publicidad

NY actúa ante indignación por la muerte de hombre bajo custodia policial

NY actúa ante indignación por la muerte de hombre bajo custodia policial

Las autoridades de Nueva York han comenzado a tomar medidas para responder a la creciente indignación por la muerte de un hombre bajo custodia policial.

Investigan la muerte de hombre en manos de NYPD Univision

NUEVA YORK - Las autoridades de Nueva York han comenzado a tomar medidas para responder a la creciente indignación por la muerte esta semana de un hombre bajo custodia policial, un episodio que ha reavivado los fantasmas de violencia por parte de las fuerzas del orden contra minorías como los afroamericanos.

El malestar por el fallecimiento el jueves de Eric Garner siguió aumentando hoy, tras difundirse un vídeo en el que puede verse cómo varios policías pasaron minutos sin hacer nada para socorrer al hombre de 43 años cuando yacía inconsciente tras haber sido reducido.

Daniel Pantaleo, el agente que lo inmovilizó, utilizando supuestamente una técnica prohibida, ha sido apartado del servicio habitual y entregó el sábado su placa y su pistola a la espera de que se esclarezcan los hechos.

Además, la agencia municipal que investiga las acusaciones de abusos por parte de la Policía anunció que está estudiando más de 1.000 quejas que ha recibido en los últimos años por el uso de técnicas de asfixia para la inmovilización de sospechosos.

Según las normas de la Policía de Nueva York, está prohibido aplicar cualquier presión sobre la garganta o la tráquea que pueda dificultar la respiración.

El anuncio se produjo después de que un primer vídeo mostrase el momento en que Garner, asmático y de unas 400 libras de peso, era inmovilizado por un agente con un brazo alrededor de su cuello.

publicidad

"No puedo respirar, no puedo respirar", se oye a Garner decir varias veces, tras lo cual el policía libera su cuello pero presiona su cabeza contra la acera.

En la segunda grabación difundida a través de internet se ve como varios agentes de policía que acudieron a la escena evitaron asistir a Garner cuando éste se encontraba esposado y aparentemente inconsciente en el suelo.

El hombre, acusado de vender cigarrillos de forma ilegal, fue trasladado poco después a un hospital, donde se certificó su fallecimiento.

El incidente ha provocado una fuerte reacción en la ciudad, que ayer vivió protestas contra el supuesto abuso por parte de la policía.

En una de ellas, el reverendo Al Sharpton, uno de los grandes líderes de la comunidad afroamericana de la ciudad, advirtió de que el caso supondrá una prueba para las relaciones entre la Policía y las minorías y un test para saber si las fuerzas del orden han realmente cambiado su actitud.

El senador estatal Rubén Díaz también condenó lo ocurrido en un comunicado y pidió a todos los responsables políticos que se unan para "demandar justicia y exigir que crímenes como este no vuelvan a ocurrir nunca".

Las autoridades han prometido una investigación en profundidad del suceso, que ayer llevó al alcalde, Bill de Blasio, a posponer por un día un viaje a Italia.

publicidad

Aunque los resultados oficiales de la autopsia no se han hecho públicos, el diario New York Post adelantó hoy que las pruebas preliminares no muestran daños en la tráquea o el cuello de Garner. EFEUSA

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad