publicidad

Un ebrio desató una alerta de secuestro en un vuelo de la aerolínea Virgin

Un ebrio desató una alerta de secuestro en un vuelo de la aerolínea Virgin

El incidente acabó sin consecuencias graves, con los pasajeros evacuados sanos y salvo en el aeropuerto Ngurah Rai.

Un pasajero ebrio desató una alerta de secuestro en un vuelo comercial de la aerolínea Virgin entre Brisbane, en el noreste de Australia, y la isla de Bali, el destino más turístico de Indonesia, según fuentes oficiales.

El incidente acabó sin consecuencias graves, con los pasajeros evacuados sanos y salvo en el aeropuerto Ngurah Rai de Denpasar, la capital de Bali, y el pasajero detenido por la Policía.

El responsable de Virgin Australia en el aeropuerto de Denpasar, Heru Sudjatmiko, confirmó que el incidente empezó cuando un ocupante del vuelo VA41, ebrio y alterado, se volvió agresivo, según la cadena australiana ABC.

El individuo, un australiano de 28 años, intentó entrar en la cabina de pilotaje y la tripulación tuvo que detenerlo y esposarlo.

El piloto del avión, un Boeing 737.800 y con 139 pasajeros a bordo, comunicó la incidencia a la torre de control del aeropuerto a las 13.05 hora local (05.05 GMT) y se desató la alarma porque emitió una señal de secuestro en lugar de una de emergencia, prevista para los casos de menor gravedad.

Un fuerte dispositivo

Los cuerpos de seguridad en el aeropuerto se pusieron en marcha y se organizó un fuerte dispositivo.

"Un avión de Virgin proveniente de Brisbane ha sido secuestrado. El avión está detenido en una pista de aterrizaje de Bali", informó, por su parte, la cadena privada de televisión indonesia Metro TV, y la noticia recorrió el mundo.

publicidad

El aparato fue guiado tras el aterrizaje a una zona aislada del aeropuerto, al lado de la pista.

Mientras, el director de la Policía de Bali, Suhardi Alius, indicaba a la prensa que se había producido un secuestro, pero que todavía no habían logrado entrar en el avión y que desconocían en qué condiciones se encontraban las personas en el interior del aparato.

Según otras fuentes, las autoridades estaban intentado comunicarse con "el o los secuestradores", porque en ese momento todavía no estaba claro si se trataba de un individuo solo o un grupo.

En menos de una hora desde que saltó la alerta, el supuesto secuestro quedó aclarado y los pasajeros llegaron a su destino sanos y salvos.

El director de la Policía de Bali detalló que el australiano de 28 años estaba ebrio, que lo han interrogado y descartó que hubiese alguien más implicado, porque viajaba solo a Indonesia por razones de trabajo.

El agente explicó sobre el detenido que se le interroga en comisaría y que también pasará un test de alcoholemia.

Para el responsable de Virgin Australia en el aeropuerto de Denpasar, todo fue un "fallo claro de comunicación" entre el piloto del VA41 y la torre de control.

Los percances

El incidente ha causado retrasos de más de dos horas en un aeropuerto de por sí congestionado de forma habitual y varios aviones que se dirigían a Bali en el momento del suceso tuvieron que ser redirigidos a otros aeródromos.

publicidad

El revuelo ha desatado también un agitado debate en Indonesia sobre el servicio de alcohol a bordo de vuelos con destino a esa nación de mayoría islámica.

Hasfrinsyah, un piloto experimentado de la aerolínea Garuda Indonesia habló en declaraciones a TV One sobre la posible irresponsabilidad del personal de vuelo VA41 al servir alcohol a un pasajero en estado ebrio.

La isla de Bali es uno de los destinos vacacionales más concurridos por ciudadanos australianos, muchos de los cuales decidieron viajar allí este fin de semana por el puente del día de Anzac, declarado festivo nacional hoy viernes en Australia y Nueva Zelanda.

Virgin Australia es la segunda aerolínea más grande de Australia, después de Qantas, en pasajeros y tamaño de flota, y también es la segunda más grande dentro del grupo Virgin, presidido por el empresario británico Richard Branson.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad