publicidad

L. J. Martínez: Si tienes derecho, hazte ciudadano y vota por una democracia incluyente

L. J. Martínez: Si tienes derecho, hazte ciudadano y vota por una democracia incluyente

El autor analiza la retórica antiinmigrante y la urgencia de aumentar el caudal electoral hispano

L. J. Martínez: Si tienes derecho, hazte ciudadano y vota por una democr...


Por Leopoldo J. Martínez, Presidente de la Junta Directiva de Latino Victory Project

La retórica antiinmigrante y antilatina en las elecciones presidenciales ha creado un sentido de urgencia para millones de personas que pueden hacerse ciudadanas, registrarse y votar. Quienes quieren tener una voz en el futuro de un país que han hecho suyo, y que es en la mayoría de los casos el país de sus hijos, donde se reunifican sus familias en búsqueda de mejores oportunidades en libertad. Esta libertad está en juego, y el peligro comienza en las primarias republicanas.

Esta semana se inicia el proceso de las primarias presidenciales en Estados Unidos, un evento político del pueblo americano con impacto global. En dicho proceso, el partido republicano se encuentra secuestrado por los extremos, y por el gran capital invertido en política por un grupo de billonarios que han impuesto una agenda distante de lo que fue este partido. Hoy son agendas mercantilistas vestidas de neoliberalismo, con una postura populista de derecha, que en algunas expresiones raya en lo excluyente o xenófobo.

Frente a muchos problemas domésticos e internacionales, la narrativa que han impuesto Trump y Cruz es fuente de temor y hasta de asombro. Esta semana el Senador Lindsay Graham, de Carolina del Sur, un ícono del conservatismo republicano de mucho prestigio declaró: “la elección entre Trump y Cruz es como morir de un disparo o envenenado”. Sobran los comentarios.

publicidad

En el campo republicano, Trump con su ataque xenofóbico y su excentricidad sin propuestas, domina las encuestas. Pero muchos analistas piensan que para abril es posible que persista una lucha muy cerrada por la nominación porque no alcanzará la cantidad necesaria de votos electorales. También es de prever una creciente ofensiva o intervención del liderazgo tradicional para evitar que esta amarga pelea termine por sepultar al partido republicano en la elección general, especialmente con minorías claves como los latinos.

Estadísticamente es casi imposible lograr la presidencia de los Estados Unidos sin un apoyo de al menos el 40% de los electores hispanos. El partido republicano, que incluyó a dos candidatos de origen hispano en su lucha interna (los senadores Ted Cruz y Marco Rubio), tiene hoy solo el 35% o menos del voto latino; y candidatos como Trump o Cruz amenazan con lograr una cantidad similar al mísero 27% que tuvo Mitt Romney en este segmento.

¿Por qué? La xenofóbica, irrespetuosa, falaz y discriminatoria narrativa de Trump contra los hispanos, que por falta de contundente rechazo en el resto de los aspirantes ha contaminado a toda la plataforma republicana. Las encuestas demuestran que no es suficiente un apellido u origen hispano para lograr el apoyo de la comunidad latina.

Los hispanos en Estados Unidos se movilizan y unifican en activismo a través de la propuesta de la reforma migratoria con vía a la ciudadanía, pero hay varios asuntos claves para el elector latino: el aumento del salario mínimo o la igualdad salarial de género, el acceso a capital para los pequeños negocios, la legislación de acceso a la salud conocida como Obamacare, la viabilidad financiera, e incluso el acceso gratuito a los estudios universitarios en instituciones públicas.

publicidad

En todos estos temas está alineada políticamente la gran mayoría del voto latino, en promedios por tema que superan el 66% del electorado hispano. Y, por si fuera poco, la población hispana más importante electoralmente es muy joven, parte de los llamados millenials; y, por tanto, profundamente cercanos a asuntos propios de la agenda progresista, como el ambientalismo frente al cambio climático, el control en el uso de armas o la igualdad matrimonial. Y en el ámbito internacional, la prevalencia de la diplomacia sobre el conflicto.

Cuando hablamos del voto latino y su poder electoral no podemos perder de vista que hay más de 8 millones de residentes permanentes que son elegibles para la ciudadanía. Pero el proceso para aplicar a la ciudadanía exige orientación, recursos y apoyo. Muchas personas desconocen que son elegibles y no saben qué hacer. Otras desconocen que en ciertos casos los costos de la aplicación pueden ser reducidos.

No hablo de este tema desde una perspectiva teórica. Es el caso de mi familia.

Durante ya ocho años como residentes, mi familia y yo hemos tenido la opción de aplicar para la ciudadanía por un buen tiempo. Pero fue hasta ahora, dado el contexto político, que decidimos dar el paso. Porque viniendo de Venezuela sabemos exactamente lo que está en riesgo cuando una persona moviliza a un sector de la sociedad utilizando el odio. Buscando posicionarse como un líder por encima de las instituciones y los valores como la tolerancia, el respeto y la diversidad, los cuales son esenciales en una democracia que respeta la derechos humanos.

publicidad

Por esa precisa razón hoy me siento muy honrado de que nuestra organización, Latino Victory Foundation, sea parte de una amplia alianza para promover que personas elegibles para ser ciudadanas den el mismo paso que mi familia ha dado. Y así adquieran voz y voto en el destino de nuestro nuevo hogar.

La alianza para una nueva democracia se integra bajo el carismático, siempre comprometido y energizante liderazgo del Congresista Luis Gutiérrez (D-IL), entre Latino Victory y organizaciones como National Partnership for New Americans (NPNA), el sindicato SEIU, iAmerica, y Mi Familia Vota.

Juntos sumaremos recursos para promover más de 100 eventos y seminarios en el ámbito nacional para identificar, orientar, apoyar y empoderar a millones de personas para que sus voces sean escuchadas en estas elecciones. El objetivo es que aproximadamente el 20% de los 8 millones elegibles aplique para la ciudadanía antes del mes de Mayo y así puedan participar en las elecciones presidenciales en noviembre.

Si lo logramos, habremos incrementado el caudal electoral de quienes creemos en una sociedad democrática, diversa e incluyente en no menos de 1.5 millones de electores, quienes además podrán definir con su participación que en realidad los latinos y los inmigrantes somos gente trabajadora, de bien, y productiva. Somos parte de la experiencia Americana y constructores del fututo de esta gran sociedad.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad