publicidad
.

Tras 16 años de esconderse, el genocida Mladic luce frágil logo-noticias...

Ratko Mladic, conocido como el "carnicero de los Balcanes", acudía ostensiblemente a restaurantes de Belgrado y asistía a partidos de fútbol, seguro de no ser detenido.

Tras 16 años de esconderse, el genocida Mladic luce frágil

Tras 16 años de esconderse, el genocida Mladic luce frágil

El sospechoso de genocidio, Ratko Mladic, tiene ahora mejillas hundidas y aspecto encogido después de una década y media de esconderse de la justicia.

Ratko Mladic, conocido como el "carnicero de los Balcanes", acudía osten...
Ratko Mladic, conocido como el "carnicero de los Balcanes", acudía ostensiblemente a restaurantes de Belgrado y asistía a partidos de fútbol, seguro de no ser detenido.

El ex general enfrenta una larga lista que incluyen crímenes de guerra y contra la humanidad

BELGRADO - El sospechoso de genocidio, Ratko Mladic, tiene ahora mejillas hundidas y aspecto encogido después de una década y media de esconderse de la justicia, muy lejos del fornido comandante acusado de orquestar personalmente algunos de los peores horrores de las guerras de los Balcanes.

Una foto policial de Mladic momentos después de su detención en un pequeño pueblo del norte serbio muestra al militar, de 69 años, bien afeitado, con cabello ralo, una gorra de béisbol azul marino y mirando hacia arriba con los ojos muy abiertos, como si estuviese sorprendido.

Después de pasar una noche en la cárcel, Mladic deberá comparecer el viernes más tarde en un tribunal de Belgrado para una segunda audiencia sobre su extradición al tribunal de la ONU en La Haya, bajo cargos que incluyen haber dirigido la masacre de 8 mil hombres y niños musulmanes en el poblado de Srebrenica, en julio de 1995, en el marco de la guerra de Bosnia.

publicidad

También fue acusado de participar en un asedio implacable de cuatro años a Sarajevo.

Audiencia de extradición

La audiencia de extradición debió realizarse el jueves, pero fue aplazada después que el juez interrumpió el interrogatorio porque "el pobre estado físico" de Mladic lo dejó incapaz de comunicarse, dijo el abogado defensor Milos Saljic.

La radioemisora B-92 de Belgrado dijo que uno de los brazos de Mladic se paralizó, probablemente como resultado de una apoplejía.

La televisión estatal mostró a Mladic caminando de forma vacilante durante la audiencia de extradición, a puerta cerrada. Saljic dijo que Mladic necesitaba atención médica y que "no se debía mover en ese estado".

Los fiscales serbios de crímenes de guerra creen que el problema de salud sólo es una táctica para retrasar su extradición. Una portavoz del tribunal de La Haya dijo que esa corte es capaz de hacer frente a cualquiera de los problemas de salud de Mladic.

Proceso rápido

Vekaric dijo que los procedimientos de extradición no deberían tomar más de una semana.

"Lo que es importante es que se ha establecido su identidad", dijo Vekaric. "Ahora depende de su defensa si van a apelar, pero el plazo máximo para su extradición es una semana", agregó.

Mladic fue uno de los fugitivos más buscados del mundo. Fue el comandante del ejército serbobosnio durante la Guerra de Bosnia de 1992-95, que mató a más de 100 mil personas y obligó a 1.8 millones a huir de sus hogares.

publicidad

Miles de musulmanes y croatas fueron asesinados, torturados o expulsados en una campaña para purgar a la región de quienes no fuesen serbios.

El había estado huyendo desde 1995, cuando el tribunal de crímenes de guerra de la ONU en La Haya lo procesó en ausencia y lo acusó de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Bosnios divididos

Los bosnios estaban profundamente divididos sobre la detención de Mladic. Algunos lo calificaron de "hombre honorable" y otros lo etiquetaron de "monstruo".

El arresto y los recuerdos de la guerra fueron los temas principales de debate el viernes. Los bosnios musulmanes dijeron que lamentaban que Mladic no haya sido llevado antes a la justicia, mientras muchos serbios afirmaron que él fue traicionado por la misma gente que él defendió.

El gobierno serbio, que ha cambiado mucho mientras Mladic estaba prófugo, elevó su nivel de alerta nacional y prohibió todas las reuniones públicas para impedir que grupos nacionalistas cumplieran sus amenazas de tomar las calles en protesta.

Hubo relativamente pocos disturbios durante la noche.

Entre bares y fútbol

Ratko Mladic, conocido como el "carnicero de los Balcanes", acudía ostensiblemente a restaurantes de Belgrado y asistía a partidos de fútbol, seguro de no ser detenido, antes de sumirse en 2000 en la clandestinidad y conseguir eludir durante 16 años a la justicia internacional.

publicidad

El jueves, fue detenido en un pueblo de la vasta llanura del Banat, en la frontera con Rumanía, lejos de las salvajes montañas de Bosnia y de Serbia donde muchos observadores lo creían escondido.

El ex jefe militar de los serbios de Bosnia, inculpado por genocidio y crímenes contra la humanidad desde 1995 por el Tribunal Penal Internacional (TPI) para la ex Yugoslavia, por su rol en las matanzas de Srebrenica y el sitio de Sarajevo, vivía en el localidad de Lazarevo (80 km al noreste de Belgrado), en casa de un primo, Branislav Mladic.

"Estaba solo en el momento de la detención (...) únicamente rodeado de sus primos. Ninguno de sus soldados estaba con él", dijo una fuente anónima citada por el diario serbio Blic.

Detalles del arresto

Mladic, que había dado a entender que opondría una feroz resistencia a quienes vinieran a detenerlo, no hizo uso de la fuerza.

Según el diario Vecernje novosti, que cita a un vecino, Mladic estaba en su habitación, en pijama, en el momento de su arresto. El testigo explicó al diario haber ayudado a vestirse al ex militar, quien no utilizó las dos pistolas que poseía.

Se ignoraba el viernes cuánto tiempo pasó Ratko Mladic en el pueblo de Lazarevo.

Dos diarios serbios divulgaron el viernes en primera página una foto de frente de Ratko Mladic, en la que aparece envejecido y flaco, con el pelo canoso bajo una gorra de béisbol.

publicidad

Queda así lejos la época en la que Mladic se paseaba orgulloso por Belgrado, pese a las acusaciones que pesaban contra él en el TPI.

Vida clandestina

Durante cinco años, quien fuera acusado de ser uno de los principales responsables del genocidio de Srebrenica, donde murieron 8 mil adolescentes y hombres musulmanes de Bosnia, desafió abiertamente a la justicia internacional, acudiendo a bares y restaurantes de Belgrado, practicando esquí u ocupándose de las rosas de su jardín.

Pero tras la caída del ex presidente serbio Slobodan Milosevic, en octubre de 2000, y su traslado a La Haya, en junio de 2001, Ratko Mladic ingresó en la clandestinidad para huir de la justicia.

El gobierno del primer ministro serbio Zoran Djindic habría intentado en vano convencerlo de que se rindiera.

Mladic pasa entonces de apartamento en apartamento en Belgrado para eludir a los investigadores, y goza del apoyo de algunos de sus antiguos compañeros.

Círculo de protección

Un ex guardaespaldas contó a los jueces, en 2009, la fuga de Mladic, e indicó que había sido escondido en cuarteles militares, especialmente en Topcider en Belgrado.

Según insistentes rumores recogidos por la prensa, las inesperadas muertes de soldados de las fuerzas especiales en los cuarteles habrían estado vinculadas al descubrimiento de Ratko Mladic en su escondite.

Igual que Radovan Karadzic, se sospecha que Mladic también tuvo la protección de ciertos miembros de la iglesia ortodoxa durante su fuga, y de haber sido albergado en monasterios.

publicidad

En 2009, aparecieron en una televisión de Sarajevo imágenes de Mladic en pistas de esquí de Serbia o de Bosnia, aunque según fuentes oficiales las imágenes fueron incautadas en 2008 durante un registro en la casa del ex jefe militar.

Luego, su familia alegó que Ratko Mladic había muerto.

El jueves, su detención puso fin a 16 años de fuga del hombre más buscado en Europa.

Las principales acusaciones

El ex jefe militar de los serbios de Bosnia, general Ratko Mladic, está acusado de genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad durante la guerra de Bosnia (1992-1995) ante el Tribunal Penal Internacional para ex Yugoslavia (TPIY).

Se le imputan 15 cargos de genocidio, persecuciones, exterminaciones, asesinatos, deportaciones, actos inhumanos y secuestros y podría ser condenado a cadena perpetua.

Prófugo desde 1995, Mladic, de 68 años de edad, es considerado uno de los principales artífices de la política de "limpieza étnica" en ciertas zonas de Bosnia Herzegovina, junto al ex presidente serbobosnio Radovan Karadzic, detenido en 2008 también en Serbia.

Según la fiscalía, ambos procuraban "expulsar a los croatas y musulmanes de Bosnia de esas regiones para controlarlas e incorporarlas a la Gran Serbia".

Como líder de las milicias separatistas serbias en Croacia, en 1992, después de la proclamación de la Republika Srpska (RS) en Bosnia, fue nombrado comandante de las fuerzas serbias de Bosnia.

publicidad

General sin piedad

Amparándose en la máxima de que "las fronteras siempre se han trazado con sangre y los Estados se han delimitado con tumbas", Mladic permaneció imperturbable y sin piedad al frente del asedio de Sarajevo durante tres largos años.

Durante este asedio, murieron 10.000 civiles, entre 1992 y 1995, como consecuencia de disparos de mortero o víctimas de francotiradores.

En julio de 1995, las tropas que el general tenía a sus órdenes se apoderaron del enclave musulmán de Srebrenica, que se hallaba teóricamente bajo protección de fuerzas de la ONU, y perpetraron una matanza de casi 8.000 hombres y adolescentes musulmanes desarmados.

La fiscalía también acusa a Mladic de haber secuestrado a 200 soldados de la ONU entre el 26 de mayo y el 2 de junio de 1995, los cuales habían sido encadenados a lugares estratégicos de los territorios conquistados para impedir que la OTAN bombardeara a las fuerzas armadas serbias de Bosnia.

Otra acusación atañe a su participación en la creación de campos en los que se detuvo en condiciones "horribles e inhumanas" a miles de civiles croatas y musulmanes de Bosnia. Miles de ellos murieron en lo que la fiscalía considera un genocidio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
Las inauguraciones presidenciales se comenzaron a televisar en Estados Unidos en la década de los 40's. Aquí resumimos la juramentación de algunos mandatarios en frente de las cámaras.
publicidad