publicidad

Un bebé milagro nace del vientre de su mamá muerta en Gaza

Un bebé milagro nace del vientre de su mamá muerta en Gaza

Su nombre era Shayma al-Sheikh Qanan. A sus 23 años tenía ocho meses de embarazo cuando murió en un bombardeo.

Su embarazo seguía como el de cualquier mujer común y corriente. Ella se cuidaba para que su bebé naciera sano. Sin embargo, enfrentaba algo que para otras mujeres sería inverosímil: vivía bajo los constantes ataques entre israelitas y palestinos en la ciudad de Gaza.

Un ataque resultó mortal para ella pero no para su bebé. Murió por un bombardeo en Gaza y justo a la hora fue cuando un grupo de médicos decidió practicarle una cesárea para salvarle la vida a su chiquita.

Su nombre era Shayma al-Sheikh Qanan. A sus 23 años tenía ocho meses de embarazo cuando un bombardeo israelí afectó su casa en el pueblo de Deir al-Balah, en la Franja de Gaza, recudiéndola a escombros.

Ella y su esposo fueron llevados de emergencia a un hospital local con graves heridas.

"Su cuerpo fue traído después del ataque realizado por las Fuerzas Armadas de Israel alrededor de las 3 pm del viernes", dijo el doctor Fadi al-Kharti.

"Tratamos de salvarle la vida pero falleció antes de llegar al hospital", explicó el médico.

Israel lanza fuerte ofensiva nocturna en Gaza

El camino no fue fácil. Los paramédicos tuvieron que sortear una serie de inconvenientes para poder sacar a Shayma de la zona de desastre. La joven madre permaneció bajo los escombros por lo menos una hora.

"Nos dimos cuenta que algo se movía en su estómago y estimamos que tenía alrededor de 36 semanas de gestación", añadió el médico.

Entonces apostaron con todo para poder salvarle la vida al bebé. El cuerpo médico decidió hacerla una cesárea de emergencia. Lograron salvarlo de manera milagrosa.

El resultado fue una niña que ahora lleva el nombre de su difunta madre.

Los muertos en Gaza escalan a cifras alarmantes Univision

Para la estrenada abuela, Mirfat Qanan, de 43 años, era una tragedia lo que le había pasado a su hija pero al mismo tiempo sentía una gran alegría por tener a su nietecita.

"Dios protegió a esta pequeña para mí. Mi hija Shayma está muerta pero ahora la tengo de nuevo", explicó a la prensa local.

Hoy la pequeña se encuentra bajo cuidados intensivos en un hospital local. Tiene cuatro días de nacida y usa una máscara de oxígeno para luchar, minuto a minuto, por su vida.

A pesar del cese al fuego, continuan los ataques en la Franja de Gaza Univision

Según los médicos, la bebé tiene el 50% de posibilidades de sobrevivir.

Este lunes, Naciones Unidas llamó a un alto el fuego humanitario indefinido y sin condiciones en Gaza. Tanto Israel como los palestinos criticaron el llamado de la ONU.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad