publicidad
En la escena del crimen, una zona boscosa cerca del lago de Annecy, en los Alpes franceses, se encontraron hasta 25 casquillos de bala.

Una mujer torturó y mató a su hermano en Londres tras acusarlo de 'brujería'

Una mujer torturó y mató a su hermano en Londres tras acusarlo de 'brujería'

La mujer, de 29 años, y su cómplice, de 28, torturaron y ahogaron al joven Kristy durante las vacaciones de Navidad de 2010.

En la escena del crimen, una zona boscosa cerca del lago de Annecy, en l...
En la escena del crimen, una zona boscosa cerca del lago de Annecy, en los Alpes franceses, se encontraron hasta 25 casquillos de bala.

El crimen se cometió con ayuda de un cómplice

La Justicia británica declaró este jueves culpables a un hombre y una mujer congoleños acusados de haber matado a un chico de 15 años al que atribuían actos de brujería. La joven víctima es el hermano menor de la propia asesina, Magalie Bamu, que actuó en colaboración con su pareja, Eric Bikubi.

La mujer, de 29 años, y su cómplice, de 28, torturaron y ahogaron al joven Kristy durante las vacaciones de Navidad de 2010, después de que el chico, que vivía en París, viajara a Londres junto con cuatro hermanos para visitar a la pareja en el barrio de Newham.

La visita se convirtió en una pesadilla cuando Bikubi empezó a acusar a Kristy y a dos de sus hermanas de "brujería" y de ejercer una influencia negativa sobre el menor de la familia, de 11 años. Pese a que el joven negara las acusaciones, Bamu decidió apoyar a su compañero y acabó participando activamente en los maltratos.

publicidad

Víctima suplicó que lo dejaran morir

Los dos empezaron a pegar a Kristy y a sus dos hermanas. No les dejaban beber ni comer ni dormir, mientras les propinaban palizas cada vez más violentas. Los menores llamaron varias veces a sus padres en París, pero éstos -que debían reunirse con sus hijos en Londres en cuestión de días- no entendieron la gravedad de la situación.

"El Señor Bamu había mandado a sus hijos de vacaciones, no en un centro de tortura", señaló el fiscal Brian Altman, explicando cómo Kristy se convirtió en breve en el blanco de las violencias. Tanto que la pareja anfitriona obligaba a los otros hermanos a pegarle con palos, barras de metal, martillos, tijeras... Hasta que el propio Kristy suplicó para que le dejaran morir.

El 25 de diciembre Bikubi obligó a la víctima a ponerse en la bañera, donde murió ahogado. Las autoridades encontraron en su cuerpo 130 heridas cuando encontraron el cadáver en el suelo del cuarto de baño. Bamu aseguró que se había ahogado solo. La pareja, originaria de la República Democrática del Congo, se enfrenta a cadena perpetua. Está previsto que el próximo lunes los jueces dicten sentencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad