publicidad

Opinion: Plan de salud Obama y

Opinion: Plan de salud Obama y

La economía del país ha eliminado el asunto de la reforma migratoria del debate político entre los candidatos.

Millones de indocumentados en el país

NUEVA YORK - La crisis económica presente ha tenido un impacto significativo en la inmigración; ha eliminado el asunto de la reforma migratoria del debate político entre los candidatos presidenciales.

Actualmente hay estimados unos 12 millones de inmigrantes indocumentados en el país. Los estadounidenses han pedido a sus líderes que les informen que acciones tomarán contra aquellos que residen de manera ilegal y todos aquellos que planean seguir las mismas huellas.

Pero la preocupación por las fallas en la economía ha reemplazado el debate público que cuestiona si los inmigrantes indocumentados están penetrando al país y cambiando su panorama cultural, político y demográfico, robándoles el trabajo a los ciudadanos estadounidenses y devaluando los salarios. Además de consumir recursos nacionales vitales sin pagar impuestos, incrementando el crimen y la delincuencia, convirtiéndose en un riesgo a la seguridad nacional.De hecho, se han llevado a cabo tres debates sin una sola mención del asunto de inmigración.

Mientras que el tema continúa presente en los medios de comunicación hispanos, ambos candidatos presidenciales John McCain y Barack Obama probablemente no están muy tristes de que este asunto desaparezca de los medios no-hispanos.

Importancia del voto latino

Ambos candidatos comprenden la importancia del voto hispano en estas elecciones. No hace falta decir lo emotivo que es este asunto para los latinos y ambos quieren ganarse el voto latino, especialmente en California, Texas, Pensilvania, Colorado, Nuevo México Arizona y Florida, estados que podrían determinar quién será el próximo presidente.

publicidad

Al mismo tiempo, ninguno de los dos quiere alienar a los muchos otros electores estadounidenses, de quienes necesitarán su apoyo para ganar la elección.

Muchos de estos votantes están en contra de la inmigración y esperan que su candidato incremente la seguridad tanto en la frontera como en los sitios de trabajo.

Además esperan que su candidato reduzca los beneficios a inmigrantes y que retiren a los millones de indocumentados que actualmente viven en el país.

La crisis económica también puede ocasionar grandes sentimientos anti-migratorios. Los malos tiempos en la economía puede resultar en mayores resentimientos contra los inmigrantes sin documetos de residencia legal.

Enojo y ansiedad por economía

Ed. A Fallone, un experto en inmigración y profesor de leyes en la Universidad de Marquette, explica que la historia de los Estados Unidos está llena de instancias en las que los estadounidenses han desahogado su enojo y ansiedad acerca de la economía y otros asuntos en contra de los inmigrantes.

Tras años de crecimiento, la inmigración ilegal de México y Centro América a los Estados Unidos, ha disminuido, de acuerdo a las estadísticas publicadas por el Pew Hispanic Center, una institución de inteligencia basada en Washington D.C.

Las redadas a las fábricas y las deportaciones de trabajadores ilegales son en parte la causa de esta reducción, pero probablemente el factor más importante ha sido las dificultades económicas que enfrenta la nación.

publicidad

Por otra pare, la gran diferencia entre los salarios de Estados Unidos contra los de América Latina continua motivando a los hispanos a abandonar sus países natales y emigrar a los Estados Unidos sin importar las avanzadas medidas de seguridad.

También existe un creciente número de inmigrantes indocumentados que se están autodeportando debido al declive de la economía estadounidense, dijo Wayne Cornelius, Director del Centro de Estudios Comparados de la Universidad de San Diego en California. 

“Tienen acceso a menos trabajo, y los gastos de vivienda han incrementado debido a los costos más altos de petróleo y alimentos”, dijo Cornelius. 

Disminución de ingresos

Las estadísticas del Buró de Censo muestran que los ingresos de los extranjeros no- ciudadanos ha disminuido por un 7.3 por ciento en el 2007 comparado al año anterior y las estadísticas de Pew Hispanic Center muestran que los ingresos de los centroamericanos han disminuido significativamente.

En adición, los trabajadores están enviando mucho menos dinero a sus familiares en América Latina lo cual está afectado a las personas de esos países, un fenómeno que ha ocurrido por primera vez desde que el Banco de Desarrollo InterAmericano comenzó a trazar las remesas en el 2000.

Con la economía contrayéndose, los americanos no les darán la bienvenida a los inmigrantes tan fácilmente. “En tiempos de prosperidad, Estados Unidos les ha dado la bienvenida a los inmigrantes pero en malos tiempos los ha ahuyentado”, dijo Daniel Tichenor, profesor de ciencia política de la Universidad de Oregon.  

publicidad

Con menos trabajadores disponibles, muchas industrias también sufren por falta de trabajadores.

Quieran o no hablar públicamente los candidatos acerca de la inmigración, el asunto no va a desaparecer, pues es un aspecto que impacta de forma muy grande a la sociedad americana y permanece en la mente de muchos estadounidenses. El clima económico actual tan sólo ha dificultado el asunto migratorio para el próximo presidente de los Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad