publicidad
El presidente Barack Obama dijo no tener intenciones de ayudar a California en su lucha contra su déficit multimillonario.

Obama rechaza ayudar a California

Obama rechaza ayudar a California

El presidente Barack Obama no tiene intenciones de ayudar a California, que lucha contra un déficit masivo y está al borde de la quiebra.

El presidente Barack Obama dijo no tener intenciones de ayudar a Califor...
El presidente Barack Obama dijo no tener intenciones de ayudar a California en su lucha contra su déficit multimillonario.

"Evidentemente no es un periodo fácil para el estado de California",

estimó Gibbs. "Vamos a seguir de cerca los desafíos que enfrentan. Pero

el problema presupuestal, desgraciadamente, van a tener que resolverlo

(ellos mismos)", añadió.Los legisladores del estado no logran ponerse de acuerdo sobre la

manera de reponerse de un déficit presupuestal estimado en $24 mil millones de dólares, mientras el gobernador de California, Arnold

Schwarzenegger, previó el pasado viernes que California podría quedarse sin

fondos a la brevedad.Los legisladores demócratas en Washington habían pedido al gobierno del presidente Barack

Obama que ayudara a California, estimando que los problemas que

enfrentaba el estado podían entorpecer la reactivación económica del

publicidad

país.El presupuesto estatal está estancado

La crisis presupuestaria de California parecía esta semana sin

solución: Los legisladores locales no lograron alcanzar un acuerdo en

plazo fijado -el 15 de junio- para reducir el déficit de $24 mil millones de dólares y las perspectivas son sombrías.Los legisladores estatales se reunieron en Sacramento el lunes para

debatir las propuestas presentadas por el gobernador Schwarzenegger, quien pidió recortes drásticos de los gastos

para tapar el agujero fiscal del Estado.La semana pasada Schwarzenegger renovó las advertencias de que

California podía quedarse sin liquidez el próximo mes al no alcanzar un

acuerdo con los legisladores.El déficit de California se acrecentó durante estos meses de recesión

en Estados Unidos, donde la recaudación fiscal cayó a niveles de los

años 1990.El estado debía alcanzar un acuerdo a más tardar el 15 de junio, con el

objetivo de obtener préstamos para garantizar la liquidez para la

primera mitad del año fiscal a partir de julio a diciembre.California recibe la mayoría de sus ganancias en la segunda mitad del año.Schwarzenegger indicó días atrás que no iba a permitir que California

asumiera préstamos adicionales para combatir el déficit, por lo que

propuso recortes profundos en los sectores de educación, salud pública

publicidad

y el sistema carcelario.Pero hubo más noticias negativas para el "Estado Dorado", luego de que

la agencia calificadora Standard & Poors anunciara que colocó la

deuda de California en "perspectiva negativa", significando que la

eventual modificación de la calificación sería necesariamente a la

baja, haciendo más difícil la contratación de nueva deuda."Pese a que continuamos creyendo que el estado mantiene una básica

capacidad para cumplir el servicio de su deuda, la insuficiente o

inoportuna adopción de reformas presupuestarias incrementan el riesgo

de no poder realizar pagos a tiempo, en nuestra opinión", agrega

S&P.Un informe económico de la Universidad de California en Los Angeles

(UCLA) divulgado el martes advirtió que un fracaso de las negociaciones

legislativas para solventar la crisis presupuestaria podría prolongar

la recesión en este Estado que tiene una de las tasas de desempleo más

altas del país (11.2 por ciento) y que figura como la octava economía más

poderosa del mundo.El reporte de la UCLA destaca que Schwarzenegger propuso tapar el

déficit con una combinación de "incrementos de tasas, préstamos de

publicidad

gobiernos locales, venta de activos estatales y recortes

presupuestarios".Todas estas medidas fueron calificadas por el estudio como un "caótico

e ineficiente" plan de recorte de gastos que conllevaría a un

estancamiento del presupuesto y que podría tener "un impacto incluso

más grave sobre la capacidad de California para detener el descenso de

la actividad económica este año".

Por su parte, el contralor de California, John Chiang, advirtió esta semana que el estado enfrenta dificultades para obtener préstamos de instituciones privadas, al arrastrar un déficit multimillonario que podría pasar al siguiente año fiscal que inicia el 1 de julio."La capacidad de California para obtener préstamos que va a necesitar para aliviar el déficit se reduce cada día que pasa" después de un plazo que venció el lunes para arreglar el déficit de $24,300 millones de dólares, declaró Chiang.Una de las principales colocadoras e índices de Wall Street, Standard & Poors, advirtió este martes que California enfrenta una escasez de liquidez, desde el lunes, para cubrir gastos como pagar a sus abastecedores.Standard & Poors advirtió que el estado primero tiene que resolver esa falta de liquidez para luego reformular el gasto público y asignar presupuesto, por ejemplo a educación.Para ahorrar tiempo, la legislatura conformó una comisión de diez legisladores de ambas cámaras que representa por proporcionalidad mayoría demócrata pero sin suficientes votos para decidir cambios, igual que ocurre en la legislatura en pleno.La comisión ya presentó algunas contrapropuestas a un plan del gobernador Schwarzenegger, pero sin que todavía se acepten.El gobernador de California proponía eliminar un programa de salud infantil que cuesta hasta $380 millones de dólares anuales; la comisión respondió que el programa puede continuar pero aceptó reducirles $70 millones en presupuesto.El mandatario insistió este martes, antes de salir de California, que los recortes serán insuficientes para balancear el déficit y advirtió que podría llegar el primero de julio sin un presupuesto."Ya no tendría que desactivar el gobierno, porque como los legisladores no tendrían presupuesto, el gobierno se desactivaría por sí mismo", comentó Schwarenegger.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad