publicidad

Tormenta en Europa deja 59 muertos, 48 de ellos en Francia

Tormenta en Europa deja 59 muertos, 48 de ellos en Francia

Una tormenta de vientos huracanados y lluvias que dejó 59 muertos en Europa, 48 de ellos en suelo francés.

Estragos

PARIS, Francia - Miles de bomberos y rescatistas iban de casa en casa el lunes en la devastada costa del Atlántico en Francia, donde buscaban víctimas y habitantes atrapados luego de una tormenta de vientos huracanados y lluvias que dejó 59 muertos en Europa occidental, 48 de ellos en suelo francés.La tormenta Xynthia llegó a Francia en la madrugada del domingo, inundando puertos, destruyendo casas y dejando a cerca de un millón de hogares sin electricidad.

También azotó Bélgica, Portugal, España y partes de Alemania y causó interrupciones a los viajes por tren y avión en todo el continente.

El presidente Nicolás Sarkozy recorrió el lunes Vendee y Charente-Maritime, las zonas más afectadas y prometió cuatro millones de dólares en asistencia.

El saldo de muertos en Francia subió a 48 y el ministro del Interior Brice Hortefeux dijo a la radio France-Info que "sin duda" aumentará. Además había 11 fallecidos en otros países: seis en Alemania -incluido un niño de dos años que se ahogó luego que el viento lo arrojó a un río-, tres en España, una en Bélgica y una en Portugal.

Nueve personas estaban desaparecidas en Francia y decenas más resultaron heridas, dijo el vocero de los servicios de emergencia, teniente coronel Patrick Vailli.

Los ferrocarriles franceses sufrieron grandes demoras y el lunes aún había vuelos cancelados en el aeropuerto alemán de Francfort, uno de los puntos de conexión más importantes de Europa.

publicidad

Durante su visita, Sarkozy dijo a las autoridades locales que declararía oficialmente una zona de desastre natural, lo que encauzaría rápidamente los fondos de recuperación.

El presidente sobrevoló áreas inundadas y se reunió con residentes de la población de L'Aiguillon-sur-Mer, donde las murallas costeras se derrumbaron y el mar inundó algunas casas hasta el techo.

Gran parte de las víctimas en Francia se ahogaron, mientras que otras murieron al ser golpeadas por trozos de edificios o árboles y ramas derribados por el viento.

En las islas Azores de Portugal, una inundación repentina barrió un autobús escolar de un camino en Sao Miguel y el conductor y un niño estaban desaparecidos. El archipiélago está en el Atlántico, a 1,450 kilómetros (900 millas) al oeste de Portugal continental.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad