publicidad

Obama en Chicago por Giannoulias

Obama en Chicago por Giannoulias

El presidente estadounidense Barack Obama está en Chicago este jueves en campaña por el demócrata Alexi Giannoulias.

CHICAGO, Illinois- El presidente estadounidense Barack Obama está en Chicago este jueves en campaña para impedir que su ex banca de Senador caiga en manos de los republicanos, una derrota que estaría marcada de simbolismos y podría costarle muy caro al campo demócrata.

El escaño de Senador de Illinois, que Obama dejó en 2008 para convertirse en presidente de Estados Unidos, está en juego en las elecciones de medio mandato del 2 de noviembre, en las cuales se renovará un tercio de las bancas del Senado y la totalidad de la Cámara de Representantes.

La victoria parecía fácil para los demócratas, ya que no han perdido la banca senatorial de Illinois ante los republicanos en las últimas cuatro décadas.

Pero una serie de escándalos políticos transformó en ajustada la lucha entre el candidato demócrata Alexi Giannoulias y su adversario republicano Mark Kirk, que marchan codo a codo en las encuestas.

Los demócratas no pueden permitirse el perder bancas en el Senado, en especial teniendo en cuenta la perspectiva de que los republicanos obtendrían la mayoría en la Cámara de Representantes.

Perder esa banca sería "de seguro una gran derrota simbólica", destacó John Brehm, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Chicago.

Obama participará el jueves en una reunión de recaudación de fondos en favor del candidato demócrata, cuya campaña resultó afectada por la quiebra del Broadway Bank, propiedad de su familia.

publicidad

Giannoulias, ex protegido de Obama con quien jugaba baloncesto, ocupaba un puesto importante en ese banco, que concedió préstamos a una serie de personajes dudosos, entre los cuales miembros del crimen organizado y a Tony Rezko, financista del partido demócrata que fue condenado por tráfico de influencias.

Los republicanos recuerdan además la sociedad de Giannoulias con el ex gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, que fue destituido de sus funciones tras ser acusado de corrupción.

En cuanto a su adversario, Mark Kirk, se encuentra en mala posición tras haber reconocido en junio haber adornado su currículo militar en varias oportunidades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad