publicidad
El pasado viernes, al menos siete personas murieron y varias más resultaron heridas en una serie de disturbios que se desencadenaron en Túnez, Sudán y el Líbano.

Temen que se desate otro 'viernes de ira' en el mundo musulmán

Temen que se desate otro 'viernes de ira' en el mundo musulmán

Embajadas de Europa y EEUU extreman la seguridad por temor a un nuevo viernes de ira en el mundo musulmán.

El pasado viernes, al menos siete personas murieron y varias más resulta...
El pasado viernes, al menos siete personas murieron y varias más resultaron heridas en una serie de disturbios que se desencadenaron en Túnez, Sudán y el Líbano.

Embajadas han extremado la seguridad

Las embajadas de Europa y Estados Unidos han extremado la seguridad por temor a un nuevo "viernes de ira" en el mundo musulmán, después de que el semanario satírico galo "Charlie Hebdo" publicara nuevas caricaturas del profeta Mahoma y la publicación alemana "Titanic" anunciase que hará lo propio.

¿Crees que se vayan a realizar nuevas protestas en las embajadas?

El pasado viernes, día de oración comunitaria, al menos siete personas murieron y varias más resultaron heridas en una serie de disturbios que se desencadenaron en Túnez, Sudán y el Líbano tras las protestas contra la difusión de un video sobre la vida de Mahoma considerado blasfemo.

publicidad

Miles de indignados musulmanes abandonaron los patios de la mezquitas y se concentraron frente a las embajadas de EEUU en sus respectivos países, algunas de las cuales atacaron y trataron de asaltar.

Una forma de protesta que se ha repetido en numerosas ocasiones, desde que hace 24 años Irán condenara a muerte al escritor británico de origen indio Salama Rushdie por su polémico libro "Los versos satánicos".

Fue el ayatolá Rujola Jomeini quien el 14 de febrero de ese año, poco antes de morir, emitió una fatua (edicto religioso) en el que ponía precio a su cabeza.

En 2005 hubo protestas similares

Un hecho similar se dio el 30 de septiembre de 2005, cuando decenas de miles de musulmanes se echaron a las calles para protestar por la publicación en el diario conservador danés "Jyllands Postem" de una serie de caricaturas en las que se representaba a Mahoma con una bomba disimulada en el turbante.

Azuzadas por clérigos radicales suníes y chiíes, particularmente en Irán y Arabia Saudí, las protestas devinieron en asaltos a embajadas danesas en diversos lugares del planeta, que se repitieron durante dos años y segaron la vida de 48 personas.

El autor de las viñetas, Kurt Westergaard, se vio obligado a vivir desde entonces en clandestinidad, hecho que no evitó que en 2009 un joven musulmán penetrara en su domicilio y le amenazara con un hacha.

publicidad

En 2007, el semanario "Charlie Hebdo" ya hubo de responder ante la justicia gala por una serie de caricaturas de Mahoma que convirtieron su sede en objetivo de los más radicales, aunque el tribunal la absolvió al considerar que los dibujos no atacaban a una comunidad en particular.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad