publicidad

Rocío Sáenz: Honrando el aniversario de DAPA con la promesa de votar

Rocío Sáenz: Honrando el aniversario de DAPA con la promesa de votar

La autora propone a la comunidad hispana votar y superar la política del odio

Rocío Sáenz: Honrando el aniversario de DAPA con la promesa de votar Get...


Por Rocío Sáenz, vicepresidenta ejecutiva de SEIU (*)


Hoy 20 de noviembre se conmemora el primer aniversario de las acciones ejecutivas del presidente Obama sobre inmigración, que hubieran protegido de la deportación a unos cinco millones de padres indocumentados y jóvenes inmigrantes.


A pesar de la decisión de la Corte del Quinto Circuito que continúa bloqueando las dos iniciativas de inmigración –la Acción Diferida para los Padres (DAPA, por sus siglas en inglés) y la expansión de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés)–, nuestra valiente comunidad inmigrante y nuestros fervientes defensores en todo el país están dispuestos a luchar.


No nos rendiremos y estamos dispuestos a recuperar lo que nos quitaron, la oportunidad de alcanzar el sueño americano.


Nuestra lucha está lejos de terminar y nuestro movimiento cada vez es más fuerte. Estamos inscribiendo votantes y haciéndonos ciudadanos de los Estados Unidos para que nuestra comunidad pueda votar en números más grandes que nunca.


Más importante aún, nos estamos asegurando de que nuestras comunidades sepan cómo hemos llegado hasta aquí y quiénes son los villanos que se están interponiendo en el camino para alcanzar el sueño americano.


Los líderes republicanos extremistas, que consistentemente han hecho campaña para eliminar a DAPA y DACA, sepan que no vamos a olvidar sus ataques.


publicidad


Cuando llegue noviembre del 2016, habrá más de 32 millones de votantes latinos, asiáticos americanos, e inmigrantes elegibles para votar, que irán a las urnas y harán oír su voz.


Los líderes republicanos antiinmigrantes deben darse cuenta de que para nuestra comunidad no es solo una cuestión de política, es personal.


La familia latina es una unidad cerrada de madres, padres, hermanas y hermanos, primos, tíos y tías, con situación migratoria mixta.


Se trata de nuestros amigos, de nuestros familiares que trabajan. Se trata de respeto y dignidad. Se trata de millones de vidas. Ni uno de los votantes latinos e inmigrantes en el año 2016 se olvidará de su familia.


Hemos demostrado que cuando se ataca a nuestra comunidad, nos unimos y luchamos contra el odio.


Cuando los Donald Trump y Marco Rubio de este mundo traten de difundir mensajes de miedo y odio contra los inmigrantes en los medios de comunicación, nuestra comunidad le enviará un mensaje más fuerte: ¡BASTA!


Basta del alarmismo, basta de hacernos los chivos expiatorios. ¡Basta! Debemos vivir de acuerdo con nuestros valores como una nación de inmigrantes, y elevarnos por encima de la política del odio.


Si bien es importante que la Corte Suprema de los Estados Unidos revise el caso contra DAPA y DACA, debemos ir a votar; el futuro de la reforma migratoria está en nuestras manos.


publicidad


Nuestro voto será el factor decisivo y elegirá al próximo presidente de nuestra nación, que debe proteger las iniciativas de Acción Diferida y luchar por una solución migratoria permanente.


Nuestras familias no pueden esperar más. Tenemos que dar a nuestras familias trabajadoras la oportunidad de vivir y trabajar sin temor a la deportación.


El día de las elecciones, tenemos el deber y la obligación de votar, por nuestros amigos, hermanos, hermanas y los DREAMers que no pueden votar. Hay que dar a nuestra comunidad una voz. Tenemos que elegir a un presidente que defenderá estas iniciativas migratorias y que promulgue una reforma migratoria con un camino a la ciudadanía.


Si salimos a votar, no hay duda de que saldremos victoriosos. No bajemos la guardia. Nuestra comunidad nos necesita y depende de nosotros para recuperar el sueño americano.


Nos acordaremos. No dejaremos de recordarle a nuestra comunidad. Le pediremos cuentas a cualquiera que se interponga en el camino de las familias trabajadoras.


Esa es una promesa que debemos mantener.


(*) SEIU (Service Employees International Union)


Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


publicidad



publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad