publicidad
Patrulla fronteriza en El Paso
Enrique Acevedo
Opinión

Presentador del Noticiero Univision, edición nocturna

Las causas fundamentales de la migración

Las causas fundamentales de la migración

“El mayor factor que impulsa la inmigración indocumentada hacia Estados Unidos no es una frontera débil y desprotegida”.

Patrulla fronteriza en El Paso
Patrulla fronteriza en El Paso


Impulsada por retórica pegadiza como la del hermoso muro de Trump, la seguridad fronteriza se está volviendo cada vez más una narrativa engañosa que ha provocado un desenfrenado gasto estatal, una pérdida de la calidad de vida de las comunidades de la frontera, las cuales alguna vez fueron dinámicas, y un aumento de las violaciones de los derechos humanos.

La propuesta del señor Trump de imponer obstáculos legales a las remesas enviadas por los migrantes mexicanos, aunada a los comentarios xenófobos que utilizó para lanzar su campaña, se suman a las crecientes tensiones con México, uno de nuestros principales socios regionales y comerciales.

publicidad

Es hora de que el público estadounidense reconozca que el mayor factor que impulsa la inmigración indocumentada hacia Estados Unidos no es una frontera débil y desprotegida. La frontera es tan segura como siempre lo ha sido. Es una de las zonas más fuertemente vigiladas del mundo, con más de 20 mil hombres bien armados, aviones no tripulados y vigilancia de alta tecnología.

De hecho, ya tenemos un muro de 670 millas de largo que no ha logrado en lo absoluto proteger el territorio nacional a causa de los narcotúneles y la habilidad de los jóvenes que se emplean en el contrabando de drogas a través de la frontera y que escalan el muro de 21 pies en menos de 15 segundos, justo bajo las narices de las autoridades corruptas en ambos lados de la línea.

Mientras tanto, hemos hecho muy poco o nada para concentrar los recursos en mitigar las causas fundamentales de la migración: la inestabilidad económica y política, la guerra contra las drogas y la violencia relacionada con las pandillas, para nombrar solo unas pocas. En cambio, nos hemos pasado décadas tratando de detener a los inmigrantes una vez que llegan a nuestras puertas o pagándole a México para que haga el trabajo sucio por nosotros.

Trump se presenta a sí mismo como un disidente, pero realmente está proponiendo más de lo mismo. La diferencia es que el principal candidato republicano está prometiendo llevar estas políticas fallidas a un nuevo grado de ineficiencia mediante reducción de remesas, cancelación de visados e imposición de sanciones comerciales para intimidar al gobierno mexicano y hacer que éste pague su inútil muro.

publicidad

En la actualidad, Estados Unidos gasta más dinero cada año en la frontera y en la aplicación de las leyes de inmigración que los presupuestos combinados del FBI, la ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos), la DEA, el Servicio Secreto, el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos, y toda la policía de Nueva York. En total, el país ha gastado más de 100,000 millones de dólares en el control de fronteras e inmigración desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Son miles de millones de dólares de los contribuyentes destinados a intentar detener el flujo de inmigrantes indocumentados, principalmente a través de la parte suroeste de la frontera. Por otro lado, las muertes de inmigrantes han aumentado constantemente desde mediados de la década de 1990, mientras que las organizaciones de tráfico de personas, las cuales son principalmente dirigidas por los carteles mexicanos de la droga, han experimentado un auge en los negocios.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza se ha convertido en la mayor agencia de orden público en el país. Entre los años 2001 y 2009 se duplicó con creces el número de agentes de la Patrulla Fronteriza. La frecuencia de uso de fuerza letal por parte de la agencia es alarmante, así como la total falta de transparencia y la impunidad con la que a veces funciona. Incluso el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en 2014 por su “uso excesivo de la fuerza”.

publicidad

Este planteamiento basado en la seguridad también impidió el movimiento circular de los inmigrantes. Más familias se tuvieron que establecer aquí permanentemente en destinos no tradicionales una vez que se rompió el flujo de trabajadores que cruzan de un lado a otro de la frontera entre México y EEUU. Esto es un factor clave para la comprensión del electorado hispano de hoy en día que mantiene a los republicanos fuera de la Casa Blanca.

Los esfuerzos para asegurar la frontera no pueden basarse en suposiciones simplistas o en el oportunismo electoral. La vida en esa región es fluida y las comunidades mantienen importantes lazos en ambos lados, por lo que la creciente militarización no sellará la frontera, solo la sofocará.

Se deben formular e implementar políticas de forma tal que respeten los derechos de estas comunidades, la soberanía de los países vecinos y la dignidad básica de aquellos que intentan llegar a este país. La inmigración es un tema complejo y no se resolverá poniendo más guardias armados detrás de un hermoso y enorme muro en la frontera. Ya la historia lo ha demostrado.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad