publicidad
Nueva York reentrenará a 22,000 policías para evitar nuevos incidentes.

Nueva York reentrenará a policías para evitar nuevos incidentes

Nueva York reentrenará a policías para evitar nuevos incidentes

Un total de 22,000 policías de Nueva York serán reentrenados desde este mes para restablecer la confianza ciudadana.

Nueva York reentrenará a 22,000 policías para evitar nuevos incidentes.
Nueva York reentrenará a 22,000 policías para evitar nuevos incidentes.

NUEVA YORK - Un total de 22,000 policías de Nueva York serán reentrenados desde este mes para restablecer la confianza ciudadana hacia los agentes y evitar tragedias como la de Eric Garner, que murió en julio mientras intentaban arrestarlo.

"Los cambios están ocurriendo porque la gente los pidió", dijo el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa en la Academia de la Policía, donde, una vez más, defendió a su jefe de Policía, Bill Bratton.

La decisión se conoció un día después de que un gran jurado de Nueva York convocado por la fiscalía decidiera no acusar formalmente al policía Daniel Pantaleo por la muerte de Garner, de raza negra, por una llave de estrangulamiento no autorizada en los reglamentos.

publicidad

La decisión desató numerosas protestas el miércoles y para esta noche se esperan nuevas manifestaciones. En las de ayer hubo al menos 83 detenidos, pero las protestas se registraron sin incidentes de violencia graves.

"Sé que muchas tragedias se evitarán" con esta decisión de volver a entrenar a los policías, afirmó De Blasio, acompañado por Bratton, el subjefe de la Policía Benjamin Tucker y Michael Julian, a cargo del entrenamiento de oficiales.

"La gente -agregó- necesita saber que las vidas de un negro o un latino importan tanto como la de un blanco".

De acuerdo con Bratton, durante el entrenamiento de sólo tres días, que aseguraron serán suficientes, a los agentes se les "refresca" lo aprendido en la academia, ya que muchos de ellos se graduaron hace una década o mas.

Se pondrá énfasis en la forma de "resolver" el problema en la calle y en la comunicación, pero también cómo pueden controlar los agentes su propia adrenalina.

Como parte de los cambios que ocurren en la Policía de Nueva York, la mayor del país, los oficiales comenzarán a llevar cámaras en sus uniformes a partir de mañana y la medida comenzará como un programa piloto en tres jurisdicciones policiales.

La iniciativa se puso en marcha como resultado de la demanda que se presentó contra la ciudad hace un año por los numerosos casos de brutalidad policial como parte del programa de paradas y cacheos, que ha tenido como principales víctimas a negros y latinos.

publicidad

"Queremos ver que este reentrenamiento produzca los cambios que queremos", dijo De Blasio al recordar que bajo su Administración, que comenzó en enero, se han tomado pasos para poner fin a las paradas y cacheos de la policía y para reducir los arrestos por el uso de la marihuana.

Aseguró que tras el reentrenamiento -que hace mucho tiempo pedían activistas por los crecientes casos de brutalidad policial- cambiará la manera en que los oficiales interactúan con la comunidad.

"Las reformas están ocurriendo en Nueva York y sólo es el principio", según De Blasio. "Necesitamos restablecer la confianza y hay mucha gente trabajando en eso", aseguró el político demócrata.

Indicó que la decisión del gran jurado sobre el caso de Garner ha puesto la atención del público en la relación entre la Policía y la comunidad.

Según informaron hoy fuentes judiciales, el gran jurado, que se reunió por varias semanas, escuchó los testimonios de 50 personas, 22 de las cuales eran civiles y los restantes policías, personal de urgencias médicas y médicos. También analizaron cuatro vídeos.

Tras darse a conocer la decisión del gran jurado de Nueva York, la fiscalía general de Estados Unidos informó que harán una investigación para determinar si se violaron los derechos civiles de Garner, lo que se suma a la investigación interna del Departamento de Policía de Nueva York

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad