publicidad
Halik pasó este miércoles oficialmente a lista de espera para un trasplante, después de un largo proceso que ha durado 148 días.

Un bombero checo vive sin corazón desde hace cinco meses

Un bombero checo vive sin corazón desde hace cinco meses

Conectado a dos bombas sin válvulas cardiacas, vive sin corazón desde hace cinco meses, a la espera de un trasplante.

Halik pasó este miércoles oficialmente a lista de espera para un traspla...
Halik pasó este miércoles oficialmente a lista de espera para un trasplante, después de un largo proceso que ha durado 148 días.

Se encuentra a la espera de un trasplante

PRAGA- Conectado a dos bombas sin válvulas cardiacas, vive sin corazón desde hace cinco meses, pero apenas se da cuenta de ello, concentrado en seguir su recuperación y a la espera de un trasplante que le permita volver a tener una vida normal.

"No me doy cuenta de no tener corazón, porque funciono normalmente, aunque no siento el pulso", se sinceró en su primera rueda de prensa Jakub Halik, el bombero checo de 37 años que se ha convertido en la primera persona en sobrevivir a una operación de este tipo.

Halik pasó este miércoles oficialmente a lista de espera para un trasplante, después de un largo proceso que ha durado 148 días y que ha sido "duro física y psíquicamente".

publicidad

Es el primer hombre que sobrevive a este intervención

"Ahora me siento muy bien", explicó desde el Instituto de Medicina Clínica y Experimental de Praga (IKEM), donde hace cinco meses se le extirpó el corazón, afectado por un tumor maligno.

"Es un alivio. No hacía más que esperar los resultados del test, que debían mostrar si el tumor que tenía en el corazón no produjo metástasis. Ahora veo que todos los análisis están bien y me espera el siguiente paso en la recuperación", añadió.

Halik es el primer hombre del mundo que ha sobrevivido a esta intervención, que ya se intentó en Houston (Estados Unidos), y que consiste en instalar dos bombas Heartmate II para realizar el bombeo de la sangre a todo el cuerpo, por un lado, y a los pulmones, por otro.

Quiere volver a ser bombero

Ahora tendrá que esperar unos ochos meses para la operación de trasplante, lo que no parece preocuparle mucho: "Me han cuidado estupendamente y el personal aquí es muy agradable. No me parece haber estado tantos días en el hospital", reconoció.

Halik no ocultó que, tras la operación, quiere volver a ser bombero, aunque dudó que pueda salir en misiones de socorro.

Su cardiólogo, sin embargó, afirmó que hay pacientes con trasplante "que corren el maratón y el triatlón".

publicidad

¿Consideras que esto implica un gran avance para la medicina?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad