One DREAM: Estudiantes indocumentados, desobediencia civil y la reforma migratoria

Un sueño, millones de historias

Univision 34

Esta es la lucha de jóvenes por una reforma y cómo, además, renovaron el liderazgo en sus comunidades y expusieron las inconsistencias del sistema actual.

I. DREAM Act 5 y Plyler vs. Doe

Dos años después del fracaso del DREAM Act en la sesión de 2010 del congreso, el presidente Barack Obama anunció la decisión de ejercer su discreción ejecutiva para detener las deportaciones de estudiantes inmigrantes que cumplen ciertos requisitos. Aunque no es una amnistía ni resuelve el estatus legal de los solicitantes, cientos de miles de personas celebraron por todo Estados Unidos y no era para poco: es la primera decisión migratoria de un presidente desde el Immigration Reform and Control Act de Ronald Reagan en 1986 y, 27 años después, un primer paso concreto hacia algún tipo de reforma migratoria.


El alivio administrativo remeció la política nacional y generó nuevamente debate acerca del tema migratorio " causando reacciones como la de Jane Brewer, gobernadora de Arizona, de prohibir las licencias de conducir a inmigrantes indocumentados, o la demanda de agentes de ICE que argumentan que estarían yendo en contra de leyes federales si obedecen " pero no sorprendió a muchos considerando la cercanía de los comicios de noviembre de 2012. No obstante, más allá del factor electoral, el gobierno demócrata estaba respondiendo a la estrategia de desobediencia civil que varios jóvenes indocumentados activistas habían estado aplicando en varias de sus oficinas de campaña. 

Las tácticas de desobediencia civil no son nada nuevo, ni para el movimiento pro-DREAM Act ni para los Estados Unidos. Los ‘soñadores’ lo han hecho por años en oficinas de campaña, de senadores e incluso oficinas de ICE, poniendo en juego sus vidas como las conocen para demostrarnos la urgencia por soluciones efectivas en el campo migratorio. Si bien el camino hacia este pequeño paso de la Acción Diferida tiene muchas tangentes, la principal razón por la que se logró y por la que hoy la nación tiene nuevamente una discusión sobre inmigración es por los años de trabajo estoico de miles de estudiantes indocumentados que se organizaron para ejercer sus derechos y luchar contra la discriminación. 

Conozca a continuación un poco más sobre la historia de la lucha de estos estudiantes ‘soñadores’ americanos.

I


Para tener la fortuna de estar en el trabajo soñado, usualmente el camino empieza por esforzarse bastante en la secundaria y la universidad, ganar experiencia como practicante y luego graduarse.

Eso, frecuentemente nos reafirman, puede ser tortuoso e impredecible, pero muy beneficioso tanto para el colectivo como para el individuo.

Sin embargo, una cantidad considerable de estudiantes en los Estados Unidos está siendo forzada a caminar sin norte y a enfrentarse a las dificultades peculiares de un callejón sin salida en el que los sueños y el talento parecerían condenados a marchitarse.

Justamente motivados por esa situación, cuatro de esos estudiantes " quienes viven en un limbo muy particular por ser inmigrantes indocumentados " decidieron ingresar a la oficina del Senador John McCain en Tucson, Arizona el 17 de Mayo del 2010 para hacer una protesta pacífica. Su objetivo: ser arrestados adrede, lo que propiciaría un proceso de deportación.


Todo el episodio empezó ese lunes poco antes del mediodía. A Mohammad Abdullahi, Yahaira Carrillo, Lizbeth Mateo y Tania Unzueta se les unió Raúl Alcaraz, un ciudadano mexicano que trabaja de consejero en una escuela local y el único del grupo con estatus migratorio legal. Era el nacimiento del DREAM Act 5, como se les llegó a conocer en los medios de comunicación y entre sus simpatizantes.

El DREAM Act " oficialmente conocido como Development, Relief and Education for Alien Minors Act " es una propuesta de ley en el Congreso que permitiría a estudiantes indocumentados trabajar, estudiar y servir en las fuerzas armadas al proveer un camino a la residencia permanente condicional si cumplen ciertos requisitos. Se han presentado varias versiones de esta ley federal desde el 2001, pero todos han sido intentos fallidos.

Según reportaron varios medios, como The New York Times, estos activistas son los primeros indocumentados que declaran abiertamente su estatus migratorio y enfrentan un proceso de deportación como parte de una protesta para presionar al Congreso.

Aparte del objetivo de ser arrestados para llamar la atención y crear conciencia a nivel nacional sobre la necesidad de pasar el DREAM Act y una urgente reforma migratoria, ellos deseaban que los legisladores como McCain " quien por ese entonces se acercó más a posiciones de la extrema derecha en temas como la inmigración, “Don’t Ask, Don’t Tell” y la economía porque estaba teniendo dificultades en las elecciones primarias Republicanas del 2010 para vencer a J.D. Hayworth " se responsabilicen por jugar a la política con sus vidas.


Hacer la protesta precisamente esa fecha en la oficina de McCain en Tucson tenía además otros ingredientes especiales, no sólo porque él fue promotor y defensor elocuente del DREAM Act en el pasado y hoy es su opositor, sino también porque Arizona es la tierra del SB 1070 " una de las leyes anti-inmigrantes más tristemente infames de los últimos años " y el 17 de Mayo es el aniversario del caso Brown vs. Board of Education of Topeka, un caso histórico en el movimiento de derechos civiles donde la Corte Suprema declaró unánimemente que la segregación racial en las escuelas es inconstitucional.

VEA: 

El DREAM Act 5 se quedó en la oficina de McCain hasta las 6 p.m., una hora pasada la hora de cierre. Aunque se les ofreció una reunión en el futuro con el senador, ellos rechazaron la propuesta argumentando que no aceptarían nada menos que un compromiso oficial de apoyo al DREAM Act a esas alturas del debate.
Stage Image
 “DREAM Act 5″ durante la acción de desobediencia civil
en la oficina del Senador McCain en Tucson, AZ.


Antes de ser arrestados, acordaron que uno de ellos, Tania Unzueta (26 años de edad en ese entonces) saldría de la oficina para ser portavoz del grupo. Los demás fueron arrestados bajo cargos de misdemeanor trespassing " a los que se declararon inocentes " y llevados a Pima County Jail. Como únicamente Alcaraz (27) tiene su documentación migratoria en regla, los otros tres activistas arrestados fueron procesados y detenidos por El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) esa noche.

Tras dos días de detención, los activistas fueron liberados el miércoles con citas para comparecer en la corte un par de meses después. El DREAM Act consiguió 55 votos en Diciembre del 2010 (5 menos de los necesario para terminar la estrategia obstruccionista Republicana en el Senado) y, aunque la administración Demócrata actual ha señalado que deportar estudiantes indocumentados no es su prioridad, todavía hay DREAMers siendo detenidos y deportados.
Stage Image
Carrillo (25 años en 2010) de Kansas City; Abdullahi (24) de Ann Arbor; y Mateo (25) de LA
en la Cárcel del Condado de Pima. Si bien fueron los primeros DREAMers en revelar
su estatus migratorio como parte de una protesta para presionar al gobierno,
muchos otros estudiantes por todo el país han tomado acciones similares.

¿Pero por qué un grupo de estudiantes brillantes decide tomar medidas tan extremas y radicales, arriesgando sus vidas como las conocen?


“Si bien estamos contentos de estar afuera (de la cárcel), recuerden que esta acción no fue y no es acerca de nosotros como individuos,” dijo Carrillo. “Hemos pasado los días de estar sentados sin hacer nada mientras que otros toman decisiones por nosotros, mientras que otros nos dicen que esperemos. No podemos esperar. Esperar no es más una opción.”

Grupos de estudiantes activistas de diversos puntos del país también han estado organizándose para aplicar estrategias similares: marchando para cabildear en Sacramento o Washington; bloqueando calles principales para crear conciencia sobre la necesidad del DREAM Act y una reforma migratoriahaciendo protestas en las oficinas de varios legisladores; organizando vigilias, eventos de recaudación de fondos, asambleas públicas; y además creando una presencia gigantesca en los social networking sites y usando tecnología actual para cabildear y movilizarse. Algunos otros, desafortunadamente, optaron por irse del país o incluso por terminar sus propias vidas, deprimidos por la aparente falta de esperanza.

Estos activistas provienen en su mayoría de estados con leyes especiales que permiten a los estudiantes indocumentados matricularse en instituciones de educación superior pagando in-state tuition. Vea a continuación este mapa interactivo de los estados que tienen una legislación que permite que los estudiantes indocumentados obtengan una educación superior pagando como residentes:

EXPLORE: 


Aunque parezca surreal, se ha desarrollado un escenario legal en el que millones de jóvenes estudiantes indocumentados se gradúan de instituciones de educación superior y se topan con una disyuntiva aterradora: quedarse en el país y desperdiciar su talento en trabajos mal remunerados para los que están sobrecalificados, limitando a otra generación al ciclo de pobreza, o irse del país a lugares que no conocen y que no consideran su hogar para poder trabajar en su profesión. Pero quizás aún más bizarro es que por más de tres décadas el gobierno no haya podido resolver esta perversa dicotomía federal, donde se les garantiza la educación K-12 a los estudiantes indocumentados por una decisión histórica de la Corte Suprema y luego se les segrega y condena a ser una sub-clase.

Si bien el fenómeno de la inmigración, con todos sus problemas y beneficios, tiene orígenes mucho más remotos en la historia, la formación del especial limbo legal en el que los estudiantes indocumentados se encuentran es relativamente nueva. Para comprenderla, es crucial analizar la decisión de la Corte Suprema en Plyler vs. Doe y sus consecuencias educativas y sociales.

Plyler vs. Doe llegó a la Corte Suprema porque la state legislature de Texas pasó el Alien Children Education (ACE) en 1975, una ley que negaba fondos estatales para la educación de niños indocumentados y que, además, permitía a las escuelas negarles la matricula. Como una corte federal de Texas declaró en 1977 y 1980 que la ley violaba el Equal Protection Clause de la Enmienda 14 de la constitución, el estado de Texas y el superintendente escolar James Plyler apelaron a la Corte Suprema de los Estados Unidos. La discusión constitucional se centro en dos puntos clave: si el Equal Protection Clause aplicaba a niños indocumentados y, de ser así, si debían recibir educación pública gratuita.


El Juez William J. Brennan redactó la decisión de la mayoría que, aparte de acordar que no hay evidencia sugiriendo que los immigrantes indocumentados no crean una carga significativa en la economía estatal o pruebas de que excluirlos mejoraría la calidad de la educación, concluyó 5-4 que negarle el acceso a una educación pública gratuita a jovenes indocumentados “impone una vida de dificultades a una clase de niños que no son responsables por su estatus inhabilitador, (y que) el estigma del analfabetismo los marcará para el resto de sus vidas.”

Aquí un resumen con los argumentos del caso y las respuestas de la Corte. Fuente: UC San Diego (PDF)

Argumentos de Texas defendiendo ACE 

Respuesta del Juez Brennan


La “preservación de… recursos limitados para la educación de… ciudadanos legales”

Esta preocupación sola, aunque es importante, “difícilmente puede justificar la clasificación usada en la asignación” de recursos relevantes. Lo que Texas necesita es una justificación por su trato diferencial a los niños en base a su “documentación

Protección de un “influjo de inmigrantes ilegales”

Primero, “no hay evidencia… sugiriendo que las personas que ingresaron ilegalmente impongan alguna carga significativa en la economía estatal.” Los inmigrantes indocumentados pagan más que suficientes en impuestos para compensar por su relativa subutilización de servicios públicos. Así que Texas no necesita protección de los inmigrantes indocumentados. Segundo, el motivo dominante para la inmigración ilegal no es el uso de servicios públicos (como acceso a escuelas públicas), sino la disponibilidad de empleo. Entonces, incluso si Texas necesitara protección contra los inmigrantes indocumentados, ACE sería “ridículamente inefectiva” como medio para frenar el “influjo”.


Niños indocumentados imponen “cargas especiales… en la capacidad del Estado de proveer educación pública de alta calidad”

“Las pruebas no confirman la afirmación que la exclusión de niños indocumentados probablemente mejore la calidad general de la educación en el Estado.”

Hay menos probabilidades de que los niños indocumentados “se queden dentro de las fronteras del Estado, y… poner su educación a ser productiva dentro del Estado

Las probabilidades son virtualmente incuantificables. Así que hay poca o nada de evidencia de que esta afirmación es verdad

Conclusión: Brennan concluyó que el Estado no tiene ningún interés importante con el que ACE tenga una relación sustancial, que ACE no pasa el Intermediate Scrutiny Test, y que por lo tanto ACE viola la Equal Protection Clause de la Enmienda 14


Este caso es considerado como un hito de los derechos civiles en Estados Unidos porque gracias a su decisión se gradúan un aproximado de 65,000 estudiantes indocumentados todos los años. Eso significa, como expone Jennifer Frum en su investigación “Post-secondary Educational Access for Undocumented Students " Opportunities and Constraints” (PDF), que incluso si se da el escenario imposible que las fronteras de los Estados Unidos se cierren herméticamente, los patrones migratorios indican que habrían indocumentados graduándose de las escuelas estadounidenses por los próximos 20 años. Naturalmente, muchos de ellos deciden continuar su educación hasta conseguir maestrías o doctorados porque comprenden el valor de una educación y porque comprenden las posibilidades del sistema educativo que los formó.

Como explica Frum, Plyler vs. Doe es relevante al debate por dos razones: Primero, la Corte dijo que los estados deben demostrar que tienen un interés convincente para limitar el acceso a una educación para un grupo particular, lo que Texas no pudo hacer. Segundo, aunque la Corte dijo que la educación no es un derecho fundamental, indicó que negar la educación hasta la secundaria a los niños indocumentados equivalía a crear una “vida de penurias” y una permanente “subclase” de individuos (haciendo una conexión entre la educación y movilidad social).


Cuando el Juez Warren E. Berger disintió con la decisión de Plyler vs. Doe, dijo que el poder judicial se debía mantener conservador en cuanto a la inmigración ya que era tema de competencia del Congreso. Berger escribió: “Si bien el espectro de una casta permanente de residentes Mexicanos ilegales en los Estados Unidos es efectivamente perturbadora. . . Encuentro difícil de creer que el Congreso toleraría por mucho tiempo semejante resultado auto-destructivo, que no pueda deportar a estas familias de inmigrantes ilegales o proveer una educación para sus hijos.”

Sin embargo, 30 años después de este caso se puede confirmar que nuestro Congreso si falló, tropezando con la intransigencia de sus juegos políticos. Como la necesidad de intentar esclarecer el limbo legal de los estudiantes indocumentados ha sido evidente y el gobierno federal no ha podido brindar soluciones, 12 estados han pasado hasta la fecha leyes especiales que resuelven algunos aspectos del tema " como poder matricularse en instituciones de educación superior pagando como residentes locales " pero que son todavía insuficientes.

Aunque Plyler vs. Doe permitió que millones de personas tengan acceso a una educación sin importar su estatus migratorio, también propició el comienzo de un desbarajuste legal complejo que requiere debate serio en varias áreas sensibles " como derechos civiles, educación, finanzas e inmigración " para poder ser resuelto.

 
 
 
 


II. Precedentes legales y las redes de DREAMers

II


Desde la decisión de Plyler vs. Doe, han habido diversos casos legales y leyes a nivel federal y estatal que han avanzado o retrocedido paulatinamente los derechos de los estudiantes indocumentados. Por ejemplo, mientras que el caso Leticia A. vs. the UC Regents and the CSU Board of Trustees en 1986 permitió a los estudiantes indocumentados ser elegibles para ayuda financiera estatal y requirió a los sistemas universitarios UC y CSU que terminaran prácticas discriminatorias (como pedir prueba de ciudadanía o residencia permanente para definir el estatus de residencia estatal), el caso Bradford vs. the UC Regents de 1991 invalidó el veredicto de Leticia A. porque se argumentó que su conclusión está violando directamente la responsabilidad federal de promulgar leyes regulando la inmigración.

Vea a continuación una línea de tiempo con las legislaciones y precedentes legales más significativos:

EXPLORE:


Ante la falta de una satisfactoria resolución federal en cuanto a la educación de los jóvenes indocumentados, Texas y California " dos de los focos de mayor concentración de indocumentados en la nación " fueron los primeros estados en ofrecer costos de matrícula de residentes para ese segmento de la población en instituciones de educación superior tras aprobar las leyes HB 1403 y AB 540, respectivamente.

Como las razones económicas son una de las principales barreras para la obtención de una educación, la gran diferencia entre los costos de matrícula como residente y no residente demuestra la relevancia de este tipo de leyes para los estudiantes indocumentados " cuyo promedio de graduados de la secundaria que van a la universidad es bajo (5 a 10 por ciento) no porque no quieran continuar estudiando, sino porque no pueden pagar o porque algunas instituciones no les permiten matricularse, según el estudio “Creating Opportunities for Immigrant Students and Supporting the U.S. Economy” (PDF) del Immigration Policy Center. Para el 2011-2012, mientras que el costo de pagar matrícula como residente para un universitario en una UC es $12,192, pagar como no-residente es $22,878.

“Una de las mayores dificultades es pagar por todo, pero creo que también ser constante en la escuela”, dijo Erick Huerta, un activista que ha venido documentando desde hace años la experiencia de ser DREAMer en su blog “Just a Random Hero”. “Empecé en el 2007. Ahora es 2013 y por los últimos siete años he estado dándole, poco a poco, una clase aquí y otra allá. Ahora finalmente puedo transferirme a una escuela de cuatro años y terminar”.

Si bien la ley estatal AB 540 de California ha tenido que enfrentar varias demandas legales, recientemente fue corroborada por la Corte Suprema de los Estados Unidos, validando las leyes similares que existen en otros 11 estados y ratificando el derecho de los estudiantes indocumentados de obtener una educación desde el jardín de niños hasta la universidad.


Algunos estimados demográficos ayudan a entender mejor la urgencia de acción federal en el tema migratorio: De los aproximadamente 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven actualmente en los Estados Unidos (un tercio de la población inmigrante del país), 1.8 millones (o 15 por ciento) son jóvenes indocumentados.

En Estados Unidos viven aproximadamente 2.1 millones de jóvenes indocumentados que hubieran podido beneficiarse por el DREAM Act. De acuerdo con cifras del Immigration Policy Center, mientras que casi 620,000 estudiantes se beneficiarían con esta ley porque tienen un diploma de secundaria, un certificado equivalente (GED) o un Associate’s Degree, se estima que 1.35 millones podrían ser elegibles si se gradúan de la secundaria u obtienen un certificado equivalente (GED) y continúan una educación post-secundaria o se unen a las fuerzas armadas.

Stage Image

 Los diez estados con el mayor número de beneficiarios potenciales del DREAM Act: California (26%), Texas (12%), Florida (9%), New York (7%), Arizona (5%), Illinois (4%), New Jersey (4%), Georgia (3%), North Carolina (2%), y Colorado (2%)
Fuente: Investigación “No DREAMer Left Behind” (2010, UCLA)


Stage Image

Fuente: Investigación “No DREAMer Left Behind” (2010, UCLA) y Migration Policy Center

A pesar que las 12 leyes estatales otorgando costos de matrícula de residentes a estudiantes indocumentados tienen el propósito de hacer algo por resolver el vacío legal que afecta a millones de jóvenes, no solucionan por completo los obstáculos que enfrentan. Por ejemplo, estas leyes estatales no resuelven la falta de acceso a ayuda financiera para estudiantes indocumentados. Sumadas a bajos ingresos familiares y a la imposibilidad de conseguir trabajos, pasantías pagadas o empleo estudiantil, la incapacidad de poder competir por ayuda financiera es prohibitiva para una educación postsecundaria en Estados Unidos, como explica Roberto Gonzalez en “More Than Just Access: Undocumented Students Navigating the Postsecondary Terrain” (PDF). Además, la existencia de estas leyes estatales ayuda a reforzar un estigma sociocultural que acarrea secuelas psicológicas graves cuando se identifica a personas por el frío número de alguna ley.

No obstante, las consecuencias positivas de estas mismas leyes estatales son numerosas. Las estadísticas sobre educación e inmigración relacionadas a estudiantes indocumentados son las cosas más tangibles y fáciles de calcular, pero el desarrollo de una identidad y su consecuente fortalecimiento personal y sentido de pertenencia son quizás las características que más han definido al movimiento de los DREAMers. El apoyo de esas leyes estatales los hizo fuertes no sólo al validar su deseo de continuar su crecimiento profesional, sino también sirviendo como medio para que se formen una serie de redes de ayuda, participación y activismo.


Las redes de estudiantes indocumentados " exitosamente establecidas a nivel local, estatal y nacional " sirven diversas funciones, de acuerdo con William Pérez, profesor en Claremont Graduate University y ex-investigador para RAND Corporation. Por un lado, son fundamentales a nivel personal porque permiten que nuevas generaciones de estudiantes se contacten con gente atravesando una experiencia de vida similar que les demuestre que no están solos y que si es posible graduarse. Por otro lado, son cruciales a nivel colectivo porque sirven como vehículo del activismo y cabildeo característico de su lucha. Además, como los estudiantes indocumentados no tienen acceso a ayuda financiera estatal y tampoco pueden trabajar legalmente (obteniendo sólo trabajos mal pagados), muchos de estos clubes ayudan a satisfacer esas urgencias económicas con esfuerzos de recaudación de fondos.

“La importancia (de estas redes de estudiantes) es tremenda no solamente en cuanto a su incorporación a los esfuerzos de activismo y trabajo político pero también en cuanto al apoyo social y al apoyo psicológico y también al poder acceder a recursos económicos que les permiten seguir con los estudios superiores”, comentó Pérez.

Estos son algunos ejemplos de las actividades de beneficio económico de estas redes:

Subastas


Información: Los estudiantes comparten información con otros estudiantes indocumentados sobre las pocas becas disponibles para ellos

Lavados de automóbiles

Raffles

Proyecciones de películas


Ventas: Comida, Libros, Camisetas, Food, Books, T-shirts, mercadería, boletos a conciertos o eventos deportivos

Cenas de recaudación de fondos con invitados especiales

Scavenger hunts

Actividades de recaudación de fondos a través de redes sociales


Patrocinios a través de caminatas o viajes en bicicleta

Actividades de recaudación de fondos con el sector privado (restaurantes, artistas, manufacturadores, etc.)

Ventas de cochera

A medida que las redes de estudiantes indocumentados se consolidaron y perfeccionaron su planeamiento a corto y largo plazo " con más estudiantes participando mientras los organizadores adquirían mayor experiencia en el juego político " las  estrategias utilizadas también cambiaron. Como resultado de su perseverancia y del uso de nuevas herramientas y estrategias activistas, el movimiento ganó en pocos años apoyo legal, apoyo de personalidades, organizaciones e instituciones importantes y mayor cobertura en los medios de comunicación masiva. Además, fue precisamente ese cambio de tácticas lo que mantuvo el debate migratorio activo y motivó al presidente Obama que anuncie la Acción Diferida.


“La Acción Diferida nunca hubiera ocurrido si no hubiera sido por el valor y tenacidad de jóvenes inmigrantes de todo el pais", dijo Wong. "Ellos lucharon por ella y fueron ellos quienes al final empujaron a Obama a hacer lo correcto”.

VEA: 

Una muestra de las nuevas estrategias y herramientas de activismo del movimiento de los DREAMers es el uso de redes sociales en Internet, donde los grupos de estudiantes indocumentados han creado una presencia amplia a nivel local y nacional donde se organizan, debaten, promocionan y fomentan acción. DREAMActivist " un centro de medios sociales multicultural dirigido por jóvenes inmigrantes que fue fundado en el 2007 y que aboga por el DREAM Act y una reforma migratoria " es uno de los portales de mayor importancia y prominencia para el movimiento pro-DREAM Act. Si bien su equipo de trabajo cuenta actualmente con cinco miembros oficiales, en realidad ha contado con docenas de colaboradores por todo el país en estos años. Según Prerna Lal, co-fundadora de la página web, han hecho campañas para luchar contra la deportación de alrededor de 300 inmigrantes, trabajando con un presupuesto anual entre $80 mil y $100 mil, “lo cual no es mucho para lo que hacemos, pero nos la arreglamos”. Varios fueron salvados de una deportación pero otros no corrieron la misma suerte.

El cambio de estrategias usadas por DREAMers es una fotografía de momentos determinantes dentro del movimiento. La fallida presentación del DREAM Act en 2007 le sirvió a los estudiantes activistas de distintas maneras: además de ver el potencial de la unión de esfuerzos de colectivos por todo EEUU y la necesidad de desarrollar sus propias redes de organización y cabildeo que representaran sus deseos, como el DREAM Act como una propuesta separada de la reforma migratoria, tomaron la decisión de empezar a usar sus historias como su arma, trascendiendo la clandestinidad del indocumentado. Eso cambiaría todo.


“Cosas normales como escribir cartas, agendar reuniones, hacer llamadas, intentamos todo eso y nada estaba funcionando, así que decidimos ‘OK, lo que va a funcionar es que tal si ponemos nuestras vidas en peligro y arriesgamos ser deportados como un teatro”, dijo Lal. “Así que tuvimos que crear este teatro de necesidad, de ‘Hey, estamos acá, somos indocumentados, no tenemos miedo y vamos a sentarnos aquí para que el resto de alguna manera se pueda parar por nosotros también’. Creo que ayudó a crear un momento increíble para el DREAM Act y también visibilidad porque de verdad ayudó con la visibilidad de estudiantes indocumentados en la prensa”. 

Para el 2009, organizadores de DREAMActivist comenzaron a trabajar en la campaña “Educación, No Deportación” utilizando los puentes que habían creado entre diversas coaliciones e incrementando sustancialmente su presencia en sitios de redes sociales y los medios de comunicación. El año siguiente marcaria el paso más definitivo para el movimiento de DREAMers con numerosas acciones, entre las que resaltan la protesta de cinco estudiantes en la oficina de McCain en Arizona, la manifestación de 21 estudiantes en julio en el Capitolio y la caminata “Trail of Dreams”. De acuerdo a Lal, ésta última acción hubiera marcado el inicio de la campaña de desobediencia civil de líderes DREAMers pero directores ejecutivos y el congresista Luis Gutiérrez los convencieron de no hacerlo y que, en su lugar, dejaran que los arrestaran a ellos al frente de la Casa Blanca.

A mediados del 2012, meses antes de los comicios de noviembre, el movimiento de estudiantes indocumentados consiguió su victoria más importante: tras organizar protestas pacíficas y huelgas de hambre en cuatro de las oficinas de campaña de Obama pidiendo un alto a la deportación de DREAMers, el presidente anunció la Acción Diferida.

“Creo que los estudiantes han aprendido acerca de su poder colectivo a través de acciones de desobediencia civil, sean huelgas de hambre, sean protestas que han causado arrestos, o sea desafiando a los poderes que necesitan hacer algo para detener esta injusticia”, dijo Kent Wong, abogado y profesor de UCLA.


“Eso de la desobediencia civil fue una actuación”, dijo Mark Krikorian, un opositor del DREAM Act de Immigration Policy Center. “La razón por la que al DREAM Act le ha ido tan bien no es solamente porque este es el grupo más simpatético de ‘inmigrantes ilegales’ sino también porque muchos de estos chicos están americanizados. En otras palabras, ellos ven Estados Unidos desde adentro, entienden cómo los estadounidenses reaccionan y pueden hacer un teatro político como este que tiene más posibilidades de resonar con el público”. 

Un rasgo particular de los estudiantes indocumentados activistas, y probablemente una de las mayores fortalezas, es la diversidad de un movimiento que involucra jóvenes latinos, asiáticos, isleños del Pacifico y lesbianas, gays, bisexuales o transexuales (LGBT).  Precisamente miembros de la comunidad LGBT han tenido un rol fundamental en la historia de lucha por los derechos de los DREAMers, actuando como líderes a nivel local y también como valientes ejemplos que pusieron su libertad en riesgo en protestas de desobediencia civil. Salir del doble clóset de ser indocumentado y LGBT no es fácil, pero era una decisión que tomaron tras aprender a luchar por su espacio del ejemplo de anteriores movimientos, sea de derechos civiles, de derechos de inmigrantes, o de derechos de la comunidad LGBT, como explican Prerna Lal y Tania Unzueta en su artículo para el Huffington Post.

“Algo que en verdad ha cambiado el impacto político que ha tenido los jóvenes activistas es que ellos son estudiantes muy astutos de la historia, ellos reconocen de una manera muy profunda las razones por las que esfuerzos de movimientos sociales anteriores aquí en los Estados Unidos pudieron cambiar el pensamiento y la política hacia grupos sociales como los afro-americanos o LGBT”, dijo Pérez. “Ellos no solamente aprenden de esos esfuerzos históricos estudiando las protestas y las marchas y las manifestaciones, pero también usan ese reconocimiento para aliarse a grupos existentes… Lo que los une a todos es el tema de la justicia social”.

Conoce a continuación la historia de los “undocuqueer”


 

Valores sociales democráticos relacionados con la importancia de la educación y el mérito individual son enfatizados en el debate por los estudiantes indocumentados, según expone Leisy Abrego en “Legitimacy, Social Identity and the Mobilization of Law: The Effects of Assembly Bill 540 on Undocumented Students in California” (PDF). Cuando una ley como AB 540 o el alivio administrativo de DACA corroboraron ciertos derechos de este grupo " subrayando la importancia de sus méritos y la educación " le dio a los DREAMers herramientas muy útiles: además de poder utilizar el concepto de justicia a su favor en su lucha, también les permite declararse dignos y legítimos miembros de la sociedad, aunque haya inconvenientes con su estatus migratorio.

Curiosamente, estudiantes con sus documentos en regla han sido aproximadamente más del 70 por ciento de los beneficiados por AB 540 cada año desde que se adoptó el programa, como demuestra el Reporte Anual sobre Excepciones AB 540 del UCOP Student Financial Support del 2009 (PDF). Además que los estudiantes documentados fueron el 63 por ciento de los beneficiarios de AB 540 en undergraduate level para el periodo 2008-2009, también representaron el 97 por ciento a nivel de graduados.


Cuando estos grupos de estudiantes indocumentados dispersos por todo el país eligieron dejar de ser simples espectadores de las decisiones que afectaban sus vidas para convertirse en actores de su propio destino al hablar por sí mismos y tomar medidas más serias -- como unificarse, cabildear y, finalmente, forzar arrestos y procesos de deportación con protestas pacíficas -- simplemente estaban ejerciendo los valores democráticos de la sociedad que los formó.

"El movimiento de derechos civilies en muchas maneras fue dirigido por jóvenes de este pais", dijo Wong. "Fueron jóvenes quienes hicieron las protestas en los comedores por el Sur; fueron jóvenes que participaron en campanas de registro de votantes donde arriesgaban sus vidas para proveer la oportunidad a los afro-americanos de sufragar. No tendriamos a Barack Obama como nuestro presidente hoy si no hubiera sido por el Movimiento de Derechos Civiles, si no hubiera sido por el valor y sacrificio de jóvenes de generaciones pasadas que pusieron sus vidas en riesgo".

"Veo el mismo fenómeno ocurriendo hoy con el movimiento de jóvenes inmigrantes que han emergido como la consciencia de esta nación, diciendo 'este es nuestro hogar'", agregó.

VEA LA TERCERA PARTE DEL REPORTAJE


III. Undocumented and Unafraid

III


Aunque actualmente hay más de 200 mil beneficiados por DACA y las propuestas de reforma migratoria cuentan aparentemente con suficiente apoyo demócrata y republicano en el congreso para ser aprobada, los años recientes han sido desalentadores para el debate migratorio en Estados Unidos. Sentimientos anti-inmigrantes que han fermentado por mucho tiempo en el país encontraron el clima adecuado para prosperar con los efectos post 9/11, las crisis económicas, el alto desempleo y los consecuentes recortes presupuestales y, por supuesto, hasta el reciente atentado en el Maratón de Boston.

Conscientes de que los inmigrantes, especialmente quienes no tienen su documentación en regla, son usados como excusa del origen de los problemas en EEUU, los DREAMers eligieron un camino que resultaría clave para el debate migratorio y los definiría como movimiento: no se mantendrían callados ni escondidos como generaciones anteriores de inmigrantes y, más bien, utilizarían el término que los marginó, “undocumented”, como un medio para fortalecerse a nivel personal y colectivo y ganar espacios políticos y mediáticos.

Esa elección de estrategia no solo mantuvo el impulso del debate migratorio sino que también obligó a los dos partidos políticos dominantes a reaccionar, concuerdan Pérez y Wong. El presidente Obama anunció DACA y ganó abrumadoramente el voto latino y asiático en 2012. En la vereda del frente, líderes del GOP tuvieron que cambiar su posición con respecto a la inmigración, dejando atrás conceptos como la “auto deportación”. Sin embargo, aunque el presidente Obama, el director de ICE John Morton y Janet Napolitano anunciaron discreción fiscal para beneficiarios de DACA,  varias jurisdicciones locales no la están ejerciendo y todavía siguen deteniendo y deportando DREAMers o inmigrantes que por su historial criminal no deberían ser prioridad.

“Es inaudito que los brazos de ICE no sepan lo que quiere la cabeza”, dijo el abogado de inmigración Alan Diamante.


El paralelo entre el Movimiento de Derechos Civiles de los 60s y el movimiento de los DREAMers se ha trazado numerosas veces. Así como las acciones de individuos valientes fueron necesarios el siglo pasado para abolir la segregación racial en Estados Unidos " organizando por años muchos actividades de desobediencia social, boicots y protestas masivas " los efectos de la lucha de los jóvenes activistas indocumentados son fundamentales para el país al mantener el debate acerca de la educación e inmigración sobre la palestra y refrescar el liderazgo en sus comunidades y en los movimientos de derechos civiles.

“La lucha de los indocumentados hoy es por igualdad,” dice Rincón (PDF). “A medida que la expresión actual de la larga lucha que las minorías han tenido para asegurar su derecho a asistir a instituciones públicas postsecundarias, el movimiento de matrícula residencial para estudiantes indocumentados es parte de un más amplio tema de derechos civiles. Es por eso que, como algunos autores han sugerido, los defensores de los derechos de los inmigrantes están obligados a examinar las similitudes entre estas luchas.”

VEA:

 

Los argumentos para rechazar el DREAM Act han sido en su mayoría de carácter económico. Por ejemplo, Schwarzennegger escribió en su último veto al California DREAM Act que “dada la precaria situación fiscal que enfrenta el estado, no sería práctico adoptar una nueva ley que pudiera limitar la asistencia financiera disponible para los estudiantes que están en California legalmente, para proveer ese beneficio a estudiantes que no lo están.”


Uno de los mayores limitantes del debate " tanto sobre la crisis educativa como sobre los estudiantes indocumentados " es que desgraciadamente se centra demasiado en el aspecto financiero y no contempla esas situaciones con la importancia debida que tienen para el desarrollo nacional como civil y democratic rights issues también, de acuerdo con el estudio “Si Se Puede: Undocumented Immigrants’ Struggle for Education and Their Right to Stay” (PDF) de Alejandra Rincón.

Rincón " quien argumenta que hacer referencia a principios democráticos también tiende a desarticular, en vez de reforzar, el estatus de casta impuesto en los indocumentados " expone:

“Rara vez se argumenta que el acceso equitativo a una educación superior es un asunto de derechos civiles o democráticos y que su beneficio primordial es para los jóvenes mismos y la sociedad. Teniendo en cuenta la historia del movimiento de derechos civiles en este país y otros lugares, el tema no es un asunto de economía, política fiscal o planeamiento social. Es un asunto de igualdad, equidad y derechos civiles, con implicaciones para la sociedad entera”.

Si bien la mayoría de gente comprende la importancia de la educación como principal instrumento de desarrollo personal y colectivo "solicitudes de admisión y el número de matrículas ha estado subiendo consistentemente por varios años " los números muestran otra realidad en el campo educativo sobre algunas de las tendencias de decisiones a nivel gubernamental local y federal: mientras que es cada vez más caro y difícil obtener una educación superior, gente en posiciones de poder del sector educativo o político han visto su salario elevado.
Stage Image 
CSU UC Tuition 10 Year Period


Stage Image

California Community Colleges Tuition 10 Year Period

Stage Image
CSU Executive Salary Average Chart


Esas son sólo muestras de un crónico mal manejo financiero que ha llevado al sistema educativo de los Estados Unidos a caer del primer al decimosegundo puesto en el promedio de adultos entre 25 y 34 años con títulos de educación superior, de acuerdo a un nuevo estudio del College Board. Profesores despedidos, clases cerradas a pesar de la demanda y construcciones costosas sin utilizar son otras de las perlas características del actual endémico sistema educativo estadounidense.

Justamente en ese contexto es donde radica la relevancia democrática de la lucha de los DREAMers, ya que han expuesto las inconsistencias de nuestros gobernantes, sean demócratas o republicanos, tras años de organización, educación y medidas valientes como forzar sus arrestos y probables deportaciones. El movimiento de los DREAMers nos muestra, desde un ángulo muy particular, que estamos experimentando una nueva segregación que marca la lucha actual por igualdad en los Estados Unidos: a medida que pasa el tiempo hay menor acceso a una educación superior cada vez más precaria.

Así como los efectos de la lucha de los estudiantes indocumentados benefician a la democracia estadounidense, la tragedia que estos millones de profesionales indocumentados formados en las mejores instituciones del sistema educativo nacional están desperdiciando su talento es similarmente dañina para el país entero.

Irónicamente, como la educación es el principal instrumento de desarrollo y movilización social, una educación superior también actúa como un “agente de estratificación”, ya que refuerza la existencia de castas sociales entre los que tienen acceso y los que no, como expone Katie Annand en su investigación “Still Waiting for the DREAM: The Injustice of Punishing Undocumented Inmigrant Students” (PDF). Por eso, lo más democrático sería definir el rol del estado en esa área y considerar la posibilidad de proveer una educación superior gratuita para todos en Estados Unidos.


Y, en realidad, eso sí no es nada utópico.

Noam Chomsky, el renombrado lingüista de MIT, habló hace poco en la Universidad de Toronto sobre la posibilidad de un financiamiento absoluto para la educación superior en Estados Unidos. Según Chomsky, hay diversos intereses que van en contra de la educación e incluso la deterioran, pero no son económicos, sino políticos y de control social, ya que una educación completamente gratuita solamente costaría al estado menos del 2 por ciento ($293,156 billones) del Producto Bruto Interno ($14,657,800 trillones), como demuestra el estudio del economista Doug Henwood. Eso sería, más o menos, un tercio de los ingresos de los 10,000 hogares más ricos del país, tres meses de presupuesto para el Pentágono o menos de cuatro meses de lo que se derrocha en costos administrativos en el sector privado de salud. 

Quizás la propuesta del DREAM Act no pudo pasar a nivel federal pero el movimiento de estudiantes indocumentados ha conseguido varias victorias que han modificado a Estados Unidos y algunas de sus políticas tras años de organización y activismo. El hecho que el gobierno federal haya declarado que hay una moratoria en las deportaciones de los DREAMers o varios de ellos hayan ido a las mismas oficinas de ICE para protestar y no se iniciaron procesos de deportación contra ellos demuestra que hay contradicciones serias en el sistema pero no se pueden resolver.

"Es casi como mirar al toro directo al rostro y decirle 'bueno, ven, vamos a ver lo que tienes, es tu mordida peor que tu ladrido", dijo Huerta. "Eso te muestra cuánto entendemos de cómo funciona Seguridad Nacional y cómo funciona el sistema legal".


"Ellos tienen miedo, nunca los han desafiado de esta manera", agregó. "La razón por la que empezamos a pensar en desobediencia civil fue porque conocimos el trabajo que fue hecho antes que nosotros en los 80s, en los 70s y 60s".

El 5 de Agosto de 2011 fue un día histórico porque Standard & Poor’s, una compañía de servicios financieros, bajó la categoría de la deuda de los Estados Unidos por la incapacidad del Congreso de hacer su trabajo. Aunque las calificaciones financieras provenientes de Manhattan tienen que ser tomadas con pinzas " ya que sus intereses hicieron que agencias como S&P otorgaran calificaciones perfectas a entidades responsables de la reciente catástrofe financiera hasta el mismo mes que ocurrió la crisis, a pesar de las numerosas pruebas e investigaciones " igual resulta significativo que la justificación para esa modificación sea que “los gobernantes de Estados Unidos y su diseño de políticas está volviéndose menos estable, menos efectivo y menos predecible” (PDF). Ejemplifica perfectamente por qué el poder legislativo no puede llegar a un acuerdo para resolver satisfactoriamente cualquier crisis, sea en el campo económico, de salud, de inmigración o educativo.

Pero por más obstáculos que puedan dificultar sus experiencias educativas, migratorias y profesionales, igual los estudiantes indocumentados seguirán acá, estudiando, trabajando y haciendo vida. Es más, a medida que pasa el tiempo, más gente sale de la oscuridad de una vida clandestina y se declara abiertamente “undocumented and unafraid”.

Mientras maduramos, poniendo nuestros principios a prueba, se van generando tanto la identidad como el sentido de pertenencia, porque a veces no concuerdan con lo que dicen nuestros papeles o algunas personas. Afortunadamente, al final terminamos dándonos cuenta que más pertenecemos al camino que nosotros mismo hacemos que a cualquier lugar o documentación circunstancial.


“El valor no es lo opuesto del miedo”, dijo Lal. "Es saber que actuas a pesar de que hay miedo".

VEA: 

 
 
 
 
 



Créditos:

Investigación y producción: Alonso Yáñez


Colaboración con entrevistas: Anabell Romero, Virginia Bulaccio, Vivian Aguirre y Alonso Yáñez

Transcripciones: Alma Zazueta y Vivian Aguirre



Comentarios

ARTICULOS MAS POPULARES

Gredmarie presenta a Kamilia

La princesa nació por parto natural y pesó unas 8 libras. Ambas, madre e hija están en perfecto estado de salud.

Lo Imperdonable llega a Univision PR

La telenovela estrena el martes, 15 de septiembre a las 7:00 pm por Univision Puerto Rico.

A falta de licencia, maneja Jeep de Barbie

Tara Monroe se quedó sin licencia de conducir, por lo que ahora maneja un jeep de juguete.

Padre de niño ahogado cuenta lo ocurrido

Es desgarrador el testimonio del padre del pequeño Aylan Kurdi, de 3 años de edad, cuya foto ha circulado en todos los medios y redes sociales desde este miércoles, cuando su cuerpo ahogado yacía en una playa de Turquía.

Espantosa balacera entre residenciales

El tiroteo se dio entre los residenciales Monte Hatillo, Monte Park y Berwind en San Juan a eso de las 9:26 de la noche.

Despegue de cohete asustó a muchos en M...

Cientos de miamenses se asustaron la mañana del miércoles cuando vieron en el cielo oscuro una extraña luz.

LO ÚLTIMO

Cómo superar la crisis de los cuarenta

Que no te ataque la crisis de los cuarenta, una experta te dice cómo superar este trance.

Parcialmente soleado, pero no tan caluroso

Viernes parcealmente soleado y no tan caluroso como otros días. Posibilidad de tormentas.

Buscan a responsables de vandalismo

Están ofreciendo una recompensa de cientos de dólares para quienes ayuden a arrestar para arrestar a las personas que cometieron vandalismo en una escuela.

Xavier Becerra: Votantes ‘tenemos que a...

El congresista de California habló sobre Donald Trump y resaltó la importancia de votar en las elecciones.

Amnistía para multas de tránsito en CA

A partir de octubre, conductores en California podrán ampararse en una amnistía que podría reducir los costos de las multas de tránsito.

Más vigilancia vial por el Día del Trabajo

Habrá más vigilancia vial en carreteras de Illinois para evitar accidentes este feriado del Día del Trabajo.