publicidad

Mariana Atencio: Tras la pista del voto hispano en Iowa

Mariana Atencio: Tras la pista del voto hispano en Iowa

La periodista narra el esfuerzo de las voluntarias millenials en Iowa para promover el voto hispano en el caucus

Mariana Atencio: Tras la pista del voto hispano en Iowa GettyImages-LULA...


Por Mariana Atencio (#VidaDePeriodista), presentadora y corresponsal de Univision Noticias y Fusion

A menos de una semana para las elecciones primarias de Iowa, Estados Unidos y en especial la prensa norteamericana tienen el ojo puesto sobre ese estado agrícola en el medio oeste del país. Su importancia yace en que allí se realiza la primera contienda entre los precandidatos republicanos y demócratas para la nominación de sus partidos. Iowa es entonces el escenario del pitazo inicial; el punto de partida a la Casa Blanca. Naturalmente, mi #VidaDePeriodista me llevó hasta allá.

Al aterrizar en Des Moines, la capital, me bombardearon anuncios de los distintos precandidatos a la presidencia, que han visitado Iowa más que cualquier otro estado en las primarias. Una atención desmedida dado que cuenta con poco más de 3 millones de habitantes.

Incluso, según los expertos, sólo el 10% de los votantes potenciales saldrán a los llamados “caucus” o asambleas electorales el 1ero de febrero. Ese día, en lugar de votar de manera secreta, en Iowa se reúnen en grupos en sus respectivos recintos electorales hasta llegar a un consenso, como lo dicta la tradición que data de finales del siglo XVIII.

Mientras atravesaba los paisajes nevados sin gente, no podía dejar de pensar que una parte fundamental de la contienda presidencial estará determinada por apenas unas 200 mil personas, en su mayoría blancas no hispanas, de este estado. El “caucus” es entonces un evento cultural, casi exclusivo.

publicidad

Me dirijo a la ciudad de Ames, Iowa, donde el profesor de ciencias políticas, Steffen Schimdt, de ascendencia colombo-alemana, me explica la particularidad de estas asambleas electorales.
“El caucus es muy distinto a votar en una primaria para la precandidatura, en el cual tú puedes votar todo el día y no tienes que ir a las 7 de la noche a una reunión donde te reúnes con tus vecinos”, me dice. “Es un proceso que demanda un poco más de dedicación por parte de los partidarios”.

Schimdt me asegura que ningún candidato que no haya logrado el 1ero, 2ndo o 3er lugar en las asambleas electorales de Iowa ha ganado la nominación de su partido. Por eso, todos los votos cuentan; y los representantes de cada campaña están cortejando agresivamente a todos los bloques de votantes, incluyendo a los hispanos, aunque algunos creen que somos una estructura monolítica, y no entienden lo que realmente nos une, una sutileza clave para lograr ese ansiado voto.

Asistí a un evento del senador demócrata, Bernie Sanders, el sábado en la noche, en la ciudad de Cedar Rapids. La audiencia estaba compuesta por 125 hispanos de la comunidad. Sanders habló ante el grupo y respondió preguntas durante casi dos horas.

La estrategia le está funcionando al político de Vermont. Las encuestas más recientes lo muestran casi empatado con Hillary Clinton en Iowa.

Aunque los hispanos son solo el 5.6% de la población del estado, su crecimiento ha sido rápido y ha eclipsado a la población afroamericana. Más del 20% de los niños de preescolar en Des Moines son latinos.

publicidad

La presencia hispana me resultó aún más evidente al día siguiente, al caminar a la hora del almuerzo por una calle en el sur de Des Moines, donde hay tantas taquerías mexicanas que uno no sabe cuál escoger. Opté por “La Paletería Michoacana”, un restaurante con aire de cafetería vintage que ofrece dulces típicos mexicanos traídos de la ciudad de Chicago.

Hector Salamanca y Mónica Reyes en la “Paletería La Michoacana”
Hector Salamanca y Mónica Reyes en la “Paletería La Michoacana”

Los clientes de esos pequeños negocios, y los niños en el autobús escolar, le dan rostro a la comunidad hispana de Iowa. Pero sacar a los latinos a un “caucus” o asamblea electoral es una empresa más compleja.

El reto lo ha asumido la League of United Latin American Citizens (LULAC), la organización latina más grande y antigua del país. Christian Ucles, empleado de LULAC, me confirma que hay alrededor de 50 mil hispanos elegibles para votar en Iowa. LULAC se ha impuesto la meta de convocar entre 10 y 20 mil latinos para el caucus del 1 de febrero.

“Tan sólo 20 personas –20 latinos– en un caucus en la noche de las asambleas electorales pueden hacer la diferencia entre ganar y perder”, me dice Ucles. La historia lo respalda. En el 2012, por ejemplo, el precandidato republicano Mitt Romney perdió ante el Senador Rick Santorum por 43 puntos en Iowa.

publicidad

Para lo que no estaba preparada, como periodista millennial con sangre caribeña, era para la manera cómo Ucles y su equipo están convocando a los hispanos a votar.

Al integrarme a una de las reuniones del pequeño equipo de voluntarios me doy cuenta de que aquí no hay Facebook ni Twitter que valgan. Las llamadas telefónicas son una parte del proceso, pero en Iowa los votantes se ganan tocando a sus puertas. Ucles estima que con un promedio de tres encuentros “cara a cara” se convence a un votante potencial.

Luego de algunas instrucciones, salimos a las calles del sur de Des Moines.

Tocando puertas con Marlú Abarca, voluntaria de LULAC
Tocando puertas con Marlú Abarca, voluntaria de LULAC

El viento me golpea el rostro como una bofetada. Me atraviesa la ropa. Me cala en los huesos. Mi celular revela lo que ya sé: la temperatura es de 1 grado Fahrenheit o -17 grados centígrados. En eso, ¡boom! Caigo al suelo de un resbalón por la nieve congelada. Hay que dar cada paso con cuidado.

Más allá de la condiciones climatológicas, el trabajo puerta a puerta es duro. Es difícil dar con las direcciones. Cuando llegas a la puerta, muchos de los residentes no están en casa o deciden no abrir. En ese momento te conviertes en objeto de los ladridos del perro guardián.

Y si finalmente tienes la suerte de que alguien venga a la puerta, usualmente lo hace en pijamas o ropa interior con un aire displicente. ¿Quién haría esto en su tiempo libre sin remuneración económica? Por un momento dejo de pensar en el frío y miro detenidamente a los voluntarios.

publicidad

Con excepción de un joven, el grupo está compuesto por millennials latinas entre los 19 y los 25 años. Son muchachas humildes de padres inmigrantes. Algunas aún son estudiantes y hasta DREAMERS indocumentadas que se rehúsan a que un papel les quite la oportunidad de participar en la política.

Lupita Aquino de 24 años ha traído a su hermana Natalie de 19, quien votará este año por primera vez. Natalie me dice que no habría sabido nada sobre el proceso del “caucus” sino hubiese sido por su hermana, y quiere devolverle eso a la comunidad.

“Es importante que gente como nosotras les llegue a los demás”, me dice Natalie en voz baja. “Muchos no tienen los recursos o personas que los informen sobre el caucus.”
Para Marlú Abarca de 23 años se trata de cerrar la brecha que existe con sus padres y abuelos.

“La generación de mis padres no creo que tiene confianza en el proceso y no creen que ellos tienen voz”, dice. “Es algo que como latinos es muy difícil de entender. Venimos como latinos de distintos países en los cuales no creemos en el proceso, de países donde los gobiernos son corruptos”.

Aparte de la desinformación, otro fantasma que dificulta la materialización del voto hispano en Iowa es el tema migratorio. La nueva ola de redadas y deportaciones que está llevando a cabo la administración de Barack Obama desde comienzos de año está entorpeciendo el trabajo de los voluntarios, por el temor que siente la comunidad.

publicidad

Mónica Reyes, una DREAMER de 25 años, me cuenta que ha recibido varios mensajes de alerta sobre redadas en la zona de Waterloo, Iowa.

La DREAMER Mónica Reyes se ha convertido en líder hispana en Iowa
La DREAMER Mónica Reyes se ha convertido en líder hispana en Iowa

“Algunos no están dejando que sus hijos vayan a la escuela porque tienen mucho miedo. La gente no está saliendo a comprar comida. No están yendo a poner gasolina”, me explica. Como muchas familias inmigrantes en Iowa, Reyes vive en un hogar de “estatus mixto”, donde ella y su madre son indocumentadas, pero dos de sus hermanos son ciudadanos.

“En lugar de preparase para el caucus, de informarse acerca de todos los candidatos presidenciales, están en casa atemorizados pensando que ese podría ser el último día que están con sus familias”, me dice.

Enfrentadas a obstáculos que parecen insuperables como el miedo y el frío, las voluntarias siguen tocando puertas y haciendo llamadas pensando en movilizar a la comunidad latina no solo para el caucus de este año, sino para los de 2020 y 2024.

Un grupo de jóvenes hispanos reunidos previo al caucus de Iowa
Un grupo de jóvenes hispanos reunidos previo al caucus de Iowa

Los políticos en Washington hablan mucho. Pero aquí en el frío, tocando puertas en un estado olvidado salvo cada cuatro años, descubro que esta es la verdadera fuerza que trabaja para consolidar el poder político hispano. Son los proverbiales granitos de arena, que quieren formar una montaña.

Iowa marca el comienzo de mi recorrido por la mayoría de los estados determinantes en la elección presidencial, con énfasis en la importancia del voto hispano. Los invito a vivir el camino hacia la Casa Blanca y otros temas a través de mi columna #VidaDePeriodista.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad