publicidad

Opinión: 2055 y la ola asiática

Opinión: 2055 y la ola asiática

Según el periodista Jorge Ramos, Estados Unidos va en camino de convertirse en uno de los países más diversos y multiculturales del mundo.

Opinión: 2055 y la ola asiática School-Chinese-GettyImages.jpg


Por Jorge Ramos Ávalos, conductor titular del Noticiero Univision (*)

Con tantos ataques a los inmigrantes en Estados Unidos durante la actual campaña por la presidencia, lo menos que quieren oír muchos estadounidenses es que su país va a cambiar aún más. Pero esa es la noticia. Agárrense.

Sí, Estados Unidos va en camino de convertirse en uno de los países más diversos y multiculturales del mundo. Y eso ha ocurrido debido a la entrada de muchísimos inmigrantes.

Aquí están las cifras. En los últimos 50 años ha aumentado a 45 millones el número de extranjeros viviendo en Estados Unidos y en los próximos 50 años esa cifra aumentará a 78 millones, según un visionario estudio del Pew Research Center. Es decir, el porcentaje de inmigrantes viviendo en Estados Unidos pasará del 15 por ciento actual a casi un 18 por ciento del total de la población.

Esto lo que significa es que en este país habrá caras nuevas, acentos distintos, muchas combinaciones de colores, y comida, música y arte de todo el orbe. Estados Unidos –la principal potencia económica y militar– está a punto de convertirse en una especie de resumen planetario. Si en medio siglo llegaran extraterrestres y quisieran un tour muy rápido de cómo es el mundo, bastaría una visita a Los Ángeles, Miami y Nueva York.

El gran cambio vendrá aproximadamente en el año 2055. En ese año, más o menos, los blancos (no hispanos) dejarán de ser mayoría en Estados Unidos. Todos –blancos, afroamericanos, hispanos y asiáticos– seremos minoría.


publicidad


Otro gran cambio que vendrá en el 2055 es que en Estados Unidos habrá más inmigrantes de países asiáticos –China, India, Filipinas, Corea y Vietnam, entre otros–, que de naciones de América Latina. De hecho, ese cambio ya lo estamos viendo hoy. En el 2013 entraron más inmigrantes de China (147.000) y de la India (129.000) que de México (125.000), de acuerdo con el diario The Wall Street Journal.

La ola latina está dando paso a la ola asiática. Va a ser un verdadero tsunami demográfico.

Eso va a implicar enormes dosis de tolerancia y negociación. De la misma forma en que hoy Donald Trump está atacando a los inmigrantes latinoamericanos, no me extrañaría que en el 2055 surgiera un candidato presidencial que se pusiera a atacar a los inmigrantes asiáticos para ganar votos.

Desde luego no se podría construir una muralla con China –como propone Trump con México– pero podrían resurgir terribles ejemplos de la historia. No podemos olvidar que en 1882 Estados Unidos creó una ley para evitar la entrada de inmigrantes chinos a California y el oeste del país.

Los científicos sociales del Pew Research Center no son magos pero nos han permitido ver el futuro. Su trabajo ha sido extraordinario. Lo que nos están diciendo es que el crecimiento poblacional de Estados Unidos dependerá cada vez más de los inmigrantes. Esto es un duro golpe para quienes quieren limitar el número de extranjeros en este país.


publicidad


La realidad es que en los próximos 50 años van a entrar a Estados Unidos un millón y medio de personas, en promedio, cada año. Por eso es urgente que tengamos un nuevo sistema migratorio que pueda procesar legalmente a los inmigrantes que ya están aquí y a los millones que están por llegar.

Estados Unidos es un imán para inmigrantes y eso no va a cambiar. Es absolutamente absurdo pensar en deportaciones masivas –Trump quiere deportar a 11 millones en dos años– cuando el país requiere de manos y mentes inmigrantes para seguir creciendo económicamente. Las ideas de Trump van en contra del rumbo de la historia.

El 2055 promete ser un año de grandes cambios. Acabo de hacer la cuenta y, si me va muy bien, tendría 97 años de edad. Así que lo más probable es que no me va a tocar verlo ni a mí ni –que pena– a muchos de ustedes.


No hay excusas. Ya nos lo advirtieron. Estados Unidos es un país de inmigrantes y millones más están a punto de llegar. La ola asiática está comenzando.

De lo que se trata es de estar preparados para darles la bienvenida.

(*) Jorge Ramos Ávalos es conductor titular del Noticiero Univision y de los programas “Al Punto” y “AMERICA with Jorge Ramos”.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad