publicidad
Beijing culpa habitualmente a los separatistas de Xinjiang de perpetrar atentados.

Un atentado con cuchillos provocó decenas de muertes en China

Un atentado con cuchillos provocó decenas de muertes en China

Un grupo armado con cuchillos agredió a decenas de civiles en la región de Xinjiang, causando varias muertes.

Beijing culpa habitualmente a los separatistas de Xinjiang de perpetrar...
Beijing culpa habitualmente a los separatistas de Xinjiang de perpetrar atentados.

Decenas de personas murieron y otras más resultaron heridas luego de un ataque terrorista a manos de un grupo armado con cuchillos en la prefectura de Kashgar, en la región de Xinjiang, cuyos habitantes son en su mayoría musulmanes.

publicidad

El ataque se registró el lunes en las inmediaciones de la comisaría de policía y otros edificios gubernamentales, sin embargo los hechos se dieron a conocer hasta este martes.

Opina sobre esta y otras noticias en nuestros foros

De acuerdo con la policía local, los agresores apuñalaron a civiles y destruyeron una treintena de vehículos. "Decenas de civiles uigures (musulmanes) y hanes (de etnia china) murieron o resultaron heridos".

Corrió la sangre con hachas y cuchillos en un lugar no esperado en China Univision

Efectivos de seguridad lograron abatir a miembros de este grupo, que también se contaban por decenas, y causaron la muerte de buena parte de ellos, según informó la agencia Xinhua.

"La investigación inicial indicó que fue un ataque terrorista premeditado", dijo la agencia.

Aumentan los ataques

Beijing culpa habitualmente a los separatistas de Xinjiang de perpetrar atentados que en el último año han tomado mayor amplitud y se han extendido más allá de la región.

Entre los incidentes que más han conmocionado está un ataque contra un mercado de la capital de Xinjiang, Urumqi, en el que murieron 39 personas en mayo, y un asalto con cuchillos a una estación ferroviaria en Kunming, en el suroeste de China en marzo, que dejó 29 muertos.

publicidad

Los grupos de derechos humanos acusan al gobierno chino de represión cultural y religiosa que, aseguran, alimenta la inestabilidad en Xinjiang.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad