucho más susceptibles a enfermedades respiratorias. La necesidad de establecer políticas globales y coordinadas es clara.

Durante este histórico y crucial momento, la comunidad latina, y millones de personas alrededor del planeta, les piden al presidente Obama que llegue a un acuerdo que reduzca la contaminación de carbono y garantice un medio ambiente sano para nuestros hijos, nietos y familias.

Además, ecosistemas enteros de los que dependemos directamente los seres humanos están sufriendo en este momento. De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el 2014 fue el año más caliente desde que se comenzaron a mantener datos.

Ya los científicos preven que 2016 será uno de los años más calurosos en la historia. De acuerdo con la misma organización, el nivel del mar ha aumentado casi 3 pulgadas desde 1992, y este paso está acelerando. Esto significa que muchas comunidades costeras están perdiendo su hogar o que muchas cosechas no pueden crecer bajo esas condiciones.

publicidad

Estadísticas del Departamento de Salud de los Estados Unidos revelan que los niños hispanos tienen un 40 por ciento más de probabilidades de morir de ataques de asma, comparados con sus compañeritos blancos no hispanos.

No es sorpresa que la mitad de nuestra comunidad viva en las zonas con los peores índices de calidad de aire del país. Según los expertos, esto seguirá en aumento si no tomamos acción para detener el aumento de gases nocivos que causan el cambio climático.

Por tal razón, no nos sorprende cuando en una reciente encuesta, 78 por ciento de los latinos encuestados afirmaron que han sido directamente impactados por los efectos del cambio climático.

Algunos pueden pretender que el cambio climático no es una amenaza y, por lo tanto, no existen víctimas. Pero están muy equivocados. Y ya es hora de que aquellos que obstruyen una acción climática en Washington, D.C., abandonen esta falsa y peligrosa retórica.

La buena noticia es que los Estados Unidos ya está tomando medidas para atender el mayor desafío ambiental de nuestra época. Aquí en casa, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), presentó el Plan de Energía Limpia que, por primera vez en la historia, pone límites a la contaminación de carbono que producen las centrales eléctricas.

El plan de la EPA es la piedra angular del compromiso de los Estados Unidos en combatir el cambio climático y le da al presidente Obama la autoridad moral para pedirles a otros países que también hagan su contribución.

publicidad

Ya otras naciones han tomado nuestro ejemplo. Hasta el momento, 170 países, entre ellos China, India y los miembros de la Unión Europea, se han comprometido con agendas para frenar el cambio climático. Éstas serán presentadas durante la Cumbre de París, que nos brindará la plataforma para conocer más a fondo cada esfuerzo.

Y es que literalmente la única solución a este problema es global. El planeta necesita un acuerdo internacional sobre el cambio climático porque un país solo, sin respaldo, no puede atacar este desafío. No obstante, aunque la naturaleza de estos acuerdos sea global, no significa que no beneficiarán a los estadounidenses, o a la comunidad latina en particular.

Un acuerdo internacional ayudará a solidificar las protecciones a la salud pública aquí en los Estados Unidos y también incentivará el desarrollo de nuevas tecnologías de energía renovable que reducen la contaminación y generan empleos.

Los opositores a una acción climática han estado trabajando obstinadamente para detener el Plan de Energía Limpia y otras protecciones a través de ataques y acciones legislativas respaldadas por aquellas industrias que causan la contaminación.

Estas mismas personas tratarán de frustrar o crear tensiones durante los acuerdos de París. Si sus esfuerzos tienen resultado, los costos serán terribles para nuestra economía y desarrollo como nación.

publicidad

Desmantelar o frenar el Plan de Energía Limpia, o cualquier otra medida, perjudicará a los latinos y acabará con la posibilidad de tener un mejor medio ambiente en el que podamos vivir y criar a nuestros hijos.

Las opciones son claras: si no hacemos nada, sufriremos las consecuencias de un aire sucio y un clima hostil y severo. Por eso, no debemos ser simples espectadores de lo que sucede en París.

Debemos tomar acción para frenar el cambio climático y proteger no solo nuestro futuro, sino nuestro presente, de la contaminación. Nuestros hijos no esperan menos de nosotros.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad