publicidad
.

Obama en Charleston: "La bandera (confederada) no causó estos asesinatos...

El presidente Obama durante su discurso en Charleston

Obama en Charleston: "La bandera (confederada) no causó estos asesinatos"

Obama en Charleston: "La bandera (confederada) no causó estos asesinatos"

El presidente rindió tributo este viernes a las nueve víctimas del tiroteo en Charleston, Carolina del Sur, durante el funeral del pastor Clementa Pinckney.

El presidente Obama durante su discurso en Charleston
El presidente Obama durante su discurso en Charleston

El presidente Barack Obama rindió tributo este viernes a  las nueve víctimas del tiroteo en una iglesia históricamente para afroamericanos en Charleston, Carolina del Sur, durante el funeral del pastor Clementa Pinckney.

“La Biblia nos llama a la esperanza, a la perseverancia y a la fe en las cosas que no se ven”, dijo Obama al comenzar su discurso en el funeral.

El mandatario condenó la tragedia, que varios activistas han señalado como un signo de cuan lejos todavía está la nación estadounidense de poner un alto a las tensiones raciales. Obama dijo que el alegado asesino, Dylann Roof, unió a una comunidad en un acto vil que en vez buscaba sembrar odio.

“Dios tenía ideas diferentes. [Roof] no sabía que estaba siendo usado por Dios. Cegado por odio, el alegado asesino no pudo ver la gracia que rodeaba a Pinckney y a ese grupo de estudio”, declaró el presidente, elogiando a las familias de las víctimas que recibieron a Roof con palabras de perdón cuando el sospechoso fue detenido.

publicidad

"El asesino no podría imaginarse como lo recibirían las familias de sus víctimas, llenos de amor y perdón", agregó.

El presidente animó a los estadounidenses a continuar trabajando por cambiar las tensiones raciales en Estados Unidos, incluso luego de que se presente la última elegía en Charleston y se marche la última cámara televisiva. "Sería una traición a todo lo que era el reverendo Clementa Pinckney que volvamos a callar y dejemos de hablar de estos temas", dijo. 

"It would be a betrayal of everything Reverend Pinckney stood for...if we allowed ourselves to slip into a comfortable silence again" "Obama " The White House (@WhiteHouse) June 26, 2015

Miles de dolientes se reunieron en la ceremonia funeraria del pastor, una de nueve personas que perdieron la vida durante un tiroteo mientras estaban en una sesión de estudio de la Biblia en la iglesia AME Emanuel la semana pasada.  Roof, un joven de 21 años, fue arrestado como sospechoso luego del ataque y se encuentra recluído en una cárcel mientras se realiza su proceso penal.

Obama ensalzó la labor del pastor, quien también fue senador estatal.

“Tuve el placer de conocerlo en Carolina del Sur, cuando ambos éramos más jóvenes, cuando aún yo no tenía visibles pelos grises”, dijo el presidente, acompañado en el evento por su esposa Michelle, y por el vicepresidente Joe Biden y su esposa Jill.

publicidad

"Desde joven, la gente sabía que el era especial", agregó. “Él era ejemplo de la idea de que nuestra fe cristiana demanda acción, no solo palabras”. 

El presidente también elogió el llamado de políticos como la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, de remover la bandera confederada del capitolio de ese estado.

"La bandera no causó estos asesinatos. La bandera era un recordatorio de opresión y odio", explicó Obama.

"By taking down that flag, we express God’s grace." " @POTUS on the confederate flag " The White House (@WhiteHouse) June 26, 2015

"Removiendo esa bandera, expresamos la gracia de Dios", dijo.

Una fuerte polémica se ha revivido, tras el tiroteo, sobre la bandera confederada que permanece de pie en el Capitolio de Carolina del Sur. Roof fue tomado con una placa con la bandera confederada, agitando una bandera, y quemando banderas de Estados Unidos.

Lea:  Cuatro claves para entender la polémica sobre la bandera confederada

La policía cerró varias calles en los alrededores de la arena de la universidad en el centro de Charleston, donde tuvieron lugar los actos.

Los dos primeros funerales, el de Ethel Lance y Sharonda Coleman-Singleton, se llevaron a cabo el jueves bajo fuertes medidas de seguridad y entre elogios, duelo e himnos. Nikki Haley, gobernadora de Carolina del Sur; Joe Riley, alcalde de Charleston; Mark Sanford, representante federal; y los reverendos Jesse Jackson y Al Sharpton estuvieron presentes.

publicidad

"Un joven de odio, desilusionado, entró a la iglesia lleno de odio... y la reacción fue de amor", dijo Joe Riley en el funeral de Coleman-Singleton, de 45 años. Sharpton señaló que el día de los disparos se dio cuenta de lo "lejos que hemos llegado".

Lea:  La tensión racial se puso al rojo vivo en Charleston

Lance había servido como sacristán de la iglesia Emanuel durante los últimos cinco años de su vida. Le encantaba la música gospel, velaba por una familia que creció para incluir a sus cinco hijos, siete nietos y cuatro bisnietos.Durante el funeral de Ethel Lance, la gente se tomó de las manos y las mujeres, vestidas de blanco, se pararon frente al ataúd abierto que fue adornado con flores verdes. Hubo cantos.

"Quiero que el legado de mi abuela es ser lo que ella representaba", dijo su nieta, Aja Risher. "Ella va a ser un catalizador de cambio para este país".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La nueva sheriff del condado de Travis, Sally Hernández, desató una pelea con el gobernador Greg Abbott al anunciar que su condado no cumplirá ciertos 'detainers' de inmigrantes: "Nuestra cárcel no puede ser vista como un tanque de retención de ICE".
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
publicidad