publicidad
Una flor en uno de los vehículos de pasajeros que alberga una exposición del Holcausto en la estación de tren Ostbahnhof, en Berlín, Alemania.

Un fotógrafo encontró trenes nazis que llevaban la muerte en Auschwitz

Un fotógrafo encontró trenes nazis que llevaban la muerte en Auschwitz

Los vagones fueron utilizados para trasladar a miles de civiles hacia los campos de concentración nazi.

Una flor en uno de los vehículos de pasajeros que alberga una exposición...
Una flor en uno de los vehículos de pasajeros que alberga una exposición del Holcausto en la estación de tren Ostbahnhof, en Berlín, Alemania.

De los trenes usados por los nazis durante el Holcausto ya solo quedan restos oxidados y llenos de polvo. Un fotógrafo halló lo que se creen son las locomotoras que alguna vez transportaron a cientos de miles de judíos a la muerte en el campo de concentración de Auschwitz.

Matthew Growoot, de 25 años fue el encargado de fotografiar los trenes. "Fue sinn duda algo misterioso estar ahí, había leído en línea sobre los carruajes que utilizaron los nazi y algunos de ellos parecían idénticos a los que se ven en las fotografías tomadas en Auschwitz. Fue impactante pensar en los horrores que se vivieron dentro de los carros que estaba fotografiando", explicó Growoot

Según publica el diario británico Daily Mail, las imágenes fueron tomadas en el taller de trenes Istvantelek, cerca de Budapest y nadie se había percatado de que las convoys que albergaba en su interior eran idénticos a los utilizados por las tropas de Adolf Hitler hace más de 60 años.

publicidad

En las fotografías se muestran enormes locomotoras debajo de un cobertizo en ruinas ya maltratadas por la naturaleza.

"El techo se caía a pedazos, tenía un efecto dramático mientras los rayos de la luz caían sobre la vida vegetal que crecía en el interior", explicó el fotógrafo.

Growoot se encontró dentro de los trenes oxidados billetes de tren antiguos que datan de 1967. También se puede ver un inodoro en el interior de un pequeño cubículo de madera a bordo de un carro de la era soviética.

Este taller se abrió en 1900 y ha sido testigo de 80 años de historia húngara incluida la caída de su monarquía, la ocupación nazi y la transformación en estado comunista leal a la Unión Soviética.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad