publicidad
General John Kelly, Jefe de Despacho de la Casa Blanca.
Daniel Garza
Opinión

Director de la Iniciativa LIBRE.

Carta abierta al general John Kelly

Carta abierta al general John Kelly

“Nuestros líderes tienen la oportunidad de diseñar una visión positiva que desencadene nuestra economía, relance el crecimiento económico y expanda las oportunidades para todos los estadounidenses”.

General John Kelly,  Jefe de Despacho de la Casa Blanca.
General John Kelly, Jefe de Despacho de la Casa Blanca.

Estimado general Kelly:

En primer lugar, quisiera extenderle mis más sinceras felicitaciones por su reciente nombramiento como Jefe de Despacho en la Casa Blanca. Usted toma las riendas de este importantísimo puesto en momentos en que nuestro país pasa por una etapa de múltiples retos, tantos domésticos como del extranjero –aunque yo creo que la encrucijada que atraviesa nuestro país puede transformarse en un momento lleno de oportunidades–. Por primera vez en muchos años los votantes han enviado un mensaje claro sobre sus deseos de tener un gobierno limitado y expandir la libertad, y han elegidos a legisladores que prometieron adelantar reformas en ese sentido. En las semanas y meses por venir usted estará en una posición única para enfocar los trabajaos de la Casa Blanca y ayudar a convertir esos deseos en realidad.

publicidad

Con eso en mente, es muy alentador saber que la Administración y el Congreso se han puesto de acuerdo en un conjunto de principios para dirigir el debate sobre la reforma tributaria. El Congreso ha señalado que se concentrará pronto en el tema de la reforma de impuestos, y no hay razón para que republicanos y demócratas no puedan unirse en torno a un conjunto de cambios que reduzcan la carga de impuestos, simplifiquen el código fiscal y favorezcan el crecimiento de trabajos y salarios.

El código de impuestos actual es complejo e ineficiente, y no ha sido reformado en más de 30 años. Trabajadores, familias y pequeñas empresas tienen que soportar una sobrecarga de costos, solo para estar seguros de que están cumpliendo con la ley. Esto no es justo, y debemos mejorarlo. La reforma tributaria tiene el potencial de aliviar el excesivo peso de impuestos que sobrellevamos tantos de nosotros, para alentar el crecimiento económico y crear los cientos de miles de espacios de trabajo que resultarán del incremento en la productividad del sector privado.

Los impuestos se quedan con una parte muy importante del dinero ganado difícilmente por un pueblo que está tratando de pagar sus cuentas. Las familias hispanas podemos entender esto mejor que la mayoría, porque pagamos una proporción más grande de nuestro ingreso en impuestos que cualquier otro grupo. Además, el código de impuestos ha convertido a Estados Unidos en una sociedad de dos niveles, donde los que están bien conectados se benefician de un mejor tratamiento que los estadounidenses comunes. Nuestro código de impuestos debe promover el crecimiento del sector privado e incentivar el desarrollo de nuevas habilidades entre los trabajadores para que puedan ganar salarios más altos. Es hora de arreglar esto.

publicidad

Además de una reforma del código de impuestos, existen grandes oportunidades para sacar adelante otros temas importantes. Aunque la reforma del sistema de salud ha ido muy despacio, este tema no va a desaparecer. Un gran número de condados, por todo Estados Unidos, no tienen un asegurador que participe en los intercambios de Obamacare. Y los planes que están disponibles tienen primas muy altas y gastos adicionales que dejan a muchos consumidores sin opciones. Para millones de estadounidenses que creyeron en las promesas de Obamacare, el sistema no trajo ningún alivio. Aunque el Senado fracasó en su más reciente esfuerzo para revocar y sustituir un sistema roto, la Casa Blanca debe seguir trabajando con el Congreso para impulsar una reforma concentrada en los pacientes, que baje los costos e incremente las opciones.

A pesar de lo que dicen las organizaciones izquierdistas, los medios de comunicación y algunos líderes del Congreso, los latinos están con ustedes en estos temas críticos. Encuesta tras encuesta demuestran que respaldamos plenamente las políticas que buscan aumentar el crecimiento y la productividad en todos los sectores de nuestra economía. Apoyamos, de forma casi unánime, la opción escolar. Creemos en la responsabilidad fiscal cuando hablamos de gastos gubernamentales. Y millones de dueños latinos de empresas pequeñas buscan que esta administración impulse un alivio en impuestos y regulaciones. Nosotros también apoyamos una reforma del sistema de inmigración basada en el mercado que nos proteja de aquellos que nos quieren hacer daño y permita una incorporación ordenada de aquellos que buscan contribuir generosamente con este país, con su espíritu innovador y sus habilidades productivas.

publicidad

Para responder a las prioridades del pueblo estadounidense es importante que nuestros legisladores en Washington aborden estos temas de una manera prudente y cuidadosa. Nuestros líderes tienen la oportunidad de diseñar una visión positiva que desencadene nuestra economía, relance el crecimiento económico y expanda las oportunidades para todos los estadounidenses. Esta agenda debe estar por encima de las metas partidistas, y atraer a republicanos y demócratas. Rechazando las distracciones, y enfocándose en el progreso consistente de estos y otros temas de importancia, los legisladores pueden cumplir con los objetivos que el pueblo estadounidense les ha fijado.

Le deseo lo mejor en estos asuntos.

Daniel Garza

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad