publicidad
.

Nueve de los 115 cadenales electores tienen cuenta de Twitter logo-notic...

Si un cardenal ingresa un celular al cónclave y envía un tuit durante la elección del sucesor de Benedicto XVI, puede ser excomulgado automáticamente de la Iglesia.

Nueve de los 115 cadenales electores tienen cuenta de Twitter

Nueve de los 115 cadenales electores tienen cuenta de Twitter

El cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI estará conformado por 115 cardenales, quienes a partir del 4 de marzo inician sesiones privadas.

Si un cardenal ingresa un celular al cónclave y envía un tuit durante la...
Si un cardenal ingresa un celular al cónclave y envía un tuit durante la elección del sucesor de Benedicto XVI, puede ser excomulgado automáticamente de la Iglesia.

Pero ninguno de ellos podrá llevar el celular al cónclave porque si lo hacen enfrentan la excomunión

El cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI estará conformado por 115 cardenales, quienes a partir del 4 de marzo comenzarán las sesiones privadas previas para iniciar el proceso de elección.

El cónclave fue activado el 11 de febrero tras conocerse la dimisión de Benedicto XVI. La renuncia entra en vigor a en el primer minuto después de las 20:00 horas (tiempo de Roma) del 28 de febrero.

De los 115 cardenales electores sin duda la mayoría de ellos "sino todos- tienen un teléfono celular. Y nueve tienen una cuenta activa en Twitter, se lee en un reporte publicado en la página digital Aci Prensa.

publicidad

Pero ninguno de ellos podrá utilizar sus cuentas ni sus teléfonos celulares. Deberán entregarlos antes de comenzar el cónclave y quien no lo haga podría recibir la pena de excomunión. Todo cuanto ocurra durante el cónclave es secreto y queda encerrado bajo los muros de la Capilla Sixtina.

La lista

Aci Prensa reporta que los nueve cardenales con cuentas en la red social tienen miles de seguidores. Aquí la lista:

   - Cardenal Gianfranco Ravasi (@CardRavasi), presidente del Pontificio Consejo para la Cultura. Tiene más de 900 tuits y más de 38 mil seguidores.

   - Cardenal Timothy Dolan (@CardinalDolan). Arzobispo de Nueva York, Estados Unidos. Iene 210 tuits y supera los 83 mil seguidores.

   - Cardenal Angelo Scola (@angeloscola), Arzobispo de Milán (Italia). Ha publicado 1,190 tuits y tiene 18 mil seguidores en la red social.

   - Cardenal Lluís Martínez Sistach (@sistachcardenal). Arzobispo de Barcelona, España. Tiene 600 tuits y supera los 2,800 seguidores.

   - Cardenal Sean O’Malley (@CardinalSean). Arzobispo de Boston, Massachussets, Estados Unidos. Ha publicado 347 tuits y tiene 10,305 seguidores.

   - Cardenal Odilón Scherer (@DomOdiloScherer). Arzobispo de Sao Paulo, Brasil. Ha publicado unos 1,600 tuits y supera los 23 mil seguidores, y ha publicado en Twitter en casi 1,600 ocasiones.

   - Cardenal Rubén Salazar Gómez (@cardenalruben). Arzobispo de Bogotá, Colombia. Ha publicado 69 tuits y supera los 3,300 seguidores.

publicidad

   - Cardenal Wilfrid Napier (@CardinalNapier). Arzobispo de Durban, Sudáfrica. Ha publicado en 760 ocasiones y tiene más de 3,600 seguidores.

   - Cardenal Roger Mahony (@CardinalMahony). Arzobispo emérito de Los Ángeles, California, Estados Unidos. Ha escrito 13 tuits y es seguido por 828 usuarios de Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad