publicidad
.

Venus transitará ante el Sol en junio, por última vez hasta 2117 logo-no...

Venus podrá ser contemplado este junio durante su tránsito por delante del Sol, un fenómeno que no volverá a repetirse hasta 2117.

Venus transitará ante el Sol en junio, por última vez hasta 2117

Venus transitará ante el Sol en junio, por última vez hasta 2117

Venus podrá ser contemplado este junio durante su tránsito por delante del Sol, un fenómeno que no volverá a repetirse hasta 2117.

Venus podrá ser contemplado este junio durante su tránsito por delante d...
Venus podrá ser contemplado este junio durante su tránsito por delante del Sol, un fenómeno que no volverá a repetirse hasta 2117.

Un avistamiento sin igual

LONDRES - Venus podrá ser contemplado este junio durante su tránsito por delante del Sol, un fenómeno que no volverá a repetirse hasta 2117 y que servirá de ayuda en la búsqueda de exoplanetas, según informa la revista británica Nature.

Venus, el segundo planeta del Sistema Solar en orden de distancia desde el Sol y el tercero más pequeño, transitará ante el "astro Rey" entre el 5 y 6 de junio, señala el astrónomo Jay Pasachoff, del Williams College, en un artículo que publica la revista.

"Esperamos que el tránsito de Venus nos proporcione una situación más parecida al avistamiento de los exoplanetas -aquellos que no pertenecen al Sistema Solar- cuando estos discurren por delante de su estrella", explicó el astrónomo.

publicidad

Pese a que los tránsitos de Venus son visibles desde la Tierra en muy contadas ocasiones, Pasachoff confía en que este año el avistamiento sea mejor que en 2004, ya que la actividad solar es más intensa ahora.

Los investigadores aprovechan estos fenómenos para poner a prueba nuevas técnicas y métodos de avistamiento de planetas distantes a la Tierra.

"Pese a que los científicos de hoy en día podemos enviar sondas espaciales a otros planetas para un escrutinio más detallado, la observación de los tránsitos desde nuestro planeta nos proporciona información única y nos da la oportunidad de calibrar y mejorar nuestros métodos de búsqueda de exoplanetas", explicó Pasachoff.

Será registrado por la NASA

El fenómeno será registrado por el satélite de la NASA "ACRIMSAT", que ofrecerá una imagen similar a la que se obtiene en la búsqueda de exoplanetas a partir de otros satélites y telescopios como el Kepler, puntualizó el científico.

En concreto, el equipo de Pasachoff se centrará en el estudio de la atmósfera de Venus, visible gracias a los rayos que la atravesarán durante el transcurso por delante del Sol.

Los datos recopilados se compararán a su vez con los obtenidos en la observación de las atmósferas de exoplanetas, detalló el astrónomo.

publicidad

Desde el siglo XVII, fecha en la que se inventaron los primeros telescopios, Venus se desplazó por delante del Sol en sólo seis ocasiones (1639, 1761, 1769, 1874, 1882 y 2004).

Con motivo de los primeros tránsitos de este planeta, los científicos llevaron a cabo centenares de estudios y mediciones con el propósito de resolver uno de los mayores misterios de la astronomía de la época: calcular la distancia entre la Tierra y su estrella.

Aunque Pasachoff reconoce que es demasiado pronto para saber cómo ayudará el estudio de los tránsitos en el Sistema Solar en la observación de exoplanetas lejanos, estos desplazamientos son "muy raros, por lo que desperdiciar esta oportunidad sería un crimen".

"Se lo debemos a los futuros astrónomos, especialmente a aquellos que observen el tránsito de 2117", subrayó Pasachoff.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad