publicidad
La impactante radiografía que le tomaron en el hospital muestra que la valla quedó a seis centímetros del corazón del pequeño. (Imagen de Archivo)

Una lanza le atravesó el pecho y sólo le duele al toser

Una lanza le atravesó el pecho y sólo le duele al toser

Un niño de 12 años sobrevivió milagrosamente luego de que la lanza de una valla le atravesara el pecho.

La impactante radiografía que le tomaron en el hospital muestra que la v...
La impactante radiografía que le tomaron en el hospital muestra que la valla quedó a seis centímetros del corazón del pequeño. (Imagen de Archivo)

Un niño de 12 años identificado como Joshua Hassan sobrevivió milagrosamente luego de que la lanza de una valla le atravesara el pecho.

Según informa la BBC, el percance ocurrió cuando el menor se encontraba jugando con un balón de fútbol en Ilford, al este de Londres, y resbaló provocando que el metal se ensartara en su cuerpo.

¿Qué opinas sobre este increíble suceso?

Tras el accidente, la madre del niño y los vecinos sujetaron al pequeño hasta que llegaron los servicios de emergencia y cortaron la valla.

Joshua se mantuvo tranquilo en todo momento y no lloró, según dijo su madre, a pesar de que los servicios médicos no podían suministrarle analgésicos ya que harían que su cuerpo se relajara y podrían causarle más daño.

publicidad

Quedó a centímetros del corazón

"Casi me desmayo, pero los vecinos me sujetaron. (...) Si hubiera estado gritando ya habría llegado preparada, pero estaba muy tranquilo", explicó la madre.

La impactante radiografía que le tomaron en el hospital muestra que la valla quedó a seis centímetros del corazón del pequeño.

Al parecer las heridas no son graves, aunque Joshua deberá permanecer tres semanas en reposo.

De hecho, el niño reconoce que la herida le molesta al toser y sobre todo, al dormir, pero todos confían en que pronto pueda hacer una vida normal y ningún niño que juega allí pueda sufrir algo similar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad