publicidad

Temen epidemias en Birmania

Temen epidemias en Birmania

La falta de agua limpia es la mayor amenaza a la vida en los próximos días en Birmania, reiteró la Cruz Roja Internacional.

Enfermedades en puertas

GINEBRA, Suiza - La falta de agua limpia es la mayor amenaza a la vida en los próximos días en Birmania (cuyo nombre a partir de 1989 la junta militar lo cambió a Myanmar), reiteró la Cruz Roja Internacional sobre la situación en ese país asiático, azotado recientemente por un devastador ciclón.

Centenares de miles de víctimas de la tormenta necesitan agua urgentemente o corren el riesgo de contraer enfermedades como disentería, dijo el jefe de operaciones de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la media Luna Roja, Thomas Gurtner.

"Si no hay agua limpia disponible, esa va a ser la mayor causa de muertes en el ambiente tras el desastre", dijo Gurtner a The Associated Press.

"Los alimentos son urgentes también, pero uno muere en tres días por diarrea aguda. Uno muere de hambre en semanas", dijo. "Cuando uno determina las prioridades, lo inmediato es agua y albergue".

El último reporte de la ONU y otros organismos internacionales de asistencia, señala que el número de muertos y desaparecidos sobrepasa las 133 mil personas.

Los muertos de Nargis

De acuerdo con funcionarios del gobierno de Mianmar, al menos 43 mil personas murieron por el ciclón Nargis que azotó Birmania entre el 2 y el 3 de mayo, y la Cruz Roja estima que unas 2 millones han perdido sus casas y medios de subsistencia.

Organizaciones extranjeras de ayuda y medios de prensa han estimado que la cifra de fallecidos es mucho mayor que la ofrecida por el gobierno militar.

publicidad

"El asunto para nosotros no es tanto las cifra de muertos como aquellos sobrevivientes que básicamente se encaminan a la miseria total", dijo Gurtner. "Nosotros tenemos que concentrarnos en esas cifras, y determinarlas acertadamente".

Ayuda escasa

Agencias de ayuda han conseguido llegar apenas a entre 20 por ciento y 30 por ciento de las víctimas del ciclón, dijo Gurtner, y expresó preocupación por los 27 mil voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar, quienes están agobiados entregando la ayuda en el país.

Para "poder entregar agua limpia a centenares de miles de personas en el delta del Irrawaddy (se) requiere una operación mayor para la que no tenemos la capacidad material, logística o de personal necesarios", dijo.

Por su parte, Brasil anunció que enviará ayuda de emergencia en materiales y alimentos para las víctimas del ciclón.

La ayuda consistirá en 1 mil láminas de zinc, 50 carpas de lona, 1.9 toneladas de fideos instantáneos, 1.5 toneladas de pescado enlatado, 7,200 cajas de leche de larga vida y 2,800 camisetas, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.

Agregó que los productos serán enviados a Birmania entre el lunes y el martes en camiones que serán descargados en la frontera con Tailandia, desde donde los bienes serán transferidos a la zona afectada por el violento ciclón que golpeó el país asiático.

publicidad

Médicos en la zona

Treinta médicos y enfermeras de Tailandia, país fronterizo con Birmania, partieron el sábado hacia Rangún para atender a supervivientes del ciclón Nargis, anunció el ministerio tailandés de Sanidad.

Los treinta forman parte del centenar de trabajadores sanitarios asiáticos que la junta militar birmana autorizó a entrar en el país, tal como anunció el viernes el comisario europeo de Desarrollo, Louis Michel.

Doce enfermeras y 18 médicos tailandeses embarcaron en un avión militar hacia Rangún con 230 mil dólares de material médico, indicó el secretario permanente del ministerio tailandés de Sanidad, Prat Boonyawongvirot.

Todos ellos poseen visados de dos semanas y en principio acudirán el domingo a las localidades devastadas por el ciclón Nargis a las afueras de Rangún.

Después de 12 días

Un grupo de médicos indios llegó ya a Birmania y otros más, también asiáticos, se espera que lleguen durante el fin de semana.

Las organizaciones humanitarias y las agencias de la ONU esperan desde hace varios días la entrega de visados para sus trabajadores pero la junta, celosa de su soberanía, rechaza operaciones masivas de socorro llevadas a cabo por extranjeros, especialmente occidentales.

El ciclón dejó a su paso por el sur de Birmania más de 133 mil muertos y desaparecidos, y unos dos millones de damnificados, la mayoría de los cuales aún no ha recibido ayuda, según la ONU.

publicidad

Londres indignado

El primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, acusó a la Junta Militar que gobierna Birmania de dar un trato "inhumano" a las víctimas del ciclón Nargis.

"Esto es inhumano. Nos hallamos ante una situación intolerable causada por un desastre natural", declaró Brown al Servicio Mundial de la cadena pública británica BBC.

El primer ministro británico lamentó que el desastre se haya convertido en "una catástrofe provocada por el hombre debido al trato negligente e inhumano dado al pueblo birmano por un régimen que ni hace, ni permite a la comunidad internacional hacer".

Según el mandatario laborista, "la responsabilidad recae en el régimen birmano y es él quien debe rendir cuentas".

Discrepan números

Aunque la Junta Militar cifra las víctimas mortales causadas por el ciclón en 78 mil personas, la Cruz Roja eleva ese número a 128 mil y la ONU a 100 mil.

La ONU trata de convencer al Gobierno de Birmania de que cambie de actitud ante las críticas internacionales a su inadecuada operación de ayuda a los millones de damnificados del ciclón Nargis.

La distribución de ayuda internacional se ha visto obstaculizada por las restricciones impuestas por la Junta Militar que gobierna el país desde hace más de cuatro décadas, que también ha limitado el número de visados otorgados a los cooperantes extranjeros.

publicidad

Negocian permisos

El enviado especial de la ONU, John Colmes, llegó el fin de semana a Birmania para convencer a la Junta Militar de que permita la entrada de cooperantes internacionales a las zonas afectadas por el tifón Nargis.

Holmes, jefe de asuntos humanitarios de la ONU, porta además una carta del secretario general de la organización internacional, Ban Ki-moon, para el líder birmano, general Than Shwe.

Than Shwe ha rechazado conversar telefónicamente con Ban Ki-Moon, quien el lunes pasado indicó que la respuesta birmana al desastre se había realizado con una "lentitud inaceptable".

Temores en aumento

La ONU teme que hasta 2.5 millones de birmanos padezcan los efectos del ciclón, que destruyó sembrados de arroz y reservas de alimentos en el sur del país, además de causar la muerte de unas 78 mil personas, mientras que otras 56 mil han sido dadas por desaparecidas.

Según fuentes de las Naciones Unidas, sólo un diez por ciento de los afectados están recibiendo asistencia.

Por su parte, la organización británica "Save the Children" apunta que entre los afectados hay unos 30 mil niños menores de cinco años en la zona del delta del Irrawady que podrían morir de hambre.

La visita del diplomático británico se produce ante las crecientes críticas de los gobiernos mundiales a la negativa de las autoridades birmanas a permitir la entrada de personal extranjero, al menos a gran parte de ellos, en el país.

publicidad

Respuesta cuestionada

La actitud de las autoridades birmanas, que denuncian la presencia de "barcos de guerra" extranjeros en sus costas, ha sido calificada de "inhumana" por el primer ministro británico, Gordon Brown, quien señaló que la Junta Militar deber ser responsabilizada por su negativa a socorrer con rapidez a su propio pueblo, mientras que Francia habla de un crimen contra la humanidad.

Por otro lado, los vecinos y socios de Birmania en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) tratarán el lunes de negociar con el representante birmano, el ministro de Exteriores, Nyan Win, sobre la asistencia humanitaria.

A la reunión en Singapur acudirán los ministros de Asuntos Exteriores de los diez países que integran el grupo regional (Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam).

Se teme que la ASEAN, que defiende la no injerencia en los asuntos internos de sus miembros, no presione a la Junta Militar para que reciba a los ayudantes del extranjero, una dificultad que aparentemente no afecta a personal del grupo regional.

Cómo ayudar a Birmania

Una serie de organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales trabajan para acudir en ayuda de las cientos de miles de víctimas del ciclón Nargis en Birmania.

Aquí encuentra algunas direcciones en internet.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad