publicidad

Ven difícil recuperar los restos del avión de Air France que cayó al mar

Ven difícil recuperar los restos del avión de Air France que cayó al mar

Rescatistas brasileños y franceses comenzaron el miércoles la misión de recuperación de los restos del avión de Air France.

Desconocen causas

FERNANDO DE NORONHA - Brasil anunció el miércoles el hallazgo de nuevos restos del avión de Air France desaparecido en el Atlántico con 228 personas a bordo, pero los expertos advirtieron sobre la dificultad para encontrar las cajas negras, claves para saber qué sucedió.La Fuerza Area Brasileña identificó a las 03:40 de la mañana locales (06:40 GMT), "cuatro puntos con restos en el océano" y "90 km al sur de la región inicialmente cubierta (...) varios objetos extendidos en un área circular de 5 km de radio", informó a la prensa el portavoz de la institución, Jorge Amaral.El avistamiento incluye "un objeto de 7 m de diámetro aparentemente" que "podría ser una parte lateral del Airbus o del fuselaje", dijo el portavoz. Otros "10 objetos, algunos metálicos", también fueron identificados flotando en el mar. En ninguno puede verse la inscripción 'Air France', aclaró.

publicidad

Asimismo, una mancha de carburante de 20 km de extensión, que fue la primera imagen difundida a la prensa de esta catástrofe aérea, fue divisada al amanecer.

Un total de 12 aviones de Brasil, Francia y Estados Unidos, así como ocho barcos, cinco buques de guerra y tres mercantes, se encuentran movilizados en o hacia la zona donde se realiza la búsqueda, según el portavoz. "Operación naval"

El vocero del ejército francés, Christophe Prazuck, dijo que los pilotos de la fuerza armada francesa que sobrevolaron la zona donde los pilotos brasileños localizaron los escombros.

"El tipo de los escombros, su combinación... todo apunta a que se trata de los restos del Air France 447", dijo. Prazuck agregó que es hora de pasar a una "operación naval" para recoger los restos y luego a una submarina para buscar las cajas negras de la aeronave.

El ministro de transportes francés, Jean-Louis Borloo dijo que se era posible considerar que se trataba de los restos del avión.

La noche del martes el ministro de Defensa brasileño Nelson Jobim indicó que el descubrimiento de los restos "confirma que el avión cayó en esa área". Jobim agregó que no se habían encontrado cuerpos y que tampoco había signos de vida.

Si no se encuentran supervivientes, éste será el peor desastre aéreo de aviación civil desde el choque de un jet de American Airlines en el condado de Queens, en Nueva York, en el que murieron 265 personas en noviembre del 2001.

publicidad

En lo profundo del mar

Entre los pasajeros del vuelo de Air France había 126 hombres, 82 mujeres, siete niños y un bebé.

Jobim advirtió que la recuperación de las cajas con las grabaciones de las voces en la cabina y de los datos del vuelo y otros restos podría ser difícil debido a que una gran parte del aparato se hundió.

"Va a ser muy difícil buscarlos porque podrían estar a una profundidad de dos a tres kilómetros (1,2 a 1,8 millas) en esa zona del océano", explicó.

Los pilotos vislumbraron dos áreas con objetos flotantes, pero sin señales de vida, separadas por unos 60 kilómetros (35 millas). La zona no dista de la ruta del vuelo, el 447 ,pero el hallazgo fue realizado unas 36 horas después de que el avión desapareciera

Las profundidades del mar varían de forma drástica en las zonas como en la que se descubrieron los restos, aseguran los expertos.

Se necesitarán aparatos sumergibles de control remoto para recuperar los restos hundidos. El gobierno francés despachó un barco con submarinos automáticos que pueden bajar hasta seis kilómetros (19,600 pies).

Por su parte, Estados Unidos avisó del envío de un avión que puede volar 12 horas a poca altura sobre el océano y cuenta con un radar y sonar diseñados para detectar submarinos.

Sin indicios de problemas

El desaparecido vuelo 447 de Air France no mostró indicios de problemas antes de despegar y no está claro si el piloto en jefe manejaba los controles cuando el avión cayó al Océano Atlántico, dijo el miércoles un especialista francés en accidentes aéreos, mientras barcos de varias naciones se aproximaban a la zona donde se divisaron escombros que podrían ser de la aeronave.

publicidad

El director de la agencia francesa de accidentes, Paul Louis Arslanian, dijo dudar que los equipos de rescate puedan recuperar las cajas negras, que al parecer yacen en una zona muy accidentada del piso oceánico, a varios kilómetros de profundidad.

Se desconoce la razón del accidente, aunque podría deberse al viento y granizo en una masa de cúmulos, rayos o una combinación de hechos extraordinarios.

Arslanian dijo en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Le Bourget, al norte de París, que los investigadores analizan los registros de mantenimiento del aparato y otros documentos, aunque "no hay elementos" que indiquen que el avión experimentó problema alguno antes de despegar.

Insistió que la investigación acababa de comenzar y que seguramente demorará mucho tiempo. Agregó que los investigadores carecen de suficiente información para determinar si el avión de desintegró en el aire o al caer al mar.

"Desconocemos el momento preciso del accidente", agregó.

Se pierde el optimismo

Los investigadores franceses del accidente del avión de Air France desaparecido insisten en que será difícil encontrar las cajas negras y que, incluso en caso de ser halladas, tampoco está garantizado que se pueda determinar qué ocurrió, de acuerdo con un reporte de la agencia EFE.

El director del Organismo de Investigación y Análisis (BEA), Paul-Louis Arslanian, precisó en conferencia de prensa que las cajas negras de un avión "no son la única herramienta" para determinar las causas de un siniestro y que "a veces no aportan nada".

publicidad

"No soy muy optimista" sobre la posibilidad de dar con las cajas negras debido a la profundidad del océano en la zona en la que se busca la aeronave (varios miles de metros) y a la accidentada orografía del fondo marino, con estribaciones montañosas, indicó Arslanian.

Avanzó que "al menos por ahora es una investigación muy difícil", y recordó que las cajas negras están concebidas para emitir, durante 40 días, señales que pueden detectarse a un kilómetro de distancia.

Eso significa que, para poder encontrarlas, primero habría que circunscribir de forma mucho más precisa el área de búsqueda.

Apenas comienza todo

Arslanian subrayó que la investigación "no ha hecho más que empezar" por lo que no se puede hablar en absoluto de las causas de esta "catástrofe" que calificó de "la peor" en la historia de la aviación de Francia.

Se negó a confirmar o desmentir una tras otra las hipótesis que los periodistas le plantearon, aunque dio algunas pistas sobre los hechos o su contexto. Así precisó: "por ahora ningún elemento permite pensar que el avión tenía algún problema" cuando despegó de Río de Janeiro.

También indicó que los pilotos mantuvieron el último contacto con el control aéreo brasileño una "media hora" antes del momento en que pudo producirse el siniestro. Fueron tres minutos de intercambio durante los que la tripulación daba cuenta de su entrada en una zona de "turbulencias".

publicidad

No hubo en esa comunicación ninguna precisión sobre la naturaleza de esas turbulencias ni sobre si había rayos. Desde el mismo lunes Air France apuntó como posible causa del accidente el impacto de un rayo, una hipótesis que el director del BEA no quiso ni desmentir ni confirmar.

"Era una situación tormentosa" y sobre eso no hay dudas -insistió-, como lo han confirmado los mapas del tiempo y los otros aviones que realizaron ese mismo día otras rutas por esa zona del Atlántico

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad