publicidad

Temen más muertos en Myanmar

Temen más muertos en Myanmar

Temen que el número de muertos en Birmania debido a la represión de la Junta Militar sea mucho mayor del anunciado.

Temen más muertos en Myanmar fad600b0a4ec40069f8e0a027fbbb5fd.jpg

"Honda preocupación"

NACIONES UNIDAS - El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a la Junta Militar de Birmania moderación y diálogo, en su primera declaración pública tras la represión de las protestas callejeras en favor de la democracia en Rangún.

"Los recientes acontecimientos en Myanmar (Birmania) están causando honda preocupación. Las autoridades de Myanmar deberían actuar con moderación, entablar sin dilación un diálogo, liberar a los líderes detenidos e iniciar un proceso de reconciliación nacional", indicó.

Ban hizo estas declaraciones en la sede de Naciones Unidas en la reunión anual de los ministros de Asuntos Exteriores del Movimiento de Países No-Alineados, a quienes informó sobre la decisión de enviar a Birmania a su consejero especial, Ibrahim Gambari, quien iniciará mañana una visita al país asiático.

publicidad

La oficina del portavoz del secretario general difundió ayer una declaración de Ban, en la que ya instaba al gobierno birmano a entablar un diálogo constructivo con su enviado especial y a "comprometerse a entrar en una senda de reconciliación nacional pacífica y con participación de todos los sectores".

El viaje de Gambari se produce en medio de un creciente rechazo internacional a la respuesta violenta de la Junta Militar a las manifestaciones de monjes y civiles, que han dejado al menos 15 muertos, entre ellos un fotógrafo japonés, en el mayor levantamiento popular contra el régimen en casi dos décadas.

Gambari llegó en las últimas horas a Singapur procedente Bangkok, ciudad en la que hizo una escala tras partir de Nueva York y donde recibió confirmación de que el gobierno birmano le ha concedido el visado para entrar al país.

El diplomático egipcio visitó Birmania por última vez en noviembre de 2006, y en aquella ocasión se entrevistó con el jefe de la Junta Militar, general Than Shew, y con la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, líder opositora bajo arresto domiciliario desde 2003.

Birmania está gobernada por los militares desde 1962 y no celebra elecciones parlamentarias desde 1990, cuando el partido oficial perdió ante la coalición opositora encabezada por Suu Kyi, unos comicios cuyos resultados no reconocieron los generales.  

publicidad

¿Más muertos?

Por su parte el primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó hoy que el número de muertos en Birmania debido a la represión de la Junta Militar sobre los manifestantes por la democracia podría ser "muchísimo mayor" del anunciado.

El jefe del Ejecutivo británico hizo estas declaraciones tras haber mantenido conversaciones con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush y con su el primer ministro chino, Wen Jiabao.

"Quiero condenar de forma absoluta el espantoso nivel de violencia empleado contra los birmanos. Me temo que las pérdidas humanas han sido muchísimo mayores de lo que se ha anunciado hasta la fecha", indicó Brown.

Las autoridades de Birmania señalaron que fueron nueve los fallecidos ayer, jueves, a consecuencia de la represión violenta de la Junta Militar para disolver las manifestaciones por la democracia en Rangún.

Llamado de otros países

De otro lado, el gobierno francés informó hoy de que ha pedido a China, Rusia y los países asiáticos, en particular los de la ASEAN, que presionen a la Junta Militar birmana para que deje de recurrir a la violencia contra los manifestantes y libere a los presos políticos.

Francia llama a "todos los países que pueden tener una influencia sobre el comportamiento de las autoridades de Birmania a utilizar sus contactos y canales de comunicación" para que haya "contención", dijo un portavoz del Ministerio francés de Exteriores.

publicidad

Preguntado sobre eventuales sanciones contra la Junta Militar, el portavoz reiteró que, a juicio de París, tendrían que ser tomadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, presidido este mes por Francia, para que tengan la máxima eficacia.

Lo que no quita, añadió, que Francia participe con sus socios de la Unión Europea en consultas sobre el reforzamiento de las sanciones europeas.

Pero Rusia considera prematuro hablar de sanciones contra Rangún, mientras que China, principal aliado de la Junta birmana, ha llamado a la moderación pero no ha condenado la represión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad