publicidad
.

Obama no fumará en la Casa Blanca logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb...

Obama no fumará en la Casa Blanca

Obama no fumará en la Casa Blanca

El presidente electo Barack Obama aseguró que no fumará en la Casa Blanca. Entérate qué lo ayuda a mantener su propósito.

"He desempeñado una magnífica labor pese a las circunstancias, al lograr ser una persona mucho más sana", indicó. "Y creo que no verán que viole norma alguna en la Casa Blanca", dijo al canal de televisión NBC.Obama dijo a la revista Men's Health en una entrevista para el número difundido en noviembre que deseaba haber tenido más tiempo para estar en forma y que ocasionalmente fuma un cigarrillo, pero que había dejado de fumar."No fue un momento dramático (cuando renunció al cigarrillo). Michelle había estado poniéndome presión por un tiempo. Nunca fui un fumador empedernido realmente. Probablemente en el pico fumaba siete u ocho cigarrillos al día. Más típicamente, eran tres. Así es que no fue un gran desafío con grandes síntomas de abstinencia", dijo el presidente electo a la Revista Men's Health.Sin embargo, reconoció: "Hubo un par de veces durante la campaña en que fumé alguno, y tuve que dejar otra vez".¿El consejo del futuro presidente de Estados Unidos para quienes tienen que lidiar con la dependencia al tabaco? "Eliminen ciertas conexiones claves: el primer cigarrillo de la mañana, o después de las comidas, o con una bebida. Si pueden eliminar esos desencadenantes, eso podría ayudar", recomienda.Además, aparentemente Obama recurre a los sustitutos de la nicotina para aliviar los síntomas. Según reportan varias agencias de noticias, se lo vio en reiteradas ocasiones durante la campaña masticando chicles Nicorette, que ayudan a mitigar los efectos de la necesidad por la nicotina.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Un día después de la toma de posesión en la capital de Estados Unidos, una concentración de cientos de miles le robó protagonismo al nuevo presidente. No solo eso, los manifestantes buscaron -llenando las calles de Washington DC- trazar claros límites al máximo funcionario del país.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad