publicidad
Jorge Ramos

Jorge Ramos: ¿Soy periodista o activista?

Jorge Ramos: ¿Soy periodista o activista?

El conductor de Univision responde: “Soy solo un periodista que hace sus preguntas. Y eso es todo”.

Jorge Ramos
Jorge Ramos

Por Jorge Ramos Ávalos, copresentador del Noticiero Univision (*)

Después de mi enfrentamiento con Donald Trump de hace dos meses, muchas personas me han preguntado: ¿Qué es usted? ¿Periodista o activista?

Yo sí entiendo por qué me hacen esa pregunta. A fin de cuentas, lo que vieron por la televisión y las redes sociales fue un reportero cuestionando a un candidato presidencial.

Así que ésta es mi respuesta: Soy sólo un periodista que hace sus preguntas. Y eso es todo.

Pero a veces, como periodista, hay que asumir una postura. Y eso fue lo que yo hice.

Lo que dijo Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos fue equivocado y falso. No, la gran mayoría de los inmigrantes mexicanos no son criminales, ni narcotraficantes ni violadores.

De hecho, todos los estudios concluyen que los inmigrantes son menos propensos a cometer delitos que quienes son nacidos en los Estados Unidos. La razón es muy sencilla: los inmigrantes no quieren meterse en líos con la policía porque no quieren ser deportados.

Yo pensé claramente que Trump estaba promoviendo intolerancia y discriminación con sus discursos y que era peligroso que un candidato presidencial atacara a inmigrantes y a latinos. Otros, desgraciadamente, han seguido su ejemplo.

Así que yo hice lo que cualquier otro reportero hubiera hecho: Le escribí una carta, con mi número de teléfono celular en ella, solicitando una entrevista.

publicidad

Grave error. En vez de concederme una entrevista, tal como ha hecho con los demás medios, él publicó mi número de celular por INSTAGRAM. Primera lección: Nunca se les ocurra darle su número de celular a Donald Trump.

Aún así, yo tenía muchas preguntas para él. Así que dos meses después fuimos a una rueda de prensa en Dubuque, Iowa, y ustedes ya saben lo que pasó. No le gustó mi pregunta, llamó a un guardaespaldas y éste me sacó de la rueda de prensa.

Yo he estado en Cuba y Venezuela, pero en mis 30 años como periodista ésta es la primera vez que me expulsan de una rueda de prensa por haber hecho una pregunta.

Gracias a dos valientes reporteros en esa rueda de prensa, Kasie Hunt de MSNBC y Tom Llamas de ABC News, Trump se vio obligado a rectificar y permitió que yo regresara a la sala. Después de eso, tuvo que escuchar mis preguntas sobre la deportación de 11 millones de inmigrantes, la construcción de un muro de 1,900 millas y la negación de la ciudadanía a niños, nacidos aquí, de padres indocumentados.

En otras palabras, por fin cumplí con mi labor, la cual es hacer preguntas. Podríamos debatir toda la noche si es que yo hice o no lo correcto. Solo déjenme decir, en mi defensa, que yo esperé mi turno. Pero no voy a pedir disculpas por haber hecho preguntas difíciles a un candidato presidencial que está ofendiendo a los inmigrantes, a las mujeres y a los demás candidatos.

publicidad

Nuestra mayor responsabilidad como periodistas es cuestionar a quienes están en el poder e impedir el abuso de autoridad. Esa es nuestra labor.

Nuestro lugar no es estar con los poderosos sino permanecer fuera de las esferas del poder. Nuestro papel es ser anti-poder. Solo allí, alejados del poder y del dinero, podemos conseguir respeto y credibilidad. Nuestro poder como periodistas viene de ser anti-poder.

Para cuestionar a los poderosos, necesitamos asumir una postura. Sí, ésa es una decisión ética y moral que debemos tomar bajo circunstancias muy específicas.

Nosotros, como periodistas, debemos asumir una postura en cuanto al racismo, la discriminación, la corrupción, las mentiras públicas, las dictaduras y los derechos humanos. No solo es lo correcto sino que es nuestro deber asumir una postura en esos casos.

Desafortunadamente, sabemos lo que sucede cuando no asumimos una postura. Pienso que nosotros los periodistas cometimos un grave error cuando no cuestionamos lo suficiente al gobierno de Bush antes de la invasión a Irak en 2003.

Saddam Hussein era un dictador temible, pero en aquel momento no tenía armas de destrucción masiva y no tuvo nada que ver con los ataques del 11 de septiembre. Solo unos pocos reporteros cuestionaron al presidente Bush abierta y contundentemente. Pero su esfuerzo y valentía no fueron lo suficiente.

Las consecuencias las tenemos a la vista: han muerto miles, Irak no es una democracia y el Estado Islámico es una nueva amenaza para nuestra seguridad nacional. Quisiera pensar que nosotros como periodistas pudimos haber cambiado eso. Pero el hecho es que no lo hicimos.

publicidad

La lección es que no debemos esperar. Tenemos que ser los primeros en hacer preguntas cuando los derechos humanos están en juego, cuando los políticos mienten, cuando a un grupo étnico lo están atacando, cuando el racismo y la discriminación están presentes como un plan para el futuro de los Estados Unidos.

No podemos esperar para hacer esas preguntas después de las elecciones. No, las preguntas difíciles hay que hacerlas ya, ahora mismo.

Así que hay que asumir una postura y no pedir disculpas por ello.

Quiero dedicar este galardón a las familias de los 80 periodistas que han sido asesinados en México durante la última década y, también a los reporteros de la Ciudad de México que denunciaron un caso de corrupción conocido como “La Casa Blanca” donde la primera dama de México compró una casa de 7 millones de dólares a un contratista del gobierno.

No pasó nada en México pero esos periodistas perdieron sus empleos poco después de que se publicara su informe.

Pero no han sido silenciados. Lo que yo aprendí de ellos es que no hay que callarse, no hay que sentarse y no hay que salir de la sala.

Nuestra labor, sencillamente, es hacer preguntas.

(*) Discurso de aceptación del Premio a la Excelencia en Periodismo, otorgado el 10 de noviembre de 2015 por el International Center for Journalists (Centro Internacional para Periodistas, en español)  en Washington, DC.

publicidad

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad