publicidad

Yanukóvich contraataca con un plan antiterrorista para acallar la oposición en Ucrania

Yanukóvich contraataca con un plan antiterrorista para acallar la oposición en Ucrania

Un día después de graves disturbios en Kiev, el presidente de Ucrania contraatacó con un plan nacional antiterrorista.

Continúan los hechos violentos y la tensión en Ucrania /Univision

Europa advierte sanciones contra los responsables de la violencia y un banco anunció la suspensión de proyectos.

Un día después de los violentos disturbios en Kiev, que dejaron un saldo de 26 muertos y decenas de heridos, el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, contraatacó con el anuncio de una operación antiterrorista en todo el territorio nacional para frenar acallar a sus opositores y poner un alto a las protestas.

El anuncio se produce horas antes de la visita a Kiev de los ministros de relaciones exteriores de Polonia, Francia y Alemania, quienes posteriormente informarán de sus gestiones a sus colegas de la Unión Europea (UE), que celebrarán el jueves una reunión extraordinaria sobre Ucrania en la que estudiarán la posible imposición de sanciones.

Los tres cancilleres llegan a una ciudad que fue elegida como bastión de las protestas antigubernamentales hace tres meses, luego que el gobierno se distanció de la Comunidad Europea y volteó su mirada a la vieja amistad con Rusia.

Las imponentes barricadas levantadas por los manifestantes por todo el centro de Kiev han sido reemplazadas por un amenazante cordón de fuego en torno a la histórica plaza Maidán.

Cercados por tropas

La agencia Efe reportó el miércoles que los manifestantes se encuentran cercados desde anoche por tropas antidisturbios, lo que hace temer a la oposición la inmediata dispersión del baluarte opositor.

publicidad

A esto contribuye el hecho de que el metro kievita está cerrado a cal y canto, al igual que muchos de los locales y negocios del centro de la capital, que permanece en virtual estado de sitio.

En un mensaje a la nación, Yanukóvich dijo que los dirigentes opositores "se pasaron de la raya cuando llamaron a la gente a las armas. Y eso es una clamorosa violación de la ley. Y los criminales deben comparecer ante la Justicia, que determinará su castigo".

"Ya no podemos devolver a los muertos. Ya hemos pagado un precio muy alto por las ambiciones de aquellos que aspiran al poder. Pero para que ese precio no sea aún más alto, hago un llamamiento a la cordura. Hay que sentarse a la mesa de negociaciones para salvar Ucrania", dijo Yanukóvich, que esta madrugada se reunió con los dos principales líderes opositores, Vitali Klitschkó y Arseni Yatseniuk, quienes se niegan a llamar a sus partidarios a dejar las calles.

El anuncio del plan

Mientras el presidente llamaba al diálogo, Alexandr Yakimenko, jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, en sus siglas en ucraniano), anunció la decisión de lanzar en breve una operación antiterrorista en todo el país en la que podría participar el Ejército, según el Ministerio de Defensa.

Yakimenko justificó este paso en "la escalada de la confrontación violenta y el empleo masivo de armas de fuego por parte de grupos extremistas".

publicidad

"En muchas regiones del país (los extremistas) toman sedes de los edificios gubernamentales, comisarías de policía, oficinas de los servicios de seguridad, fiscalías, unidades militares y arsenales", recalcó.

Además, añadió, "arden los tribunales de Justicia y los vándalos destruyen propiedades privadas y matan a ciudadanos pacíficos".

Nuevo jefe de ejército

Simultáneo al anuncio del plan, Yanukóvych reemplazó al comandante de las fuerzas armadas.

En tanto, el ministro de Defensa interino dijo que el ejército podría participar en un operativo antiterrorista para restaurar el orden en el país.

El gobierno de Yanukovych suele calificar de "terroristas" a los manifestantes que exigen su renuncia.

Poderes especiales

El plan antiterrorista anunciado por Yanukóvych otorga poderes especiales al ejército ucraniano para hacer uso de las armas y la restricción del tráfico. Los miembros también pueden efectuar controles de identidad y detener a aquellos que cometieron "actos ilegales".

"El objetivo principal de la operación antiterrorista es (...) para proteger a los civiles y evitar una guerra civil", dijo el servicio de seguridad.

Los enfrentamientos violentos entre manifestantes y la policía han horrorizado a los europeos y a los estadounidenses, que ahora se refieren a la adopción de sanciones contra los responsables de la represión.

publicidad

Gobierno y opositores se culparon hoy mutuamente de la escalada vivida el martes, primero cerca del Parlamento -durante una manifestación para exigir una reforma constitucional- y que después se extendió a la plaza de la Independencia (Maidan), epicentro de las protestas opositoras desde noviembre, donde la policía actuó contra los manifestantes.

Mensaje de la oposición

El líder opositor, Vitali Klitschko, se mostró decepcionado por los resultados de la infructuosa reunión la noche del martes con el presidente, reportó el diario El Mundo en su página digital.

Yanukovich no reaccionó de forma adecuada a la situación, dijo, y exigió la retirada de las fuerzas del orden. La portavoz de Klitschko subrayó que por ahora no hay nuevas conversaciones previstas.

Por su parte, el presidente Vladimir Putin responsabilizó a los "extremistas" en Ucrania de las muertes en las batallas campales registradas en Kiev el martes, reportaron las agencias de noticias rusas.

El presidente ruso condenó duramente la violencia y calificó los hechos como intento de golpe de Estado, según dijo el portavoz del jefe de Estado, Dimitri Peskov.

Durante la noche del martes al miércoles, Putin llamó a su colega Viktor Yanukovich. La solución a la crisis en el país vecino es competencia de las autoridades ucranianas, dijo.

Alistan sanciones

La alta representante de la Política Exterior europea, Catherine Ashton, lanzó el miércoles una propuesta para castigar a los dirigentes políticos ucranianos por la escalada del conflicto. Los Estados podrían dar su visto bueno mañana mismo.

publicidad

El presidente francés, François Hollande, pidió este miércoles sanciones "dirigidas" contra los responsables de la violencia policial en Ucrania que deberían ser efectivas este jueves, reportó el diario español El País.

Hollande ha reiterado su petición junto con la canciller alemana, Angela Merkel. En una rueda de prensa conjunta este miércoles en Paris, han amenazado con sanciones a los responsables de los actos violentos, aunque hayan abogado por un diálogo político para poner fin a los disturbios en Ucrania.

"Los que han cometido esos actos, los que se preparan para cometer otros, deben saber que serán sancionados", ha declarado el presidente francés, que ha presidido con Merkel un consejo de ministros franco-alemán celebrado en el Palacio del Elíseo.

Hollande ha definido las violencias en Kiev como "actos incalificables, intolerables, de inadmisible brutalidad y represión".

El primer paso en la política de sanciones que la UE prevé acordar “en las próximas horas” ya fue dado. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció que deja “en espera” todos sus proyectos en el país.

“Después de los acontecimientos de las últimas horas y en línea con la postura que puedan tomar las autoridades comunitarias, hemos decidido dejar en espera los proyectos financiados por el BEI en Ucrania”, dijo el presidente de la institución, Werner Hoyer.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad