publicidad

Nueva ordenanza en L.A.

Nueva ordenanza en L.A.

La Junta de Supervisores aprobó una ordenanza que obligará a los vándalos a cubrir los gastos de limpieza.

Respuesta a un asesinato

LOS ÁNGELES, California – Una ordenanza aprobada el martes le permitirá al condado a demandar a los autores de grafiti y a sus padres o guardianes por los costos de remover las leyendas o dibujos de las paredes.

La nueva ley, que entrará en efecto en 30 días, fue aprobada por la Junta de Supervisores y fue impulsada por la supervisora Gloria Molina a raíz de un incidente criminal el año pasado.

El 10 de agosto de 2007, Maria Hicks, de 58 años, fue acribillada a balazos en Pico Rivera cuando trató de evitar que un vándalo pintarrajeara una pared cercana a su casa.

En respuesta a la matanza de Hicks, el condado creó un programa piloto de seis meses bautizado como el Equipo de Aplicación contra el Vandalismo, que enfocó sus esfuerzos en los “grafiteros” de Pico Rivera y el área sin municipalizar cerca de Whittier.

Entre el 6 de enero y el 20 de junio, el equipo arrestó a 168 vándalos responsables de causar unos $345 mil en daños, según el capitán Michael Rothans de la oficina del sheriff.

El costo promedio para borrar o cubrir grafiti es de $522 por incidiente, según William Fujioka, presidente ejecutivo del condado. Los esfuerzos para capturar a los vándalos le ha costado a los contribuyentes unos $665 por infractor.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad