publicidad

Tres muertos y 20 heridos tras revuelta en una zona musulmana de china

Tres muertos y 20 heridos tras revuelta en una zona musulmana de china

Un estallido de violencia dejó al menos 140 muertos y más de 800 heridos en una región musulmana de China.

Denuncian represión

PEKIN - Un estallido de violencia dejó al menos 140 muertos, de origen chino, y más de 800 heridos este domingo en Urumqi, capital Xinjiang, región de mayoría musulmana del noroeste de China, según reportes de prensa. La agencia China Nueva dijo que la cifra de muertos y heridos era inferior.

Estos disturbios son los más graves en más de un año en Xinjiang, región que cuenta con unos 8,3 millones de uigures, de los cuales algunos grupos denuncian la represión política y religiosa que lleva a cabo China con la excusa de luchar contra el terrorismo.

"Tres personas de la etnia 'han' (de origen chino) fueron asesinadas", anunció la agencia oficial, citando fuentes del gobierno de la región autónoma de Xinjiang. Más de veinte resultaron heridas y numerosos vehículos fueron incendiados, agregó la agencia.

Poco después, China anunció que la cifra de muertos se elevó a 140 y los heridos a más de 800.

"El gobierno regional no dijo cuántas personas estuvieron implicadas, pero explicó que se congregaron ilegalmente en varios barrios del centro y golpearon (a transeúntes), rompieron, robaron e incendiaron", agregó la agencia que no precisó a que etnia pertenecían los autores de los desmanes.

"El gobierno envió a la policía para dispersar a la muchedumbre y detener a los agitadores, la cantidad exacta de personas detenidas no fue divulgada", agregó.

publicidad

La agencia Efe dijo que el toque de queda se implantó esta madrugada en Urumqi, donde se han instalado puestos de control en algunos barrios para detener a unos 90 "instigadores de la protesta" todavía sin localizar, según Liu Yaohua, quien añadió que hay "varios cientos de detenidos".

Como en el Tíbet

Estas violencias antichinas se parecen a los disturbios del Tíbet de marzo de 2008 cuando los tibetanos atacaron violentamente a miembros de la etnia "han" en Lhassa dejando 21 muertos, según Pekín.

Militantes de la causa uigur en el extranjero y una habitante de la ciudad contactada por la AFP dieron cuenta de la protesta de varios miles de manifestantes. Los militantes uigur en el extranjero evocaron además "la muerte de dos personas".

"A las 21:00 horas locales (13:00 GMT) entre 2 mil y 3 mil uigures armados con cuchillos y palos golpearon transeúntes, rompieron autos, intentaron incendiar autobuses y rompieron vitrinas en el centro de la ciudad", indicó esta habitante de etnia "han", como muchos comerciantes de la región de Xinjiang, propietaria de un bar.

Según la policía de Xinjiang, "bandidos" violentos empezaron a atacar a personas con bastones y cuchillos, y quemaron 261 vehículos, incluidos 190 autobuses, 10 taxis y dos vehículos policiales, mientras que la televisión estatal CCTV mostró hoy imágenes de vehículos quemados en Urumqi.

publicidad

Las autoridades restablecieron el orden rápidamente, agregó precisando que los comerciantes de la calle central cerraron sus negocios rápidamente.

La propietaria de un salón de belleza, también contactada por teléfono en Urumqi, confirmó las violencias.

Batalla callejera

Por su parte, grupos militantes indicaron que miles de manifestantes uigures se enfrentaron a la policía cuando protestaban contra la reciente muerte de dos personas en una fábrica china. Centenares de manifestantes habrían sido detenidos.

El director de la asociación japonesa de uigures, Ilham Mahmut, dijo a la AFP en Tokio que unas 3 mil personas manifestaron y que al menos 300 fueron detenidas, citando las informaciones que emanan desde China por Internet. Indicó además que dos habrían muerto.

Según Mahmut, el enfrentamiento involucró a unos 3 mil uigures y alrededor de 1.000 policías. Los manifestantes se estaban reagrupando para continuar la protesta.

"Unas 400 personas intentan reanudar la protesta", agregó y explicó que la tensión se produjo por una reciente disputa violenta en una fábrica de juguetes entre chinos y uigures divididos por un rumor según el cual miembros de la minoría uigur habían abusado de una mujer china.

Alim Seytoff, secretario general de la Asociación Uigur de Estados Unidos, culpó de la violencia a las autoridades chinas.

publicidad

Seytoff afirmó que estudiantes uigures "manifestaban pacíficamente" contra el arresto de personas sospechosas de estar implicadas en un episodio con tintes étnicos que terminó con la muerte el mes pasado en una fábrica del sur de China de dos uigures.

Decenas de detenidos

Dilxat Raxit, vocero del Congreso Mundial Uigur, con sede en Alemania, dijo a la AFP que hasta 10 mil personas manifestaron y más de cien fueron detenidas.

Este tipo de violencias es rara en esta región en donde la seguridad es muy estricta. Pekín enfrenta en Xinjiang una rebelión atribuida a la minoría uigur musulmana y turcohablante.

Hace un mes, China había anunciado que había desmantelado siete células terroristas desde que comenzó el año en esta región, una información sobre la cual la disidente uigur en el exilio, Rbiya Kadir, había invitado a la comunidad internacional a manifestar su "escepticismo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad