publicidad

nueva oficina para denucn

nueva oficina para denucn

Anuncian la creación de una oficina para investigar quejas de abuso policial. El alcalde de Chicago, Richard M. Daley.

Evalúan la propuesta de Daley

CHICAGO-La propuesta de ley del alcalde de Chicago, Richard M. Daley que renovaría la Oficina de Estándares Profesionales de la Policía de Chicago está siendo evaluada antes de ser sometida a votación.

Un comiteé de la Policía y el Departamento de Bomberos de Chicago está evaluando la ordenanza del Alcalde para renovar la Oficina de Estándares Profesionales de la Policía de Chicago, un procedimiento necesario para que la ordenanza sea considerada y sometida a votación por los concejales del Concilio Municipal.

 "Y espero que el debate sobre la ordenanza sea uno intenso. Si es necesario hacer cambios los haremos, pero espero que su consideración no se quede estancada por culpa del debate y evite que actuemos de forma inmediata para atender este problema", dijo hoy Daley a los concejales de Chicago durante una sesión municipal.

El concejal del Distrito 1, Manuel Flores, dijo a Univision que para ser considerada la ordenanza se debería conocer todos los detalles de esta para evitar que se erradique la violencia policial.

Por su parte, el concejal de La Villta, Ricardo Muñoz aplaudió la posición de Daley e hizo hincapié en que cualquier consideración a la propuesta deberá hacerse con transparencia.

Días atrás Daley, anunció la porpuesta para crear la Oficina de Estándares Profesionales (OPS) para investigar posibles quejas de conducta y denuncias de abuso de fuerza por parte de las autoridades.

publicidad

En los últimos meses el Departamento de Policía ha sido blanco de crítica y demandas por parte de civiles: en el año 2005, 2,571 ciudadanos presentaron querellas de abuso de fuerza por parte de los uniformados. En 83 de esos casos, el Departamento de Policía no tomó acción disciplinaria contra los oficiales involucrados en las denuncias.

Cabe indicar que la nueva oficina de la OPS no estará bajo la jurisdicción de la Policía de Chicago y contará con presupuesto propio.

Una familia latina denunció a la Policía.

Una familia latina demandó a la Policía de Chicago por la muerte de Raúl Barreira, un hombre de 21 años que murió en un tiroteo con la policía después que los uniformados llegaron a la residencia para atender una llamado de emergencia.

Según reportes, la Policía afirma que los oficiales acudieron tras recibir una llamada de auxilio por un supuesto altercado doméstico en un apartamento ubicado en el 1630 N. Tripp. El reporte indica que cuando la policía llegó se encontró con un hombre armado con un cuchillo en estado de euforia y amenazando a otros.

El departamento de prensa de la Policía dijo que cuando los oficiales se aproximaron a Barreira, este les dijo que lo paralizaran o mataran. El parte de las autoridades indica que intentaron paralizarlo en dos ocasiones con una pistola de descargas eléctricas, pero sin éxito. Los oficiales le dispararon en la cara para evitar que el hombre armado se les siguiera acercando, indica el reporte de las autoridades.

publicidad

La versión de la madre de Barreira es diferente según ella, llamó a los paramédicos para pedir ayuda, ya que su hijo quien padece de una enfermedad mental se había encerrado en un dormitorio con un arma blanca.

La madre dice que paramédicos y policías llegaron al apartamento e intentaron persuadir a su hijo para que salga del cuarto, al no lograrlo los oficiales supuestamente entraron y dispararon mortalmente a Barreira.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad