publicidad
Protestas en contra de la ley de salud aprobada finalmente por la Cámara.
Jorge Silva
Opinión

Vice Presidente de Comunicaciones de Latino Victory Project.

Los republicanos en el Congreso vendieron su humanidad al votar por Trumpcare 

Los republicanos en el Congreso vendieron su humanidad al votar por Trumpcare 

“Hay que recordarles en las urnas que nuestras vidas valen más que una ceremonia en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca”. 

Protestas en contra de la ley de salud aprobada finalmente por la Cámara.
Protestas en contra de la ley de salud aprobada finalmente por la Cámara.

En el pleno de la Cámara de Representantes, con cada voto a favor, conocido como “aye” en el lenguaje legislativo, cada uno de los 217 republicanos jugaba a la ruleta rusa con las vidas de millones de personas. El voto era para eliminar la Ley de Cuidado de Salud, conocida como Obamacare, después de siete años de intentos de la bancada republicana. Aprobada sin debate y sin tiempo de pasarla por el escrutinio que debería de tener una ley que afecta las vidas de millones de seres humanos, nadie supo y nadie sabe a ciencia cierta el costo ni las consecuencias de dicha ley.

Lo único que saben los republicanos es que dieron un paso más para destazar una ley que aseguró a 20 millones de estadounidenses más en los últimos diez años, cuatro millones de ellos latinos. Esta nueva legislación tiene provisiones que podrían ser catastróficas para la salud de millones, especialmente para las personas más vulnerables como las mujeres, los niños, las personas de bajos recursos, las personas con condiciones preexistentes y las personas de la tercera edad.

publicidad

Si una persona nace con una condición de salud las aseguradoras podrán ahora cobrarle más caro o negarle cobertura por completo, una provisión que había sido eliminada bajo Obamacare y que ayudó a incrementar el número de personas con seguro médico. También les da la opción a los estados para que eliminen otra provisión de Obamacare, la que instruye a las aseguradoras a cubrir beneficios de salud esenciales, que incluyen servicios de emergencia, salud mental y servicios pediátricos. Esta provisión también asegurará la eliminación de cobertura para servicios de salud esenciales para la mujer, incluyendo cuidado del embarazo, maternidad y atención neonatal. Antes de que se aprobara Obamacare, un 88% de los planes de seguro médico optaban por no cubrir cuidados de maternidad, así que ya podremos adivinar lo que va suceder con esta ley. Como si fuera poco, la ley también podría denominar el abuso doméstico y el abuso sexual como condiciones preexistentes, lo cual evitaría que las víctimas de estos crímenes pudieran recibir cuidado de salud. Esto es una bofetada a los derechos de las víctimas, un crimen que afecta en su mayoría a mujeres y niñas.

Los recortes a la expansión de Medicaid y otros cambios a este programa garantizan que millones de adultos y niños de bajos recursos se queden sin seguro médico. Y Medicare, que provee seguro médico para personas de avanzada edad, también corre peligro.

publicidad

Viendo estos recortes drásticos al cuidado de salud de millones de personas, se pregunta uno si hay alguien que se beneficiará con la nueva ley. Bajo Trumpcare, habrá un recorte de impuestos de 592,000 millones de dólares para las personas de altos ingresos, o sea, para los ricos. Pareciera como si fuera una parábola de un villano de cine, pero esta vez, la ficción sobrepasa a la realidad. El magnate y los congresistas han formulado un plan para quitarles a los pobres para darles más a los ricos. Lo han hecho de la manera más inhumana: jugando con las vidas de millones de seres humanos.

Ya ha dejado de ser cuestión política, pues un total de 20 republicanos votaron en contra de la legislación y la mayoría del pueblo estadounidense no quiere que el Congreso se deshaga de la Ley de Cuidado de Salud.

Le pedimos a la comunidad latina, quien sería una de las más afectadas bajo Trumpcare, que por favor alce la voz y llame a su senador o senadora federal para que voten en contra cuando Trumpcare llegue a su cámara legislativa. El proyecto está hoy en manos de los senadores, y por fortuna tenemos a dos líderes latinos que están luchando en contra de esta ley, la Senadora de Nevada Catherine Cortez Masto y el Senador de Nueva Jersey Bob Menéndez. Las llamadas funcionan (vean que 20 republicanos votaron en contra de Trumpcare) ya que sus trabajos son pagados por nuestro dinero.

publicidad

También hay que recordarles su voto en las urnas a los congresistas que votaron en la Cámara. Los congresistas Valadao, Curbelo, Denham, Knight, Royce, Cuberson, McSally, Sessions, Issa, Rohracacher representan distritos que gano Hillary Clinton –y tienen una población latina significante–. Ahora tendrán que defender sus acciones durante su reelección, y nosotros nos aseguraremos de que sus constituyentes recuerden este voto.

Hay que luchar en contra de los republicanos que han vendido su propia humanidad por una victoria barata. Hay que recordarles que nuestras vidas valen más que una ceremonia en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad