publicidad
.

Ojo: Comparaciones entre hermanos tienen consecuencias académicas logo-n...

Ojo: Comparaciones entre hermanos tienen consecuencias académicas

Ojo: Comparaciones entre hermanos tienen consecuencias académicas

Las comparaciones intelectuales que los padres hagan sobre los hermanos influyen en su futuro académico.

Las comparaciones intelectuales que los padres hagan sobre los hermanos influyen en su futuro académico aunque los padres hayan sido muy cuidadosos en criarlos sin diferencias, según un nuevo estudio llevado a cabo en EEUU.

"Lo que creen los padres sobre sus hijos, no sólo la manera de criarlos, puede influir en lo que sus hijos se van a convertir", dijo Alex Jensen, profesor de la Universidad Brigham Young y autor principal del estudio.

La investigación, publicada en el Journal of Family Psychology, estudió el desempeño académico de 388 adolescentes primogénitos y segundos hijos en 17 distritos escolares, y les preguntó a padres y madres quién de los dos era mejor en la escuela.

Según los investigadores, la mayoría de los entrevistados dijo que sus primogénitos eran mejores en la escuela, aunque en la realidad el desempeño de ambos era bastante similar.

Estas comparaciones, según los investigadores, influyeron en las calificaciones futuras de los adolescentes.

"El niño que los padres creen que es más inteligente tiende a ser mejor en el futuro. El niño que los padres creyeron que era menos capaz tendió a hacerlo peor el año siguiente. Específicamente, esas comparaciones se tradujeron en una diferencia de 0.21 en el GPA entre ambos hermanos", dice el estudio.

Según Jensen, esa diferencia "puede no sonar a mucho. Pero con el tiempo esos pequeños efectos tienen el potencial de hacer que dos hermanos sean bastante diferentes el uno del otro".

publicidad

El académico explicó que un padre o una madre pueden inclinarse a pensar que un primogénito es más inteligente que su hermano porque siempre está "estudiando materias más complicadas en la escuela".

"Probablemente el primogénito aprendió a leer primero, a escribir primero, y eso hace que, en la mente de los padres, sea más capaz, pero cuando los hermanos se hacen adolescentes eso hace que...sean más distintos. En última instancia el hermano visto como menos inteligente tenderá a ser peor (académicamente) en comparación a su hermano", afirmó el investigador.

El estudio encontró una curiosa excepción. La única situación en la que un primogénito es visto como menos inteligente es cuando tiene una hermana menor. En ese caso los padres tienden a creer que la niña es más inteligente, y las mejores calificaciones de las mujeres en la escuela les dan la razón.

Jensen expresó que es natural que un padre y una madre piensen en las diferencias entre hermanos, pero que para mantener un equilibrio entre hermanos y ayudarlos a todos a tener éxito en el futuro "los padres deben enforcase en las fortalezas de cada uno de sus niños y ser cuidadosos al hacer comparaciones en voz alta frente a ellos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad